| Artículos | 01 MAY 2001

LifeBook C-2175

Tags: Histórico
Un peso pluma entre los portátiles
Oscar G. Peinado.
Con tan sólo 1,3 kg de peso, el último portátil de Fujitsu-Siemens resulta el equipo perfecto para quien busca la máxima movilidad. Su diseño, en tonos plateados, hace que, además, sea un equipo atractivo y elegante. El ordenador está dotado de un Celeron a 500 MHz con 128 MB de RAM funcionando en un bus de 100 MHz. Quizás no sea una potencia exagerada, pero sí es más que suficiente para la gran mayoría de usuarios y sus reducidas dimensiones compensan sobradamente la falta de unos cuantos megahercios más. En cuanto a la memoria, es posible ampliarla hasta 256 MB, aunque para ello habrá que retirar la que trae de serie, pues dispone de un solo zócalo SO-DIMM que se encuentra ocupado.
El almacenamiento está encomendado a un disco duro de 10 GB como único dispositivo integrado. Al fin y al cabo, se trata de reducir al máximo el peso y volumen del portátil. Si se necesita la disquetera incluida, habrá que conectarla exteriormente, pero sólo puede hacerse si se utiliza el replicador de puertos que también se incluye, pues en el portátil no existe conexión para ella. En realidad, pocas son las ocasiones en que se necesita la disquetera en un desplazamiento, pero para quien acostumbre a usarla, Fujitsu-Siemens ha previsto un modelo para bus USB que se puede adquirir de forma opcional. Lo mismo ocurre con el CD (de 24x), aunque en este caso la conexión se realiza a una de las dos ranuras PC Card, o bien al bus USB, tratándose en ambos casos de un dispositivo opcional. Curiosamente, ni en la disquetera ni en el CD se ha mantenido el tono plateado del portátil, sino que se opta por el negro, al tratarse de opciones compartidas con otros ordenadores del fabricante.
El replicador que hemos mencionado, más que replicar los puertos los crea nuevos. Así, dispone de un conector RS-232 y un paralelo que no existen en el ordenador, al igual que el de teclado/ratón y el de la disquetera. Los que sí se repiten en ordenador y replicador son una salida VGA, una conexión Ethernet 10/100 y la toma de alimentación. Para terminar el apartado de conexiones, sólo resta mencionar dos puertos USB que encontramos a la derecha del PC, junto con el infrarrojo y los jack de auriculares y micrófono, así como la conexión del módem V.90, que si bien se ha integrado, podría llegar a sustituirse, pues se trata de una tarjeta mini PCI que incluye el módem y la tarjeta de red. Como opción puede sustituirse esta tarjeta por otra que combina módem y adaptador IEEE 1394.
En tan reducidas dimensiones se incluye una batería de ión de litio que le otorga unas 2,5 horas de funcionamiento. Pero lo que más diferencia al portátil de sus directos competidores es la pantalla. Se trata de un TFT de 10,4 pulgadas que permite representar 800 x 600 puntos con 16 bits de profundidad de color. ¿Normal? No tanto, si tenemos en cuenta que es táctil, y podremos reemplazar el uso del ratón (siempre incómodo en los portátiles) por un pequeño lápiz de plástico con el que puntearemos directamente sobre la pantalla. Probablemente se trate del sistema más cómodo que existe para manejar los entornos gráficos en ordenadores portátiles, ni trackpoints, ni trackballs, ni touchpads, ni mini ratones. No obstante también se incluye un sistema más convencional, al estilo de los trackpoint, pero que en el caso de Fujitsu-Siemens se denomina QuickPoint IV. En cuanto a la tarjeta gráfica, se basa en el chip ATI Mobility-M con 4 MB de memoria, permitiendo el uso simultáneo de su pantalla y otra externa, en la que el límite de resolución se eleva a 1.024 x 768 a 85 Hz.
El sistema operativo puede elegirse entre Windows 98 o dual NT/2000, incluyendo en cualquier caso MS Word 2000 y MS Works 2000, junto con algunas otras utilidades. Lo que sí hemos echado en falta es que nada más completarse la preinstalación del sistema operativo se lanzase la utilidad de calibración de la pantalla, puesto que sin calibrarla la precisión de puntero puede no ser muy buena. Será el usuario quien deba ejecutar manualmente este programa.


Apuntadores portátiles
---------------------------------
El uso de entornos gráficos en ordenadores portátiles siempre se ha visto perjudicado por lo incómodos que resultan sus “ratones”. Hace tiempo se usaban dispositivos tipo trackball, pero en miniatura, que se acoplaban al lateral del portátil o se integraban en su superficie, pero cada vez son más escasos. Las tendencias actuales son los paneles táctiles (touchpads) o una pequeña bola entre las teclas que es sensible a la presión (trackpoints). Si los ha utilizado alguna vez sabrá que es difícil acostumbrarse a ambos y mantener la misma precisión y rapidez que con un ratón convencional. Por ello se han comercializado algunos ratones minúsculos para llevar junto al portátil y, aunque son más cómodos, se pierden entre las manos y siempre es un extra que hay que acarrear. Con la pantalla táctil de estos ordenadores (Fujitsu-Siemens ya la lleva utilizando desde hace algún tiempo) todo es más sencillo, pues basta con tocar allí donde veamos el icono, dar dos golpecitos para hacer el “doble clic” o pulsar la tecla Ctrl al tiempo para simular el botón derecho. Y cuando acabemos, el lápiz se coloca en el lateral de la pantalla y se guarda con el portátil sin ocupar más espacio.


Fujitsu LifeBook C-2175
---------------------------------
FABRICANTE: Fujitsu-Siemens
DISTRIBUIDOR: Fujitsu-Siemens
Tel.: 915 148 000 www.fujitsu-siemens.es
IDIOMA: castellano
PVP: 464.000 PTA (2.788,70 euros)
Calificación: ****


oscargp@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información