| Artículos | 01 ABR 2009

Las próximas ingenierías informáticas

Tags: Histórico
Jacinto Canales.
El Consejo de Universidades acordó el 3 de marzo la aprobación de las “fichas” que deberán servir de guía para la elaboración de los Planes de Estudios de los títulos universitarios que conducen a las profesiones de Ingeniero e Ingeniero Técnico en Informática. A su vez, la Agencia Nacional para la Evaluación de la Calidad Universitaria verificará que cada Plan de Estudios cumpla con lo establecido en las “fichas”.

La gestación de las denominadas “fichas de los estudios de informática” ha sido larga y tortuosa, provocando movilizaciones, encuentros y desencuentros con el Ministerio de Ciencia e Innovación y con otros ámbitos del Gobierno y políticos, aunque al final por fin han visto la luz.
Las fichas elaboradas parten de la base de los documentos que elaboró la Conferencia de Decanos y Directores de Escuelas de Informática (CODDI) y que a su vez apoyaron los Colegios Profesionales y los estudiantes. A partir de ese documento, el Ministerio constituyó una comisión compuesta por representantes del propio Ministerio, Rectores del Consejo de Universidades, representante de la CODDI y los propios representantes de los Colegios Profesionales de Ingenieros y de Ingenieros Técnicos. La máxima que rigió estas reuniones fue la del “máximo grado de similitud con el resto de fichas de las Ingenierías ya publicadas”, de ahí que las reuniones principales no se produjeran hasta que las fichas de las demás Ingenierías no fueron publicadas en el BOE.
Analizando tanto el contenido de las fichas, como el propio proceso para que vieran la luz, se pueden extraer conclusiones positivas y negativas al respecto.
Vayamos primero con las positivas:
1. Con la publicación de las fichas se está poniendo a disposición de las Universidades y de la Agencia Nacional para la Evaluación de la Calidad Universitaria (ANECA) un marco de referencia en el que poder basarse a la hora de elaborar (Universidades) y verificar (ANECA), los distintos planes de estudio que implementen el grado y el Master de Ingeniería Informática, respetando el ámbito de la autonomía universitaria.
2. Los documentos aluden explícitamente a que los estudios que conducen a la profesión de Ingeniero Técnico en Informática en el caso del grado y la profesión del Ingeniero en Informática para el caso del máster. Esta alusión directa es un reconocimiento explícito a las profesiones de Ingeniero en Informática, lo que debe servir de fuerte aval para que el resto de ministerios implicados reconozcan, y en lo que fuere necesario regulen, las profesiones de Ingeniería en Informática. Y estos documentos del Ministerio de Ciencia e Innovación, son también del Consejo de Universidades, formado principalmente por los rectores de las universidades, que obviamente tienen una fuerte autoridad académica.
3. Con la publicación de estos documentos se está realizando un importante esfuerzo, lo cual reconoce sin duda la importancia de la Ingeniería Informática en el futuro, el desarrollo y el progreso del país, aunque sea un “parche” temporal hasta que la ingeniería informática sea regulada y considerada como las demás Ingenierías, atendiendo al mandato del Senado del 12 de noviembre del 2008. Y todo esto porque la informática es una ingeniería de primera a pesar de que el legislador estatal haya estado “dormido en los laureles” y ningún Gobierno haya querido coger el toro por los cuernos para ordenar esta profesión que cada día es mas importante y trascendental en todos los ámbitos de la sociedad, protegiendo a la misma de los malos profesionales.

Pero los documentos también tienen unos aspectos negativos que no hay que olvidar y que no debemos dejar de manifestar:
1. En primer lugar, hay que tener en cuenta que los documentos son una recomendación y no tienen el carácter normativo otorgado a las fichas de las Ingenierías más tradicionales. La excusa que se da para que no tengan carácter normativo está en la promulgación del Real Decreto 1393/2007 que viene a decir que los estudios conducentes a profesiones reguladas estarán regulados. El Ministerio interpreta que, al no estar regulada la Ingeniería Informática, no debe regular con carácter normativo sus estudios. Los colegios profesionales interpretamos que, aunque la profesión no esté regulada, ningún artículo del Real Decreto aludido impide regular, con carácter normativo, estudios de profesiones no reguladas.
2. En segundo lugar se ha eliminado la reserva de nombre para el máster, que si que aparece en las fichas de los másteres de las demás Ingenierías. Esto viene a significar que pueden utilizar el nombre de Ingeniería Informática otros estudios que no se atengan a las presentes fichas. En palabras de un profesional tan importante en este colectivo como es Ignacio Boixo, es como si a relojes falsificados se les pudiera poner la marca Rolex, con la consiguiente distorsión y confusión que induciría en el mercado. Los expertos seguirán distinguiendo perfectamente entre el Rolex suizo y el falso, pero para los futuros estudiantes y la generalidad de las empresas quizá no lleguen a distinguir entre unas competencias profesionales y otras.
3. En las fichas elaboradas inicialmente por la CODDI aparecía una carga importante (similar a la actual) en materia de redes de comunicaciones, materia fundamental en la Ingeniería Informática en tanto en cuanto los sistemas informáticos actuales implican necesariamente comunicación con los otros sistemas. En las fichas finalmente aprobadas, aunque siguen apareciendo algunas competencias en redes de comunicaciones, se han recortado fuertemente las competencias imprescindibles en comunicaciones.
4. También se ha producido un efecto inverso, pues las fichas resultantes contienen competencias, o reiteración de competencias en diferentes epígrafes, que ni figuraban en los documentos iniciales de la CODDI, ni los profesionales echábamos en falta.

Con todo esto sobre la mesa, debemos recordar que el Senado, con el apoyo de todos los Grupos Políticos, aprobó una moción en la que instaba al Gobierno “a incorporar, las titulaciones en el ámbito de la ingeniería informática en la discusión del conjunto de las ingenierías”. Conseguida una porción de la primera parte de la resolución, faltaría, por lo tanto, la segunda “... que la ingeniería informática tenga el mismo trato que el resto de las ingenierías hasta el desarrollo legislativo de la regulación de profesiones en el marco de transposición de la directiva europea de servicios”.
Con todo esto, tenemos que reconocer y agradecer al Ministerio de Ciencia e Innovación en general, pero en particular a la Dirección General de Universidades, y al Consejo de Universidades la gran sensibilidad demostrada para con la ‘cuestión’ de las Ingenierías Informáticas, la defensa que han hecho de ella y el fuerte aval que este reconocimiento supone para el resto de los ministerios. Pero al mismo tiempo tenemos que expresar nuestra inquietud porque de las reuniones de la comisión salieron unos documentos que difieren en algunos aspectos sustantivos de los documentos finalmente aprobados, siendo el principal la ausencia de reserva de nombre. Desde el Ministerio no se ha explicado a los colegios profesionales las razones de tales cambios. Agrava este

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información