| Artículos | 14 NOV 2007

Los contratos VPN: el enlace perdido

Tags: Histórico
Arantxa Herranz
Ampliar el acceso a las redes privadas virtuales (VPN) a los socios, consultores y contratistas se está convirtiendo en una parte y parcela importante de algunos negocios modernos. Es más, la extranet es un nuevo concepto integral de Nuevo Centro de Datos. El problema es que no todas las compañías amplían el acceso VPN de manera tan segura como debieran. Muchas de ellas ofrecen la tecnología pero fallan a la hora de especificar de manera muy clara qué es lo que pueden hacer los visitantes y lo que no, porque infravaloran la necesidad de establecer un acuerdo del uso de la VPN.

 

Estos acuerdos también se conocen como Contratos de uso de la extranet y son esenciales para mantener la integridad de la red y proteger la compañía de los agujeros de seguridad, según muchos analistas. El principal beneficio de estos acuerdos es que establecen las reglas para las dos partes implicadas en el contrato, puesto que así ambas conocen qué se espera de ellas y las consecuencias que puede conllevar no cumplir con lo pactado.

Para ello, este tipo de acuerdo debe cubrir un amplio catálogo de detalles, como qué cantidad de acceso es aceptable y en qué horarios, qué usuarios deberían rectificar y revalidar sus conexiones a la VPN, así como qué tipo de dispositivos cliente están autorizados y en qué conexiones. Además, se debería especificar cómo la compañía va a hacer un seguimiento de todos estos detalles.

La necesidad de un acuerdo de uso es más acuciante con las redes VPN que utilicen la tecnología Layer 3 IPSec, puesto que está en juego toda la red y no sólo determinadas aplicaciones.

En este aspecto, algunas fuentes señalan que, con el fin de que este acuerdo cubra todas las áreas fundamentales y necesarias, sería conveniente que los departamentos de sistemas solicitaran la ayuda de muchas terceras partes para poder redactar al completo el acuerdo. Es decir, que no sólo se le debe pedir asesoramiento a los directivos de una empresa sino también a otros departamentos, como puede ser el de recursos humanos.

 

Cuestión de confianza

Un requisito previo para cualquier acuerdo de esta naturaleza es, sin duda, el haber establecido una confianza previa entre la empresa que proporciona el acceso VPN y las empresas que vayan a utilizar este servicio. Así, por ejemplo, hay clientes que buscan que su proveedor se base exclusivamente en estándares, con el objetivo de que todos sus socios de negocio no encuentren dificultades a la hora de acceder a los recursos para los que se les ha otorgado los correspondientes privilegios.

Estos acuerdos deben ser, eso sí, revisados con el paso del tiempo con el fin de garantizar ciertos privilegios y revocar aquellos cuyos contratos hayan finalizado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información