| Artículos | 01 ABR 2011

Los PLC se aceleran

Tags: Histórico
D-Link DHP-500AV
Oscar G. Peinado.
Hasta ahora los adaptadores PLC para extender la red local a través de los enchufes suponían un cuello de botella incluso para las redes Wi-Fi de tipo n. Los nuevos DHP-500AV de D-Link ya ofrecen velocidades de hasta 500 Mbps.
Los adaptadores Homeplug van ganando popularidad poco a poco, tanto para extender la red inalámbrica a zonas de sombra de la casa, como para crear redes completamente autónomas. Su mayor problema es la velocidad, pues, hasta ahora, funcionaban a 200 Mbps, lo que quedaba muy lejos de los 1.000 Mbps de una red Gigabit Ethernet e incluso por debajo de las redes Wi-Fi/n que alcanzan los 300 Mbps. Aunque superan a las Fast Ethernet de 100 Mbps y las Wi-Fi/g de 54 Mbps.
La nueva norma HomePlug AV permite incrementar notablemente la velocidad de los dispositivos PLC, llevándolos hasta 500 Mbps, lo que garantiza que no serán un cuello de botella para las redes Wi-Fi y permitirán sobrado ancho de banda para aplicaciones de streaming de vídeo en alta definición.
El modelo DHP-500AV, o PowerLine AV 500, es, por el momento, el único del catálogo de D-Link que ofrece esta velocidad. Corresponde a la configuración más sencilla posible, con una toma de red Ethernet y una clavija para conectarlo al enchufe, careciendo de otra base de enchufe para no dejar ocupada la toma de corriente (lo que se conoce como passtrough). Otros modelos de la gama de 200 Mbps de D-Link sí ofrecen esta interesante característica, por lo que suponemos que se incluirá en futuros productos. Además, por su tamaño, entorpece a las tomas contiguas cuando se usa en una regleta.
Para configurarlo sencillamente y de forma segura, cuenta con un botón WPS de encriptado de datos AES de 128 bits, bastando con pulsar el botón en dos de los equipos conectados para que se configure automáticamente y de la forma más sencilla. Dispone también de tecnología QoS para priorizar el tráfico de las aplicaciones en tiempo real, lo que permite que el vídeo y el audio se transmitan con suavidad y sin interrupciones.
La instalación no puede ser más sencilla: necesitaremos al menos dos dispositivos PLC. Uno de ellos lo conectaremos a un enchufe cercano al enrutador, conmutador o similar, y lo conectaremos a cualquier puerto de red. El resto de los adaptadores PLC los conectaremos en tomas de corriente cercanas a los ordenadores que queramos poner en red y el cable Ethernet lo conectaremos a estos ordenadores (o cualquier otro dispositivo). No hay un emisor y un receptor diferenciados, por lo que cualquier PLC puede ir en ambos extremos y sólo hay que hacer dos conexiones.
Automáticamente los dispositivos se identifican y pueden empezar a utilizarse sin necesidad de configuración alguna. Con los dispositivos se incluye un CD que, además del manual, incluye una utilidad para hacer uso de funciones adicionales, como cambiarles el nombre, comprobar la velocidad a la que están funcionando, o cambiar las claves de encriptación.
Una vez instalados, la comunicación no se diferencia de una conexión por cable Ethernet y nos permite ver películas Full HD en streaming con total suavidad.
Para montar una red PLC serán necesarios como mínimo dos adaptadores, por ello D-Link comercializa el kit DHP-501AV, que incluye ambos y tiene un precio de 129 €, mientras que las unidades adicionales como el DHP-500AV que hemos probado se venden por 69 € cada una, de manera que se obtiene un ahorro de 9 euros en la compra del kit.


*****
DHP-500AV | D-Link
www.dlink.es
P.V.P: 69 EUR.
LO MEJOR: Velocidad.
Instalación trivial.
LO PEOR: No Passtrought.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información