| Artículos | 01 MAY 2001

Los agentes del FBI pasarán por la"máquina de la verdad"

Tags: Histórico
El FBI ha empezado a utilizar el controvertido detector de mentiras para probar la honestidad de ciertos miembros de su plantilla, sobre todo, administradores de sistemas que tienen acceso a redes y bases de datos de especial importancia. El uso de tests con el denominado polígrafo se ha estado realizando en esta organización de forma aleatoria, pero tras el arresto de Robert Phillip Hanssen el pasado mes de febrero, uno de los escándalos más sonados de espionaje ocurridos recientemente, el FBI ha decidido tomar medidas más drásticas. Hanssen, agente del FBI, tenía acceso a bases de datos de contraespionaje clasificadas de alto secreto y se le acusa de haber estado pasando información detallada sobre las fuentes del sistema de inteligencia estadounidense y sus operaciones de vigilancia electrónica a Rusia desde 1985.
Éste es un caso original porque el agente utilizó sus conocimientos de informática para acceder a los sistemas de información del FBI sobre investigaciones en curso y comprobar si la organización había sido alertada de sus propias actividades. Otras instituciones como la CIA vienen utilizando habitualmente el polígrafo como método de selección de personal y para descubrir espías infiltrados en la organización. Sin embargo, la eficacia de este aparato, demostrada en la captura de personas que han traicionado secretos de estado, no está probada cuando se refiere a juzgar la conducta de personas “honestas”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información