| Artículos | 01 ABR 1995

Lector CD-ROM Sony CDU55S

Tags: Histórico
Nueva unidad interna CD-ROM de Sony que ofrece al público la posibilidad de adquirir una unidad SCSI a bajo precio
Jaime Taboada.

El mercado de las unidades lectoras de CD-ROM se divide habitualmente en tres grandes familias. Por un lado se encuentran las unidades con interfaz propietaria, en las que se encuentran unidades que se conectan al ordenador a través de conectores y tarjetas que no se ciñen a ninguna interfaz estándar (cada fabricante ha diseñado su propia conexión), y que resultan ser habitualmente las más baratas del mercado. Un segundo grupo la forman las unidades IDE, de relativa reciente aparición y que compiten con las primeras en el precio, con la ventaja de poderse conectar a la misma controladora que el disco duro.

El tercer grupo es de las unidades SCSI que se conectan a una controladora de este tipo y que también pueden compartir interfaz con el disco duro u otros dispositivos. Este tipo de unidades son tradicionalmente las más caras. Sin embargo Sony ha decidido hacer más asequible este tipo de unidades, para lo que ha presentado su lector CDU55S. Es un dispositivo SCSI-2, lo que supone una serie de ventajas en su conexión con el ordenador.

La unidad se sitúa a mitad de camino entre las mayoritarias unidades de doble velocidad, y las más avanzadas de triple velocidad, pues trabaja con una tasa de transferencia de 360 KB por segundo. El fabricante habla de una unidad de velocidad de 2,4, cantidad que se refiere a los 150 KB/seg del estándar original.

Pero la principal ventaja que ofrece la unidad CDU55S sobre otras lectoras CD-ROM, es la posibilidad de poder obtener audio digital de pistas de audio de discos CD-ROM o disco compacto. Esta característica, sólo implementada por cuatro o cinco marcas de lectores de CD-ROM, hace posible convertir a ficheros WAV las pistas de audio sin necesidad de contar con una tarjeta de audio, y con la ventaja adicional de que al no pasar a señal analógica, no existe la posibilidad de pérdida de calidad. Esta diferencia tan simple hace que la unidad de Sony sea adecuada para utilizarse en aplicaciones multimedia.

No obstante, y en comparación con la unidad CDU 561, predecesora de la analizada, la digitalización resulta algo más lenta, resultando que para una selección hace falta un tiempo algo menor que el doble de la duración de la señal. En la 561 era sólo algo mayor que este tiempo.

La unidad cuenta con un frontal absolutamente austero. Cuenta con los elementos mínimos y comunes en toda unidad lectora de CD-ROM: un conector de auriculares estéreo, un control de volumen, un diodo indicador de encendido (verde) y trabajo (ámbar), un orificio para extracción de emergencia, un botón para expulsar el disco, y la puerta/bandeja del disco.

Esta unidad no utiliza portadiscos o caddy, a cambio utiliza una bandeja que sale para entregar o recoger el disco. Esto abarata el coste de la unidad, y facilita el manejo, si bien no hace posible guardar los discos en portadiscos para evitar que al manejarlos fuera de toda protección puedan sufrir desperfectos. Tiene la ventaja de poder utilizar discos de 8 cm, mientras que por otro lado no permite instalar la unidad en posición vertical (si lo intenta puede que el disco se quede en el interior de la unidad).

En la parte trasera de la unidad, y aparte del conector SCSI y de alimentación, encontramos un grupo de puentes para configurar el número de dispositivo SCSI, activar la paridad, o permitir la apertura de la puerta (útil si desea que la unidad tenga siempre cargado el mismo disco). Además encontramos un conector tipo Molex 50460-4A para obtener una salida de audio analógica.

La unidad se vende por separado o bien con una controladora SCSI AD2150-00 de 16 bits, con controladores ASPI, y conectores para unidades internas (50 pines) o externas (sub-D de 25 pines). También dispone de conectores RCA para salida de audio.

Para finalizar mencionemos otras características técnicas de la unidad: montaje interno en un espacio de 51/4 y media altura, y un peso de 860 gramos.

Tiene un tiempo medio de acceso de 220 milisegundos, y máximo de 520. Las salidas de audio son de 0,5 V a 47 kU en la salida posterior, y 0,6 V a 32 U en el conector de auriculares. Digamos que soporta todos los formatos habituales, incluyendo CD-ROM (modos 1 y 2, y XA), HFS, CD Audio, CD-I y Photo CD. La velocidad máxima entre la unidad y el bus SCSI es de 4 MB/seg en modo síncrono y de 2,5 MB/seg en modo asíncrono.

En definitiva una interesante y asequible opción como lector CD-ROM SCSI, con la principal ventaja de poder obtener audio a través del bus SCSI, y de trabajar a una velocidad de 360 KB/seg, más que suficiente para la mayoría de aplicaciones actuales.

FICHA DE PRODUCTO

Nombre: CDU55S

Fabricante:Sony

Distribuidor: Sony España, S.A.

María Tubau, 4

28050 Madrid

Tel. (91) 536 57 00

Fax (91) 358 96 52

Idioma: Inglés

PVP: 39.440 ptas. (más 10.382 ptas. con controladora)

Calificación: 4 estrellas

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información