| Noticias | 17 FEB 2012

Los derechos de autor pierden ante la Corte Europea

Tags: Histórico
La Corte Europea de Justicia establece que los sites de redes sociales no están obligados a instalar filtros de propósito general.
PCWORLD PROFESIONAL

Los propietarios de derechos de autor no pueden forzar a los sites de redes sociales a instalar filtros para prevenir la compartición ilegal de archivos, según la norma que acaba de dictar la Corte de Justicia Europea (ECJ).

“El propietario de una red social online no puede ser obligado a instalar un sistema de filtrado general, cubriendo a todos sus usuarios, para prevenir el uso ilegal de trabajos musicales o audiovisuales”, sostiene el juez en el caso de SAMBAM contra Netlog.

La corte ha decidido que forzar a las websites a introducir estos filtros rompería los derechos de los usuarios a la protección de sus datos personales y a su libertad para recibir o enviar información.

SABAM, compañía belga de gestión de música que representa a los autores, compositores y editores, interpuso una denuncia contra Netlog, plataforma de red social online,  por permitir a sus usuarios compartir música y videoclips en su web.

Según SABAM, esta red social permite a los usuarios acceder a trabajos con derechos de autor de forma pública y sin el consentimiento de SABAM, y sin que Netlog pague ningún precio. En junio de 2009, SABAM pidió a la Corte de Primera Instancia de Bruselas que ordenara bloquear el intercambio de música y audiovisuales del repertorio de SABAM y pagara una multa de 1.000 euros por cada día de retraso en cumplir con esta orden. Pero Netlog adujo que esa orden sería equivalente a la obligación de vigilar a todos sus usuarios, lo que está prohibido por la Directiva sobre E-Commerce.

La Corte de Primera Instancia trasladó el asunto a la Corte de Justicia que decidió que, para cumplir con la petición de SABAM, Netlog tendría que instalar un sistema de filtrado que examinara todos los archivos alojados en sus servidores por todos los usuarios, identificar los archivos que pudieran contener trabajos con copyright, determinar cuáles de estos archivos eran ilegales y entonces impedir que estuvieran disponibles.

Esta supervisión preventiva podía potencialmente limitar la libertad de información, asegura la Corte. Y más aún, esta vigilancia no tendría un tiempo limitado, sino que afectaría a todos los delitos futuros y tendría que proteger no sólo los trabajos actuales sino también los futuros. Ello supondría a Netlog tener que instalar un sistema informático permanente, complicado y costoso para sus propios intereses, lo que sería un delito contra la libertad de Netlog para dirigir su empresa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información