| Noticias | 18 MAY 2009

Los estadounidenses no renuncian a la banda ancha ni en tiempos de crisis

En tiempos de crisis o dificultades económicas, los usuarios recortan gastos extraordinarios, pero no están dispuestos a quedarse sin su conexión de banda ancha a Internet. Al menos así piensan los estadounidenses, según ponen de manifiestos dos recientes estudios.
Arantxa Herranz

Los estadounidenses no renuncian a sus conexiones de banda ancha ni en tiempo de crisis. Según dos estudios llevados a cabo por Ovum Research y Pike and Fischer, los consumidores recortan gastos extraordinarios como el gimnasio, pero no quieren quedarse sin conexión a Internet en casa, porque consideran que es fundamental para una serie de aplicaciones gestionadas.

La pregunta que planteaba Ovum era qué servicio eliminarían de sus gastos actuales: la línea fija, el teléfono móvil, la conexión a Internet o una combinación de varios aspectos. “Cuando miras los resultados, ves que los usuarios son muy reticentes a dejar de tener su conexión de banda ancha”, asegura John Lively, vicepresidente de Ovum. “La banda ancha es una gran utilidad aunque sea sólo para el entretenimiento o para tareas tan cotidianas como consultar el correo electrónico o la previsión del tiempo”. Por eso, Ovum considera que Internet es ya parte de la vida de los ciudadanos y que se parece al nacimiento de la televisión por cable hace 20 años. “En aquel entonces, la gente renunciaba al teléfono antes que a la televisión, para estar entretenidos. Ahora, con Internet te entretienes de otra manera y tienes muchas más utilidades”.

Por su parte, el estudio llevado a cabo por Pike and Fischer muestra la misma tendencia. Según su estudio “Household Telecom Spending and the Economic Crisis: A Consumer Survey”, el 30 por ciento de los estadounidenses ven en su conexión de banda ancha el servicio que dejarían de tener en último lugar, incluso en esta situación económica.

Además, sólo 1 de cada 10 asegura que no pagaría más por su conexión a Internet, mientras que otro 10 por ciento cree que va a cambiar de proveedor de servicio antes de que acabe el año.

Los datos de la encuesta “sugieren que los consumidores ven en las conexiones a Internet una herramienta de comunicación vital, pese a que no están dispuestos, puedan o no, a pagar más ni siquiera por mayores velocidades”, explica Scott Sleek, autor del informe.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información