| Artículos | 01 ABR 2011

Los 25 peores hábitos de tecnología

Tags: Histórico
Y cómo solucionarlos
Todo el mundo tiene un vicio en la tecnología. Que tire la primera piedra el que alguna vez no haya usado “contraseña” como contraseña, o llamado “prueba” a la primera vez que hacía un documento nuevo…

Con este reportaje queremos ir un poco más allá, remarcando los que pueden ser los peores hábitos y que pueden causarnos un daño permanente.
Sin más preámbulos, es hora de ponernos manos a la obra. Te presentamos nuestros peores 25 hábitos de alta tecnología.

1- Evitar software de seguridad
Así que pensaste que podrías vivir sin utilidades antimalware si tenías cuidado a la hora de hacer clic en los enlaces de las web y a la hora de decidir qué mensajes de correo electrónico abrir y cuáles no. ¿Es una buena (y eficaz) medida? Pues deberías utilizar algo (cualquier cosa) para proteger tu PC de los chicos malos, que están felices de tenerte como un objetivo. Puedes incluso comenzar con un software antivirus gratuito.

2- No hacer copias de seguridad
Lo más gracioso de las personas que reconocen que no hacen copias de seguridad es que siempre empiezan diciendo: “Yo sé que es malo, pero...” Escucha: todas las unidades de disco duro se rompen con el tiempo. Todas. Tu disco duro también.

3- Negligencia en las copias de seguridad
Un ladrón irrumpe en tu apartamento y te roba el portátil. No hay problema: acababas de hacer una copia de seguridad la noche anterior. Pero, espera, que también te ha robado tu unidad de copia de seguridad, porque estaba justo al lado del ordenador portátil. Así pues, debes almacenar tus datos en múltiples ubicaciones, con copias de seguridad automáticas programadas y manteniendo las unidades de disco duro alejadas del PC (y hacer un plan de copias de seguridad para prepararte para el peor de los casos).
Y por muy tentadora que puede ser la oferta, pon a los spammers fuera de las cosas importantes y haz caso omiso a sus mensajes de correo electrónico.

4- Responder al spam
¿Por qué los spammers hacen su trabajo? Porque la gente responde a sus mensajes en un porcentaje suficiente para que merezca la pena hacer el envío. Sí, hacer clic en el “bórrenme” de la lista es el equivalente a una respuesta (aunque en ciertas ocasiones, es recomendable si el mensaje procede claramente de una compañía legítima). Pero si no, como se suele decir, “si no eres parte de la solución, eres parte del problema”. Además de seguir estos consejos de sentido común, puedes dar un paso adicional y aprovechar los recursos en la lucha contra el spam con tu servicio de correo electrónico.

5- Viajar con un ordenador funcionando
¿Trasladas el equipo desde la cocina al salón mientras está funcionado? No hay problema. Sin embargo, trasladar tu PC encendido desde la oficina, en el metro, para una caminata larga y hasta por las escaleras de tu casa es una idea terrible. Los discos duros puede fallar y los ordenadores pueden recalentarse fácilmente en lugares estrechos. Apaga el ordenador. Windows ofrece una configuración personalizada para el botón de encendido y te permite apagar tu portátil cuando cierres la tapa.

6- El uso de un ordenador portátil en una cama
Utiliza tu portátil en la cama todo lo que quieras, pero cuando sales de ella es cuando empiezan los problemas. Las almohadas mullidas y similares (como un edredón de plumas) pueden bloquear los orificios de ventilación, provocar un sobrecalentamiento y acabar con tu PC. Es mejor que utilices un escritorio portátil o un libro para mantener alguna corriente de aire entre los dos. Además, puedes hacerte daño en tu cuerpo si estás escribiendo en una posición poco natural, así que presta atención a la ergonomía.

7- Imprimir todo
Si ya tienes un registro digital, ¿por qué necesitas imprimir? Incluso algunos documentos que requieren firmas pueden aceptar a menudo una firma digital que se crea en Microsoft Paint. Guarda los expedientes finalizados como archivos PDF para un transporte y archivo más fácil.

8- Llevar una cámara a la playa
Un grano de arena en el obturador o el mecanismo de zoom puede acabar con tu cámara. Si tienes que disparar junto a la playa, pon la cámara en un estuche resistente al agua o una bolsa de plástico. Mejor aún, hazte una cámara resistente al agua.

9- Dejar el portátil en el coche
Algunos ladrones vigilan las plazas y esperan a que los tipos de empresas dejen sus fundas del ordenador portátil en el coche, aunque sólo sea por unos minutos. Todo lo que tienen que hacer es romper una ventana y apoderarse de la funda, y se van en 10 segundos. O, tal vez, piensas que eres más inteligente y dejas el portátil en el maletero, fuera de la vista. Lástima que has esperado hasta llegar a tu destino final para hacerlo, donde los ladrones han visto tu actitud. Así pues, debes guardar tu equipo en el maletero antes de emprender viaje. Mejor aún, llévate el portátil contigo.

10- Guardar todos tus e-mail
10 Cada mensaje de correo electrónico que has recibido sigue en tu bandeja de entrada en orden cronológico. ¡Enhorabuena! Ahora tienes un registro histórico irrefutable de tus comunicaciones... y una garantía de que nunca vas a encontrar nada de importancia. Utiliza carpetas o etiquetas para organizar tu bandeja de entrada, y siéntete libre de utilizar la tecla Suprimir.

11- Aprende atajos de teclado
¿Sabías que algunas personas todavía no son conscientes de que Ctrl-C es copiar y Ctrl-V es pegar? No estoy diciendo que necesites aprender cada combinación Alt + Ctrl + Mayúsculas, pero cuanto más Alt-F4 sepas, más pronto podrá volver a casa. Deja el ratón y prueba unos pocos atajos de teclado para apagar el PC y mucho más, así como varios accesos directos específicos para Windows 7.

12- Instalación de demasiada basura
¿Por qué Windows va tan lento? Quizás hayas instalado tres clientes de mensajería instantánea y siete barras de herramientas del navegador en tu máquina. Una vez que algunas de estas cosas están instaladas, el daño ya está hecho, ya que muchas de estas aplicaciones dejan huellas que son imposibles de eliminar. Puedes tratar de desinstalarlas en la medida de lo posible, pero una limpieza de instalación de Windows suele ser la mejor apuesta.

13- Tirar recibos y garantía
La ley Null dicta que los productos de consumo siempre se rompen justo después de cumplirse su periodo de garantía. Sin embargo, a veces se rompen antes. Puedes arreglarlo... si guardaste el recibo. Mantenlos en una carpeta junto a tus registros médicos. Una vez que recopiles algunos recibos, puedes digitalizarlos y organizarlos.

14- Haz reservas on-line
¿Recuerdas cuando dormías en una tienda de campaña, para que pudieras ser el primero en tener una PlayStation 3? Tus padres están probablemente igual de orgullosos de este logro. Pero confía en nosotros: el gadget funciona igual 24 horas después. Probablemente puedes incluso hacer una reserva on-line y dejar que el producto llegue a tu puerta.

15- Pegar a tu equipo
Estás loco. En serio, Windows puede sacar lo peor de uno mismo, pero recuerda quelanzar, patear o pegar a un PC no ayuda. Y estos golpes pueden suponer tener que dedicar unos pocos cientos de euros por un ordenador nuevo, lo que te hará sentir peor. Así pues, medita po

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información