| Artículos | 01 MAR 1995

Lo que nos depara el futuro

Tags: Histórico
Perspectiva de lo que pueden llegar a ser los ordenadores del Siglo XXI

Las comunicaciones serán la clave en los PCs del siglo XXI. En un entorno en el que el teletrabajo y las comunicaciones son la clave del futuro, científicos norteamericanos han dado los primeros pasos hacia una nueva imagen del PC, tanto en diseño como en su forma de trabajar. Los desarrollos son lentos y las innovaciones requieren tiempo, por lo que probablemente estos productos no vean la luz en este siglo, sino que habrán de esperar al tercer milenio para instalarse en el mercado. Uno de los innovadores en la nueva ola es la Universidad Carnegie Mellon, cuyo diseño para el ordenador del futuro se basa en un modelo tipo casco con visor y entrada de vídeo a modo de collar. Y no sólo a diseño se refieren los cambios, también la forma de operar de las nuevas máquinas del futuro, orientadas principalmente a comunicaciones, verán transformarse sus estructuras.

El profesor Daniel P. Siewiorek, director del centro de investigaciones de diseño de ingeniería en la americana Carnegie Mellon, es uno de pioneros en este área, donde lleva trabajando desde 1991. Hasta el momento, de su laboratorio ha surgido Navigator, un programa guía que introduce a los visitantes en el campus de la universidad. Con tan sólo marcar el lugar al que el usuario se quiere dirigir, el sistema ofrece una serie de posibles rutas desde el lugar de partida, que van variando su perspectiva a medida que cambia la posición del usuario. Navigator obtiene su información posicional gracias al satélite Global Positioning System del gobierno americano, destinado para facilitar la orientación de aviones y barcos. En la actualidad, el límite de seguridad del dispositivo se cifra en treinta metros, pero durante los próximos diez años, éste podría verse reducido a pocos centímetros, según los pronósticos del equipo investigador. Gracias a esta tecnología el PC tomará imágenes del entorno para compararlas con las bases de datos acumuladas. Así pues, una vez que el ordenador conoce su situación, el encaminamiento se facilita en gran medida.

Carnegie Mellon University trabaja actualmente en el desarrollo del sistema con compañías como Boeing o Honeywell y, aunque las versiones disponibles en la actualidad son caras y pesadas para transportar, Siewiorek señala que posiblemente dentro de diez años, aparezca en el mercado un producto de precio asequible (40.000 ptas. aproximadamente) y que no alcance el medio kilogramo de peso.

Otra de las investigaciones llevadas a cabo en este campo es la desarrollada por el centro de investigación T.J.Watson de IBM en Nueva York. De acuerdo con su director de investigación, Brian Bakolgn, hacia el año 2005 los descendientes de los actuales asistentes digitales personales (PDAs), serán reducidos a ordenadores pequeños y ligeros orientados hacia las comunicaciones con una combinación de dispositivos de vídeoteléfono inalámbrico y sistemas de activación vocal.

Si sus previsiones son ciertas, en cinco años las CPUs de estos sistemas ofrecerán hasta diez veces más prestaciones que las de un 486DX2 a 66 MHz actual. Asimismo, y siguiendo esta tendencia de miniaturización, los dispositivos de almacenamiento con capacidad para 500 MB no ocuparán más espacio que el equivalente a la mitad de una tarjeta PCMCIA. Las baterías para estos equipos serán igualmente adaptadas a las necesidades, con un año de vida.

La facilidad de uso, algo que está rondando continuamente la cabeza de los desarrolladores, se convertirá en una de las claves del futuro. Según señala Bakolgn, la pretensión es convertir el PC en algo tan fácil de usar como puede ser una televisión o el teléfono. Las características humanas, tal como el reconocimiento de voz o de texto, presentes ya en el mercado pero no desarrolladas en la totalidad de sus posibilidades, serán determinantes en las próximas generaciones de PCs. En este mismo nivel se encuentran las comunicaciones inalámbricas, la vídeo conferencia y las tecnologías de comunicación, que necesitarán su tiempo para dar los mejores frutos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información