| Artículos | 01 FEB 2001

Línea telefónica y tarifa de conexión

Tags: Histórico
José C. Daganzo y Noé Soriano.
Para realizar la comunicación entre empresa y teletrabajador, este último debe disponer de un sistema de comunicación que le permita enviar y recibir datos, documentos y todos los elementos necesarios parra llevar a cabo su labor. Hace años se utilizaban conexiones directas entre dos modems para conectar las empresas con equipos remotos de empleados. Este sistema actualmente está obsoleto y la comunicación se realiza directamente a través de Internet, disponiendo así el usuario de servicios de correo electrónico y todas las posibilidades que le ofrece la Red.
Existen numerosas ofertas y sistemas que dan acceso a Internet, bien con la línea telefónica o con otros tipos de conexión. Los precios varían principalmente según la capacidad de transmisión de datos de cada sistema. A mayor velocidad, más caras son las tarifas que cobra la compañía suministradora del servicio. Según la conexión también se podrán solicitar bonos de tiempo o tarifa plana, ofertas que pueden ser muy interesantes para un teletrabajador por el ahorro que suponen en la factura mensual.

Línea telefónica normal
A través de una línea telefónica corriente, con un módem estándar se obtiene acceso a Internet y todos sus servicios. El coste de este tipo de conexión varía según los distintos operadores telefónicos y el horario en el que se realicen las llamadas. Existen ofertas especiales de cada uno de los operadores, gracias a la alta competencia reinante en el sector, y como novedad desde finales del año pasado, el usuario puede contratar la tarifa plana de conexión, que permite navegar sin limitaciones durante una franja horaria pagando una cuota mensual fija. Esta cuota ronda las 3.000 PTA (18.03 euros), dando al usuario un horario de conexión en el que poder navegar cuanto quiera. Este horario suele coincidir con el de la tarifa reducida del operador, siendo un inconveniente para los teletrabajadores que deberán adaptar su jornada laboral a esta franja o pagar un suplemento si utilizan la conexión en otro momento del día. Aunque existen tarifas planas a jornada completa, su precio en muy superior al de la oferta general. Algunos operadores ofrecen bonos de tiempo de conexión utilizables durante todo el día, se pagan por horas y suponen un ahorro respecto a la tarifa telefónica normal.
La principal desventaja de utilizar la conexión por línea telefónica normal para acceder a Internet, es que el teletrabajador no podrá disponer de transmisión de voz al mismo tiempo. Necesitaría de otra línea para poder hablar por teléfono, o recibir faxes, y navegar en Internet al mismo tiempo. En cualquier teletrabajo esto es un inconveniente importante, más aún en el caso de empleos que requieran de una permanente comunicación telefónica con proveedores, clientes, empleados, etcétera. Otro aspecto negativo es el rendimiento de este tipo de conexión, aunque depende mucho del operador telefónico elegido y de la hora de conexión.

Línea RDSI
La línea RDSI es una opción interesante para un teletrabajador, con una tarifa mensual no muy superior a la de la línea telefónica normal, ofrece mayor ancho de banda para la conexión a Internet y la transmisión de voz simultánea. Utiliza un ancho de banda de 128 kilobits, dividido en dos canales de 64 kilobits cada uno. Son estos dos canales los que permiten la transmisión simultánea de voz y datos: en realidad no se realiza el envío de los datos y voz por la misma línea, sino que se utilizan dos líneas a la vez, por lo que también se facturan dos llamadas. La instalación de la línea RDSI cuesta unas 15.000 PTA (unos 90 euros), a las que hay que sumar aproximadamente 5.000 PTA (30,05) mensuales por mantenimiento de la línea.
Las tarifas telefónicas son las mismas que en una línea normal, y aquí el usuario contratante puede elegir al operador telefónico que desee. Para utilizar esta conexión hay que disponer de un adaptador RDSI instalado en el ordenador personal. El precio de estos dispositivos es algo superior al de los modems convencionales. También se pueden aprovechar las ofertas de los operadores de telefonía que generalmente incluyen en el precio un módem RDSI para que el usuario no tenga que preocuparse de adquirirlo por su cuenta.

Línea ADSL
La tecnología ADSL permite la conexión a Internet y la transmisión de voz simultánea a alta velocidad (hasta 2 Megabits de bajada de datos, según el ancho de banda contratado), utilizando la línea estándar de teléfono. Para contratar una línea ADSL hay que ponerse en contacto con un proveedor de acceso. Éste monta un splitter o discriminador en nuestro domicilio. El splitter tiene dos salidas, una para conectar al teléfono normal y otra para enchufar a un módem especial ADSL. El precio de la tarifa básica es de 7.500 PTA (45.08 euros) mensuales, y permite navegar durante las 24 horas del día con un ancho de banda de 256 kilobits, de bajada de datos y 128 de subida, pudiendo utilizar también el teléfono para la transmisión de voz simultáneamente.
Pero no todo son ventajas con la tecnología ADSL, al ser un servicio relativamente nuevo, no todas las líneas están preparadas para poder utilizarlo. En algunos emplazamientos donde las líneas telefónicas son antiguas no se puede utilizar todo el ancho de banda o incluso ni siquiera es posible instalar este tipo de conexión. El rendimiento y fiabilidad por tanto son variables; en muchos casos su funcionamiento es correcto, sin embargo también son muchos los usuarios que se han quejado del ADSL por no cumplir las expectativas.

Conexión por cable
Los operadores de servicios de comunicación a través de cable llevan ya cierto tiempo lanzando sus ofertas a los usuarios en España. Con una red de fibra óptica disponen de una alta transferencia de datos que les permite ofrecer televisión, Internet y telefonía a los usuarios. Para algunos teletrabajadores, la conexión a Internet a través de cable es una opción a tener en cuenta por su alto ancho de banda. Los usuarios que necesiten una navegación rápida y fluida por su uso constante de Internet, ganarán tiempo con este tipo de conexión, además de poder disfrutar de otro tipo de ventajas, como televisión digital o transmisión telefónica de voz simultánea.
Por ahora en este sector los precios son relativamente altos. Para instalar la conexión por cable se necesita realizar una instalación de línea especial en el domicilio del contratante. Esta instalación tiene un precio de 20.000 PTA (120.2 euros) aproximadamente, además también es necesario un módem especial y pagar una cuota mensual fija, más otra adicional que varía según los datos que se reciban y envíen a lo largo del mes.

Otras conexiones
Existen otros dispositivos que ofrecen acceso a Internet sin necesidad de utilizar la línea telefónica o contratar conexiones RDSI, ADSL o cable. Algunos operadores de televisión digital ofrecen acceso a la Red, para sus clientes, a través de la antena por la que reciben la señal de vídeo digital. Este tipo de alternativas es poco recomendable para un teletrabajador, ya que no permiten enviar datos, sólo recibirlos. Tampoco son fácilmente integrables en el ordenador personal, esto supone una desventaja para el usuario, que generalmente realizará la mayor pa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información