| Artículos | 01 JUN 2007

Los datos clínicos en un sistema centralizado y móvil

Tags: Histórico
Torrevieja Salud ofrece información clínica que admite dispositivos móviles
Uno de los sectores que ha introducido más novedades en tecnologías digitales es el de la salud. Diferentes hospitales españoles adaptan sus tradicionales sistemas de gestión manual de la información clínica a completas herramientas digitales. En la Comunidad Valenciana, Torrevieja Salud da un paso de gigante con la creación de un sistema médico global que, además de gestionar la información clínica de los pacientes, integra los sistemas automatizados de análisis y pruebas, junto a nuevas posibilidades de gestión remota de la información.

Torrevieja Salud UTE se encarga de la prestación de los servicios de atención sanitaria integral, que comprende la asistencia de atención especializada, tanto hospitalaria como ambulatoria, y la asistencia de atención primaria para los habitantes de diferentes municipios cercanos. El Hospital de Torrevieja en la Comunidad Valenciana, que abrió sus puertas en el mes de octubre de 2006, ha querido incorporar el sistema de gestión hospitalaria más avanzado del país y que ofrece una gestión integral de las historias clínicas y los procesos médicos. Torrevieja Salud es de forma más precisa un hospital de referencia en la región y una red de salud con catorce centros periféricos. Acaba de cumplir los seis meses de actividad como grupo atendiendo pacientes y dando servicios y su experiencia en el sistema tecnológico puesto en marcha está resultando un éxito, tanto entre los médicos involucrados, como entre los pacientes. Aunque se trata de un proyecto en el que se está trabajando desde el año 2004, cuando se empezaron las fases de planificación y diseño, lleva en funcionamiento menos de un año.

Adiós al papel
Uno de los elementos que permite ofrecer una correcta asistencia y funcionar bien como empresa es la tecnología. El objetivo del proyecto que se ha puesto en marcha es que todo el hospital, la información, los procesos y los profesionales tenían que trabajar utilizando sistemas de información y las últimas tecnologías clínicas totalmente integradas. El objetivo era prescindir por completo del papel por lo que los archivos en documentos impresos actual es muy pequeño, archivándose exclusivamente los documentos donde tiene que firmar el paciente y que la ley obliga a guardar. Se estuvo trabajando en esta idea con la ayuda de Microsoft para enfocar adecuadamente el proyecto. Para ello, se realizó una planificación de hardware muy importante. “Ahora mismo contamos con una base instalada de unas 650 estaciones de trabajo fijas (ordenadores de alta gama), unas 400 impresoras, 50 estaciones móviles y un CPD soportando toda la instalación con cerca de 35 servidores”, aclara Miguel Ortiz García, director de Sistemas de Información de Torrevieja Salud. “Toda la instalación se gestiona mediante sistemas de alta disponibilidad y se han incorporado novedades como la radiología digital en todo el hospital, por lo que ya no se imprime ninguna placa, ni se utilizan negatoscopios”, comenta. Además cuentan con un programa para la gestión de las historias clínicas y los procesos hospitalarios, que han desarrollado dentro de la compañía con el apoyo de Microsoft. Se trata de un desarrollo de software propio en el que se han invertido más de 20.000 horas de trabajo, durante casi dos años.
Además de los colaboradores tecnológicos en el terreno especializado de la saludo, el proyecto ha contado con el apoyo de Microsoft en cuanto al sistema y de Servicom a nivel de infraestructura. Como empresa de ingeniería de sistemas ha aportado la experiencia en el diseño de la red, de los sistemas de alta disponibilidad, los planes de explotación y en las políticas de seguridad. En el terreno del hardware ha sido HP la que ha colaborado en definir los sistemas.

Del proceso manual al sistema digital
Antes de poner en marcha el proyecto, la atención primaria se cubría a través de procesos plenamente manuales. La gestión de los procesos que se cubrían en otros hospitales se realizaba también por procesos manuales, aunque se tratase de atención especializada. Así, se han introducido en el sistema todas las tareas de la clínica. El médico trabaja con el ordenador, toda la información del paciente está en el ordenador y los resultados diagnósticos se piden a través del sistema y se devuelven a través del sistema. Anteriormente, si era necesaria una analítica, el médico rellenaba un papel solicitando el servicio. Este documento llegaba a manos del técnico sanitario a través de un sistema interno del hospital o mediante el propio paciente. Se realizaba la extracción, el técnico situaba una ficha sobre el recipiente de la analítica y lo enviaba al laboratorio. Así, se llevaba a cabo el análisis y el laboratorio devolvía un informe con el nombre del paciente directamente al médico o a través del propio paciente. Así era el proceso de una analítica con el sistema tradicional.
Con el nuevo sistema, una analítica se lleva a cabo sobre los mismos pasos, pero introduciendo todos los datos a través de una solución informática. El médico abre en su ordenador la historia clínica del paciente, solicita una analítica como si enviara un mensaje de correo electrónico y queda pendiente de su revisión hasta que se introduzca el informe del laboratorio. El paciente entonces acude a hacerse la extracción y ésta es registrada en el sistema mediante un código de barras. Así, se envía al laboratorio que realiza la analítica e introduce su informe para que el médico pueda consultarlo desde su despacho. Esta analítica puede ser realizada además de forma automática por una máquina de análisis que registrará de forma inmediata los resultados en el sistema a través de una completa solución electrónica, mientras el técnico del laboratorio sólo tiene que validar los resultados.
Este proceso es igualmente válido para cualquier tipo de petición clínica, análisis, radiografías y otros servicios. Una radiografía puede ser solicitada por el médico directamente desde su ordenador y la máquina que va a realizar la radiografía recibe una orden de forma directa. Cuando el paciente llega a la máquina pasa el código de barras de la petición antes de entrar al aparato de rayos-x, que ya conoce los datos de la radiografía que tiene que hacer. Una vez hecha la radiografía, la imagen digital puede ser consultada por el médico desde su ordenador, sin necesidad de que exista una radiografía “física”.

Movilidad como una nueva dimensión
Con este sistema como base, en seis meses se ha conseguido poner en marcha también un proyecto de movilidad, que involucra tanto a los profesionales como a los pacientes. En el campo de las labores médicas dentro del hospital y los centros de salud se ha introducido un sistema que permite que los facultativos puedan tener acceso a todos los datos clínicos desde diferentes estaciones de trabajo.
Pero también se ha puesto en marcha un proyecto de movilidad fuera de los hospitales con el objetivo de que un médico pueda gestionar los datos del enfermo desde el hogar del paciento o desde el domicilio del médico, igual que si lo hiciera dentro del hospital. De este modo, es posible que el médico acceda a la base de datos en cualquier lugar, pudiendo enviar o revis

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información