| Noticias | 10 JUL 2012

Lo siento amigos, pero la nube puede fallar

Tags: Actualidad
Se estima que pueden perderse casi 100.000 euros por hora, por interrupciones en el servicio de cloud computing.
PCWORLD PROFESIONAL

Al mismo ritmo que el cloud computing se extiende entre empresas y particulares para aportar una alternativa de almacenamiento y gestión de la información, proliferan los fallos y pérdidas de recursos, en ocasiones muy valiosos. Gartner prevé que  en 2014 se destinarán a la nube más de 10.000 millones de dólares, una cifra más que estimable en estos tiempos de crisis. Sus tentadores precios, el principal reclamo. Sin embargo, existen todo tipo de incidencias que pueden amenazar nuestra información y que pueden sufrir cualquier proveedor de TI. No todos están igualmente preparados.

Hace unas semanas, una ola de tormentas eléctricas azotó el noroeste de Estados Unidos, afectando los centros de datos de proveedores de cloud. Compañías como Instagram, Pinterest y Netflix se vieron perjudicadas por una serie de interrupciones que impedían a sus usuarios utilizar con normalidad sus servicios. No ha sido el único episodio de ‘caídas’ en la nube. En 2011, Foursquare, Filmin y Meneame también sufrieron suspensiones en su servicio debido a tormentas o errores de software en la nube donde estaban alojados.

Las causas más comunes de estos fallos en el cloud son la insuficiencia en la red eléctrica, el reemplazo de hardware, un ataque a la red desde el exterior  o un error de software. Algunas organizaciones estiman pérdidas en casi 100.000 euros por hora, por interrupciones del servicio de cloud computing.

Como ante cualquier siniestro inesperado, expertos, como Kroll Ontrack, recomiendan leer en primer lugar las cláusulas del servicio contratado, especialmente la letra pequeña. Lo habitual es hacerlo cuando el problema ya ha aparecido y se ha interrumpido la actividad del negocio. Por ello, esta consultora especializada recomienda, incluso antes de formalizar el contrato de servicios cloud computing con cualquier proveedor,  conocer el nivel de seguridad que ofrece el proveedor y su adherencia al cumplimiento de las normas.

Perder información alojada en la nube o interrumpir la actividad implica múltiples perjuicios en la imagen de marca y la confianza de los clientes. Kroll Ontrack advierte que los proveedores de cloud sólo pueden proporcionar a los usuarios una protección completa de la información alojada en la nube, si se incluye una cláusula de recuperación de datos.


 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información