| Artículos | 01 JUL 1997

Lo último en periféricos

Tags: Histórico
Cámaras fotográficas digitales
Eugenio Barahona.

Hace ya algún tiempo que aparecieron en el mercado los primeros modelos de cámaras digitales. Estos equipos no tuvieron mucha difusión debido a que sus características no eran demasiado buenas (resolución baja, capacidad de almacenamiento insuficiente para contener una cantidad razonable de instantáneas y, sobre todo, un precio muy elevado). Como sucede con cualquier producto basado en tecnología electrónica el paso del tiempo ha hecho que bajaran los costes de fabricación de los productos y ha provocado la aparición de nuevos modelos con características muy mejoradas, lo cual se ha plasmado en un creciente interés del público por este tipo de tecnología.

Sin duda alguna la principal característica que atrae la atención del consumidor es la inmediatez de la fotografía digital si la comparamos con la fotografía tradicional, es decir, que no es preciso "revelar" la fotografía, sino simplemente traspasarla al ordenador. A dicha inmediatez hay que añadir la posibilidad de retocar en el ordenador las imágenes capturadas mediante la cámara, lo cual ofrece posibilidades infinitas.

Actualmente existen modelos de cámaras digitales asequibles para casi cualquier usuario de informática personal, ya que están disponibles equipos con precios relativamente bajos que proporcionan una calidad suficiente para utilizar las imágenes en aplicaciones en las que no sea necesario disponer de imágenes con mucha resolución. Los profesionales de la fotografía también tienen una amplia variedad de equipos entre los que elegir, existiendo modelos que por su calidad pueden sustituir sin problema alguno a las cámaras fotográficas convencionales.

Dos de los factores más importantes a la hora de comprar una cámara digital son la resolución de las fotografías que puede tomar y el número de fotografías que puede almacenar (lo que en fotografía tradicional sería el número de fotos del carrete). La resolución de las fotografías que puede capturar es fija y se indica por el fabricante de la cámara. Lógicamente, cuanto mayor sea la resolución, mejor calidad tendrán las fotografías.

Almacenamiento de las imágenes

El factor que limita la capacidad de almacenamiento de una cámara digital viene dado, en gran medida, por el sistema que utilice la cámara para guardar las fotografías, ya sea memoria flash o un disco duro incluido en la propia cámara. Normalmente, estas fotografías se almacenan con compresión mediante lo cual se aumenta significativamente el número de instantáneas que es posible almacenar. El algoritmo que suele usarse es el denominado JPEG o alguna variación de dicho algoritmo. El lector debe tener en cuenta que este tipo de sistemas de compresión son de los denominados con pérdida, es decir, que cuando se descomprime una imagen el resultado no es exactamente igual a la imagen original que se comprimió, sino ligeramente "peor".

La gran mayoría de las cámaras de bajo precio que se comercializan utilizan memoria de tipo flash para almacenar las imágenes. Esta memoria es un tipo de memoria EEPROM que permite que su contenido sea regrabado, lo cual es fundamental para un producto como una cámara digital. Cuando se está decidiendo qué cámara se va a adquirir es conveniente tener en cuenta si es posible aumentar la capacidad de almacenamiento, por lo que son más recomendables los modelos en los que el soporte está contenido, por ejemplo, en una tarjeta de tipo PC Card que puede ser fácilmente sustituida por una versión de mayor capacidad.

Las cámaras digitales de calidad profesional suelen utilizar como medio de almacenamiento discos duros en formato PC Card, ya que es necesario disponer de gran capacidad de almacenamiento dada la gran resolución de las imágenes generadas por este tipo de dispositivos.

Transferencia al ordenador

Uno de los principales atractivos de la fotografía digital es la posibilidad de retocar en el ordenador las imágenes capturadas mediante una cámara de este tipo. Para que sea posible realizar dicha operación es necesario transmitir al PC las imágenes que se encuentren almacenadas en la cámara. Actualmente existen diversos sistemas para realizar esta operación (por ejemplo, a través del puerto serie) y, en pocos meses, con toda seguridad, aparecerán algunos otros métodos que harán uso de nuevas tecnologías, como el bus USB o el bus 1394 (también conocido como FireWire).

nsferencia a través del puerto serie no es tan lenta como en principio puede parecer, ya que las fotografías se transmiten al ordenador en formato comprimido. Sin embargo este sistema sólo es admisible cuando la resolución de las imágenes no es demasiado elevada, lo cual reduce su campo de aplicación al de las cámaras destinadas al mercado de consumo que no generan resoluciones altas.

Algunos modelos presentados recientemente soportan la transferencia de datos a través de un enlace infrarrojo. Este sistema es especialmente útil para utilizarlo con ordenadores portátiles, ya que prácticamente todos los modelos que se comercializan hoy en día cuentan con un puerto de este tipo. Los usuarios de sistemas de sobremesa también pueden utilizar este tipo de transferencia adquiriendo un sensor infrarrojo que se conecta a un puerto serie libre o usando muchas placa madre que incorporan su propio sensor de infrarrojos.

Otra posibilidad atractiva desde el punto de vista económico es transmitir las fotografías utilizando el puerto paralelo de que disponen todos los compatibles PC. En este caso es importante que el puerto sea capaz tanto de enviar como de recibir datos, es decir, que sea bidireccional. Si deseamos que la comunicación sea lo más rápida posible debemos optar por un puerto paralelo de tipo EPP o ECP, ya que ambos tipos permiten realizar una comunicación bidireccional.

Si está pensando adquirir una cámara con prestaciones profesionales los dos sistemas anteriormente descritos no son los más adecuados, debido a que no proporcionan una velocidad de transmisión demasiado elevada. En este caso se suele recurrir al bus SCSI, el cual permite transmitir varios megabytes por segundo. Si la cámara que ha elegido utiliza este tipo de conexión asegúrese de que el identificador de la cámara no coincide con el de ningún otro dispositivo conectado al bus SCSI. Además, si la cámara es el último periférico conectado a la cadena SCSI deberá activar el terminador.

Un sistema de transferencia que no está aún muy difundido consiste en utilizar las ranuras PC Card, anteriormente denominadas PCMCIA, presentes en casi todos los ordenadores portátiles que se comercializan hoy en día. En este caso la cámara dispone de un conector que se suele insertar en una ranura PC Card de tipo II. Cuando se detecta la inserción de la cámara ésta aparece como una unidad de disco duro convencional, por lo que para transferir los ficheros el usuario tan sólo tiene que copiarlos mediante el procedimiento habitual de copia de archivos que se utilice con cada tipo de sistema operativo (por ejemplo, bajo Windows 95 arrastrando y soltando los archivos sobre la carpeta en la que se desee almacenarlos).

Calidad de las imágenes

Este parámetro lo puede evaluar el usuario teniendo en cuenta las siguientes características: resolución de las imágenes, número de bits por cada pixel y nivel de compresión aplicado. La resolución de las instantáneas suele determinar si una determinada cámara es apta para uso profesional o sólo para uso doméstico. Los modelos de más bajo precio suelen ofrecer resoluciones, dependiendo del modelo, de entre 320 por 240 y 640 por 480 píxeles. Existen también modelos intermedios que disponen de resoluciones máximas situadas en torno a los 800 por 600 puntos, si bien su precio suele subir bastante si lo comparamos con la ganancia de resolución que ofrecen respecto a los modelos de 640 por 480 píxeles.

En el segmento de la fotografía profesional nos enco<

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información