| Noticias | 13 FEB 2001

Los libros electrónicos se resisten a venderse

Tags: Histórico
Los e-books son pesados, caros y delicados, o al menos ese es el concepto que en general tiene la gente de estos dispositivos, a pesar de que numerosas compañías tecnológicas importantes hayan volcado sus esfuerzos en desarrollarlos.
PC World
Ni el tan conocido nombre de estas compañías, ni la enorme promoción que se ha llevado a cabo, han conseguido generar la atracción sobre lo que se consideraba en su lanzamiento el formato del siglo XXI para la literatura.
Como afirmó el analista Robert Hertzberg, "la lectura de un libro no es más que eso…pero de esta forma es más caro, más pesado y menos divertido. Por esta razón no representa un buen motor de arranque para su comercialización".
En esta primera etapa, pocos han sido los usuarios que han conseguido despegarse del libro tradicional, de la tinta y el papel de siempre. Las ventas apenas superan los 96 millones de dólares. Los consumidores se han echado atrás en parte por el precio, ya que sólo el texto venía a costar lo mismo que el libro tradicional completo. En principio los dispositivos rondan el precio de 100 dólares y vienen a pesar tanto como un ejemplar de tapa dura.
Otro de los problemas que aparece es la escasez de títulos disponibles en formato digital, así como la dificultad de lectura que ofrecen las pantallas de estos dispositivos y el tamaño de estas. Todo ello sin hablar del problema que puede ocasionarse por la incompatibilidad con los formatos de software.
Los libros electrónicos son dispositivos diseñados para sustituir la gran cantidad de páginas impresas por versiones digitales. En lugar de tener que buscar o coger un libro de una estantería, los bibliófilos pueden acceder a uno o más libros dentro de su lector electrónico, y borrarlos en el momento que consideren oportuno.
Descargarse los libros de la Red puede ser, de todas formas, incómodo. Los libros digitales en el formato de lector de Microsoft, por ejemplo, han de ser descargados en primer lugar en un ordenador de mesa o a un portátil, para luego pasarlo al lector adecuado.
Los analistas afirman que es muy probable que este tipo de libros sean usados en su mayoría como libros de texto o de consulta, más que para entretenimiento, ya que un e-book permite la búsqueda por palabra clave y es fácil de utilizar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información