| Artículos | 01 MAR 2001

Llega el DNI digital

Tags: Histórico
Javier Jiménez.
El Gobierno prepara la versión digital del Documento Nacional de Identidad (DNI) para garantizar la identidad del ciudadano en sus relaciones sociales, económicas y administrativas a través de Internet.

Pronto dispondremos de un nuevo DNI, el DNI Digital, que sustituirá al documento nacional de identidad de cartón y plástico en las relaciones a través de Internet. El
Gobierno ha dispuesto una partida presupuestaria para su desarrollo dentro del plan Info XXI, todo un conjunto de planes y acciones –71 consideradas fundamentales– que tienen como objetivo extender y popularizar el uso de las nuevas tecnologías en la Administración y entre los ciudadanos.
El rápido crecimiento de Internet y del comercio electrónico, así como de las operaciones que se realizan a través de la Red, obliga a los Gobiernos a legislar y desarrollar mecanismos que regulen la actividad en Internet, y en especial, que identifique a los autores de esas operaciones. El nuevo DNI Digital, por tanto, servirá en el mundo de las transacciones electrónicas y digitales para lo mismo que sirve el DNI físico en el mundo real, es decir, para identificar a su portador y verificar que su firma sobre un papel, factura, formulario, etc., es la misma que tiene reconocida el Ministerio del Interior para acreditar que realmente es quien dice ser.

Antecedentes
La propia estructura e interacción de la Red demandaba por sí misma este sistema de identificación en el mundo virtual. El Consejo General del Notariado, por ejemplo, solicitaba al Gobierno a primeros de este año una “escritura digital” que dotase de seguridad jurídica y con las mismas garantías que el actual documento público, las operaciones que se realizan a través de Internet. Los notarios se refieren a operaciones inmobiliarias, sucesiones, o actividades empresariales, para las que inevitablemente es necesario el DNI de cartón y plástico en el mundo real, pero que presentan un problema en el ciberespacio.
Más allá han ido la Consejería de Industria y Comercio del Gobierno de Canarias y las Cámaras de Comercio de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, al firmar un convenio de colaboración para establecer un servicio de certificación digital, denominado Camerfirma, para garantizar la seguridad y confidencialidad de las transacciones a través de Internet. Se trata de impulsar y consolidar el comercio electrónico, y para ello ambas cámaras recibirán cinco millones de pesetas (30.050,61 euros) para su puesta en marcha.
Otras iniciativas en este campo son los certificados digitales o firmas electrónicas emitidas por las Autoridades de Certificación. En España tenemos la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), a través del programa CERES, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o la Feste (Fundación para el Estudio de la Seguridad de las Telecomunicaciones), que han creado programas para certificar la firma digital, por ejemplo, de un ciudadano que realiza la
declaración de la renta a través de Internet.
Estas empresas y organismos han sido homologados por la Unión Europea, en su directiva 1999/93/CE de 13 de diciembre de 1999, que establece un marco comunitario para la firma electrónica. Esta directiva, aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo, ha sido trasladada a nuestro ordenamiento jurídico a través del Real Decreto-Ley 14/1999 de 17 de septiembre, sobre firma electrónica, que a su vez tiene su desarrollo en la Orden de 21 de febrero de 2000, por la que se aprueba el “Reglamento de acreditación de prestadores de servicios de certificación y de certificación de determinados productos sobre firma electrónica”. (Para más información, ver PC World de enero de 2000).
Sin embargo, todas estas iniciativas, que tratan de regular lo que hoy día ya es una realidad, necesitan del respaldo final que asegure su funcionamiento y aporte validez jurídica al documento digital, la misma validez jurídica que tiene el DNI de cartón y plástico.
De momento, el Gobierno ya ha anunciado planes para la elaboración del DNI Digital, con una inversión prevista de 2.320 millones de pesetas (13.960.000 euros) para su desarrollo en un plazo entre este año y 2003, a cargo del Ministerio del Interior. Sin embargo, poco más se sabe sobre su financiación, ni sobre cómo se repartirán estos gastos.

¿Cómo será el nuevo DNI Digital?
Según los expertos y analistas consultados por PC World, el DNI Digital será “un sistema de hardware y software que cumpla con los requisitos de identificar inequívocamente la identidad de una persona, y ésta pueda firmar digitalmente documentos electrónicos (archivos, aplicaciones, código ejecutable, etc.) con validez jurídica y sujeta a las leyes de nuestro país y la Unión Europea”.
Además, este sistema debe cumplir con ciertos requisitos, como es garantizar que el portador o usuario es quien dice ser (Autenticidad), que el contenido del documento avalado por el DNI Digital no es modificado ni alterado durante su transmisión (Integridad); que sólo el emisor y receptor de la transmisión tienen acceso al documento (Confidencialidad), y no permitir el repudio en origen y destino, no pudiendo negar el envío o la recepción del documento, lo que incluye señalar fecha y hora de transmisión.
Según las mismas fuentes, la tecnología más eficaz hoy día para satisfacer estas cuestiones es la criptografía de clave pública, con el cifrado de certificados X 509 como estándar.
Este sistema, también llamado cifrado asimétrico, consiste en el cifrado del mensaje con una clave que es pública, pero para descifrarlo se utiliza una clave personal o privada. El algoritmo más utilizado para la clave pública es el RSA, desarrollado en los años 70. (Para saber más sobre clave pública, ver PC World de octubre de 1997).
Los algoritmos y parámetros utilizados por la criptografía de clave pública garantizan prácticamente la inviolabilidad de las firmas digitales. “Sin embargo, el desarrollo de la computación cuántica dejará inutilizable la criptografía actual, y habrá que desarrollar nuevos sistemas de criptografía cuántica. Actualmente, algunas universidades españolas trabajan ya sobre este asunto”, señalan los expertos.
Por otro lado, el nuevo DNI Digital debe ser de fácil utilización para los usuarios y el gran público, además de ser barato, “o por lo menos la relación costo/ventajas que se obtienen debe ser asumible, y no menos importante, que no sobrecargue en tiempo de proceso, la memoria, dispositivos y recursos del sistema de información del usuario”, afirman las mismas fuentes. En esta línea trabajan actualmente los informes del Consejo Superior de Informática y la Comisión Interministerial para la Sociedad de la Información.

¿Quién lo fabricará?
El Gobierno todavía no ha dejado claro quién o quienes se encargarán de desarrollar físicamente el dispositivo hard/soft que se implante como DNI Digital. Las empresas que desarrollan este tipo de tecnología son principalmente norteamericanas, aunque en España existen al menos tres empresas que desarrollan software soporte para uso masivo de criptografía de clave pública, tales como Safelayer, ACE o Penta3.
Destaca, sin embargo, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información