| Artículos | 01 ABR 1995

Los primeros Pentium OverDrive no responden a las expectativas creadas

Tags: Histórico

Si la posibilidad de actualización a tecnología Pentium fue uno de los mensajes esenciales para la venta de sistemas 486, con la llegada de los Pentium OverDrive, la actualización de dichos equipos puede convertirse en el objetivo nunca alcanzado. Los primeros Pentium OverDrive aparecidos en el mercado no ofrecen, tal como era de esperar, las mismas capacidades que un Pentium, alcanzando como mayor logro las prestaciones de un 486DX4 a 75 MHz. Asimismo, no sólo la actualización no presenta los resultados esperados sino que, en ciertos sistemas, ni siquiera es posible su instalación.

Al igual que otros chips de actualización, el Pentium OverDrive basa su tarea en multiplicar la velocidad del bus, por 2,5 en este caso. Así, las versiones iniciales del chip funcionan con sistemas 486 con buses a 25 MHz, mientras que a mediados de año aparecerán los orientados a buses de 33 MHz. Sin embargo, las pruebas comparativas realizadas señalan cómo los resultados de los equipos con Pentium OverDrive son equiparables

a los de un Pentium a 60 MHz en condiciones óptimas y, estas últimas, raramente se dan. En este sentido, el laboratorio de PC World España ha realizado pruebas sobre los nuevos OverDrive de Intel, por lo que el lector puede consultar el Primer Contacto incluido en esta misma revista.

A ello se une la considerable variación en el precio, ya que Intel ofrece el Pentium OverDrive a 63 MHz por 449 dólares, mientras que el DX4 OverDrive a 75 MHz cuesta 299 dólares (40.000 ptas. aprox.).

Un segundo nivel en la problemática se centra en la utilización de los buses de datos de 32 bits de los equipos 486 con los del Pentium a 64 bits. La solución aportada por Intel se basó en equipar la actualización con caché write-back de alto desarrollo, que finalmente hubo de completarse, debido a razones de compatibilidad, con el modo write-through. Según las pruebas realizadas en los equipos, el primero de los modos caché supone una mejora del 15 por ciento sobre el segundo, aunque únicamente en condiciones óptimas alcanza los niveles de un Pentium. Sin embargo, y dada la tardía aparición del soporte write-back, sólo un 10 por ciento, aproximadamente, de los sistemas 486 DX2-50, 486DX-25, 486SX2-50 y 486SX-25 están preparados para el mismo.

Por otra parte, ciertos equipos que aparecían bajo la etiqueta Pentium Upgradable fallaron en el momento de llevar a cabo la misma. Sus fabricantes se excusan en el hecho de no disponer de un verdadero chip hasta hace escasos meses, con lo que los sistemas no pudieron ser probados. En 1992, Intel inició el suministro de la especificación para actualizar el Pentium, aunque hasta noviembre de 1993 no se dio la posibilidad de probar la compatibilidad de los equipos, a través de un simulador que llevaba a cabo la emulación del chip.

Si se quiere buscar un culpable, tanto Intel como los fabricantes de equipos pueden contarse entre ellos. El primero por ofrecer una actualización que alcanza los niveles de un Pentium a 60 MHz únicamente en condiciones ideales. Por su parte, los fabricantes aprovecharon un reclamo importante para sus ventas, conjugándolo con un cálculo incorrecto acerca del número de usuarios interesados en la futura actualización, y en la posibilidad de que la especificación cambiara con el tiempo.

Como único consuelo para aquellos cuyos equipos no pueden beneficiarse, por el momento, de la actualización, Intel ha señalado que durante el próximo año aparecerán nuevos Pentium OverDrive que sí alcanzarán las expectativas prometidas, algo que este fabricante norteamericano ya consiguió con los OverDrive para sus procesadores de las gamas DX2, SX2 y DX4.

Intel desvela nueva información sobre el P6

La futura arquitectura de procesador de 2,9 voltios de Intel, el P6, que operará a 133 MHz, hará su entrada en el mercado durante la segunda mitad del año, aunque no se espera que haya productos equipados con el mismo hasta mediados de 1996. El P6 se orienta hacia los mercados de sistemas multiproceso y estaciones de trabajo de gama alta; además, mantiene el grupo de instrucciones x86, con lo que las aplicaciones para este tipo de sistemas serán compatibles con el futuro procesador. Sin embargo, su diseño multichip conllevará que los vendedores realicen ciertos cambios en las placas madre para su incorporación, lo que podría verse traducido en la ralentización del proceso de disponibilidad de equipos.

Una de las principales novedades que incorpora el chip es la Ejecución Dinámica, incluída ya en los procesadores K5 de su competidor AMD. Esta asocia varias tecnologías, tal como predicción de saltos múltiple, análisis de los flujos de datos y ejecución especulativa, y su efecto es alimentar constantemente las unidades de tratamiento del P6. Mediante la misma, se aumenta el volumen de trabajo puesto a disposición del microprocesador para tratamiento, gracias a la predicción de saltos múltiples; mientras que el análisis de los flujos de datos planifica las instrucciones a ejecutar independientemente del orden inicial del programa. Por último, la ejecución especulativa permite al P6 alcanzar tasas de ocupación máximas para su motor superescalar, ejecutando las instrucciones susceptibles de ser requeridas.

A diferencia del resto de los estándares, el P6 aloja dos chips en un mismo encapsulado, ya que su encapsulado estándar PGA de dos ranuras contiene un P6 y un chip memoria caché de segundo nivel (L2) de 256 KB, que comunican entre sí a través de un bus de 64 bits.

Intel ha decidido también fabricar por si mismo la RAM estática de alta velocidad (SRAM) que será incorporada en el procesador, y que se cifrará en 10 nanosegundos aproximadamente. Así, la SRAM de nivel 2 de 256 KB será síncrona, con lo que alcanzará la misma velocidad que el procesador. Además, el P6 dispondrá de caché on-chip de 16 KB.

En cuanto a futuros más lejanos, Intel ha anunciado que el P7 se convertirá en el primer fruto de la alianza firmada con Hewlett-Packard durante el pasado año 1994. Este procesador de 64 bits aparecerá en el mercado durante 1997, soportará el conjunto de instrucciones VLIW (Very Long Instruction Word) y estará basado en la tecnología PA-RISC de HP, alcanzando un máximo de mil millones de instrucciones por segundo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información