| Noticias | 11 FEB 1999

Los fotomatones se digitalizan y arrinconan el revelado químico

Tags: Histórico
¿Quién no ha utilizado alguna vez alguno de los fotomatones callejeros para completar el currículum, renovar el DNI o conservar el recuerdo de una persona querida? La informática ha entrado en estos populares dispositivos: el Metro de Barcelona está instalando cabinas digitales con videocámaras que procesan las fotos en 40 segundos. El revelado químico tiene los días contados.
Joan Carles Ambrojo

Las cabinas digitales DPS, desarrolladas por Cialit, realizan fotografías personales en varios tamaños. Tras captar la imagen, el software especializado la trata, la compone y ajusta los niveles de blanco y de color y la reduce a la medida adecuada para el tipo de documento o formato deseado. La asistencia al usuario se realiza a través de un monitor y un sistema de voz electrónico. Una vez efectuado el cobro del servicio el cliente puede escoger entre las imágenes captadas y da la orden de imprimir.

En el interior de los fotomatones reside un completo equipo informático: una videocámara programable Mitsubishi de alta resolución (470.000 píxels), dotada con autofoco, una impresora fotográfica CP 7000DSW con tecnología de sublimación (288 dpi) con transferencia digital de imagen vía protocolo SCSI y un ordenador especializado PC DPS con procesador Pentium II 300 MHz, 3,2 GB en disco, 64 MB RAM y 4 MB VRAM.

El hardware incluye una tarjeta digitalizadora Matrox Meteor y el dispositivo de sonido Sound Blaster. El software, de desarrollo propio, se encarga de controlar toda la producción, desde la captación la imagen al procesado, el registro de operaciones y de las anomalías que se produzcan en el aparato. Por ejemplo, el sistema se encarga de posicionar la cámara, iluminar la escena o activar una alarma antiintrusismo.

La empresa Cialit, importadora de los minilaboratorios QSS y propietaria de la cadena de franquicias Foto Sistema, se encarga de la instalación, mantenimiento y explotación de las 56 nuevas cabinas fotográficas digitales que se instalan en más de la mitad de las estaciones de la red de Metro de Barcelona. Este contrato supone la inversión de 163 millones de pesetas. Esta compañía considera que este tipo de instalaciones digitales suponen un importante ahorro de tiempo de espera y un incremento de la calidad de revelado. También destaca los aspectos ecológicos de estas cabinas: ?Al no utilizar productos químicos se evitan malos olores y las manchas tanto en la máquina como en el pavimento?.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información