| Artículos | 01 MAY 2011

Los 15 errores tecnológicos más comunes en las PYMEs y cómo evitarlos

Tags: Histórico
Si no eres precisamente un experto en tecnología, la idea de comprar, mantener y asegurar la tecnología para tu negocio puede llegar a ser confusa y alarmante. Aunque tengas una idea aproximada de lo que deberías hacer, ¿qué hay de lo que no deberías hacer? ¿Lo sabes?

Todo, desde no hacer copias de seguridad de tus datos a utilizar de manera incorrecta herramientas de redes (o directamente no utilizarlas) a trabajar con software pirata, puede afectar a tu negocio de un modo muy negativo. A continuación te contamos los 15 errores tecnológicos más frecuentes que suelen cometer las pequeñas empresas y qué necesitan para que no vuelvan a ocurrir.

1- Confiar demasiado en la nube
La nube es un excelente recurso para los pequeños negocios. Es asequible para la mayoría de las empresas la mayor parte del tiempo; y permite accede a datos cuando no estás en la oficina. Sin embargo, apoyarse demasiado en los recursos en la nube puede ser peligroso, pues significa que tienes todos tus datos importantes en las manos de otra persona o compañía.
Incluso Flickr, de Yahoo, recientemente borró accidentalmente una cuenta de usuario que tenía más de 4.000 fotos almacenadas en ella, debido a un simple error humano. Afortunadamente, Flickr pudo arreglárselas para recuperar completamente la cuenta, pero tú podrías no ser tan afortunado.
Aunque la nube es un gran sitio para visitar, no deberías hacer que se convierta en tu hogar permanente. Los dispositivos NAS y los servicios de almacenamiento en la nube, incluyendo Box.net, están entre los productos que pueden ayudarte a elaborar una sólida estrategia de almacenamiento. Eso sí, siempre guarda tus datos importantes en múltiples lugares, incluyendo discos duros físicos, preferiblemente aquellos que son virtualmente indestructibles, como los discos duros externos a pruebas de desastres.

2- Errores al hacer backup apropiadamente
Al hablar de hacer backup de datos, las estrategias de backup no sirven de nada si no las utilizas. Desafortunadamente, muchas personas y negocios fallan en este paso fundamental y algunas veces esto se vuelve en su contra. Recuerda que tener un disco duro físico o una cuenta de almacenamiento basada en la nube no te ayudará si fallas a la hora de asegurar con copias de seguridad tus datos y tu tecnología más relevante.
La buena noticia es que los programas de backup se pueden ocupar de ello. Establece backups frecuentes y regulares automáticamente para tus datos, de ese modo no tendrás que recordar hacerlo manualmente. La necesidad de establecer una buena estrategia de backup es especialmente crítica si el tuyo es un pequeño negocio sin personal de TI dedicado para manejar estos procesos. Y es que la recuperación de datos puede ser un proceso caro y doloroso.

3- No proteger los teléfonos de los empleados
A medida que los teléfonos se hacen más inteligentes, asegurar estos pequeños ordenadores de bolsillo es más importante. Debido a que los smartphones contienen datos importantes, es crucial hacer todo lo que esté en tu mano para prevenir que tanto tu propio teléfono como el de tus empleados se pierdan o los roben. De hecho, grandes secretos empresariales se han filtrado por culpa de empleados poco cuidadosos. Tienes más información en este mismo número de PC World.
Por eso es muy importante asegurarse de que los smartphones de los empleados de una compañía están protegidos por una contraseña y no cuentan aquellas del tipo “1234” ó “9999”. Deben tener capacidades de borrado remoto y un sistema operativo seguro como BlackBerry, que permite a sus usuarios encriptar tarjetas SD, por ejemplo. Todas estas medidas pueden sernos útiles en el caso de que alguien se deje olvidado su teléfono en cualquier sitio. Para controles más específicos, comprueba el software de gestión de tu smartphone con herramientas como NotifyMDM, por ejemplo.

4- Hacer demasiados viajes
Los viajes de negocios pueden ser caros, incluso aunque seas una máquina consiguiendo vuelos a buenos precios. Así que, en lugar de meterte en un avión para reunirte con tus socios de negocio, sopesa la posibilidad de crear tu propio entorno de encuentros virtuales. Varias herramientas de conferencia web y videoconferencia te permiten mantener encuentros virtuales y ahorrar tiempo y dinero en transporte.
Diferentes estudios muestran que las telecomunicaciones son buenas tanto para empleados como para empresarios. Los empresarios consiguen un trabajo de mejor calidad en menos tiempo y por menos dinero, mientras que los empleados disfrutan de una agenda menos restrictiva.

5- Eliminar vieja tecnología incorrectamente
No puedes simplemente tirar los ordenadores que ya no quieres a la basura, o los smartphones o cualquier otro gadget. Este tipo de dispositivos contienen materiales peligrosos que pueden dañar el medioambiente. En el peor escenario posible, eliminar viejos productos tecnológicos de manera inapropiada puede también acarrearte multas. Tampoco es necesario que gastes mucho dinero en pagar a alguien que se ocupe de hacerlo de manera apropiada.
En su lugar, analiza la posibilidad de limpiar y revender tus viejos aparatos tecnológicos. Obviamente, tienen que estar en buenas condiciones, aunque es verdad que algunas compañías compran viejos teléfonos con pantallas rotas. Si tu hardware cumple los estándares de compañías de reventa como Gazelle o NextWorth, recuerda eliminar tus datos antes de enviarles los aparatos. Puedes llegar a conseguir una cantidad decente como para actualizar tu software, por ejemplo.

6- Fallar en las redes sociales
Para las pequeñas empresas, las redes sociales como Twitter o Facebook suponen recursos excelentes para desarrollar una presencia on-line. Pero no son tan buenas si nunca las utilizas, si las automatizas o, lo peor de todo, si las usas para participar en disputas públicas con tus clientes.
Utilizar una cuenta en Twitter para publicar líneas impersonales o promocionales es casi tan malo como no tener una cuenta Twitter. Después de todo, la clave de las redes sociales es la parte social del asunto, no las redes.
Twitter también puede ser peligroso. Hace muy poco, Kenneth Cole hizo un comentario inapropiado sobre lo que ocurría en Egipto con un tweet que decía: “Millones de personas en protestas en #Cairo. Los rumores es que escucharon que ya está disponible nuestra colección de primavera en http://bit.ly/KCairo”. Este tweet ofendió a mucha gente y publicar algo similar tan insensible podría suponer un absoluto desastre para los pequeños negocios.
Las redes sociales son un modo genial y gratuito de construir relaciones con los clientes, de modo que merece la pena hacer algunas investigaciones antes de saltar a la palestra.

7- No estudiar qué impresora elegir
Muchas pequeñas empresas hacen mucho trabajo de impresión interno, pero eso no significa que deberías elegir una impresora para tu empresa basándote estrictamente en su precio. Investigar antes de comprar las impresoras que hay en el mercado puede ayudarte a ahorrar mucho dinero. Para empezar, ¿deberías elegir una impresora láser, una de inyección de tinta o comprar ambas?
Es importante conocer cuánto te costará cambiar la tinta o el tóner, porque a la larga, el coste de los consumibles es el factor decisivo para saber si la máquina es un buen negocio. Muchas impresoras “baratas” gr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información