| Noticias | 10 ABR 2006

Las primeras empresas en contar con sistemas de doble núcleo aplauden esta oferta

Tags: Histórico
Los procesadores de doble núcleo son la respuesta de los fabricantes al problema de seguir mejorando el rendimiento de los chips evitando el sobrecalentamiento de estos componentes. Algunos de sus beneficios son conocidos pero, ¿por qué las empresas deberían adoptar estos sistemas? Algunas de las que los han probado responden con sus propias experiencias.
Arantxa Herranz
FlightAware es una pequeña empresa con sede en Houston cuyo negocio está creciendo. En su primer año de existencia, la compañía ha hecho el seguimiento del tráfico aéreo privado y comercial en los Estados Unidos, con más de medio millón de operaciones al día. Una demanda que cada día iba creciendo por lo que necesitaba más potencia en sus sistemas.

Se trataba de una gran carga de trabajo, sobre todo para una empresa de su tamaño, por lo que sus fundadores tenían que ser creativos a la hora de construir su infraestructura para soportar este rápido crecimiento. En esta tendencia a la innovación, FlightAware decidió ser una de las primeras empresas en adoptar nuevos servidores x86 de doble núcleo.

Al migrar su base de datos PostgreSQL de sistemas Pentium 4 a otros de 64 bits, en este caso los Opteron de AMD, de doble núcleo, la compañía puede gestionar grandes flujos de tráfico sin necesidad de incrementar el número de servidores. “Es decir, que mientras que el tráfico se dobla cada pocas semanas, nuestro rendimiento no sufre variaciones”, señala el CEO de FlightAware, Daniel Baker.

Los procesadores de doble núcleo son la primera ola de la transición de la industria hacia procesadores cuyo diseño tiene varios núcleos. Es la respuesta de los fabricantes al problema de seguir mejorando el rendimiento de los chips evitando el sobrecalentamiento de estos componentes. Más que incrementar la velocidad de reloj, estos chips conjugan varias técnicas de procesamiento en un mismo trozo de silicio, permitiendo que se lleve a cabo más trabajo con menos calor y mejor demanda de energía. Además, pueden gestionar múltiples instrucciones de aplicaciones.

Cabe recordar que IBM cuenta con procesadores de doble núcleo desde 2001, aunque el cambio más amplio dentro de la industria se está empezando a producir justo ahora. Sun y HP ya anunciaron sistemas Unix de doble núcleo en 2004 y el pasado año tanto Intel como AMD empezaron a trasladar sus procesadores x86 para servidores al terreno de los multinúcleo, con los Opteron y Xeon. Sun empezó la venta de un servidor UltraSPARC de ocho núcleos a finales de 2005 y tanto Intel como AMD aseguran que para principios del próximo año tendrán chips de cuatro núcleos.

Los analistas aseguran que el interés inicial en los servidores multinúcleo se centraba en el hecho de que proporcionaban más rendimiento en menos y más pequeños empaquetados, lo que conllevaba una gestión más sencilla, menos cables, menor demanda de energía y menos emisión de calor. Según IDC, cerca de un 25 por ciento de los 12.500 millones de dólares destinados a servidores en el tercer trimestre del año pasado se destinó a sistemas de doble núcleo. En el cuarto trimestre, el gasto en sistemas de doble núcleo de AMD e Intel se ha más que doblado, comparado con el trimestre anterior, según IDC.

Mientras que la adopción se mantiene estable, como pasa con cualquier transición, están incrementándose las preocupaciones. Uno de las grandes cuestiones ha sido cómo el software por CPU se podrá licenciar a partir de ahora, ya que las CPU pasan a tener ahora varios núcleos de procesamiento.

Los desarrolladores de software (ISV) han hecho algunos adelantos durante el pasado año con planes de cobrar por socket (como Microsoft o VMware) o cargando un pequeño suplemento por instalar las aplicaciones en sistemas multinúcleo. Oracle, por ejemplo, tiene un pequeño listado de precios para las diferentes plataformas multinúcleo, considerando cada núcleo x86 como la mitad de un procesador para fines de licenciamiento.

Pero es más, la mayoría de las primeras empresas en adoptar estos sistemas lo hacen para aplicaciones de código fuente abierto o para aplicaciones desarrolladas específicamente para cliente, lo que hace que realmente la cuestión de las licencias deje de ser un problema, al menos por ahora. Algo que puede hacer que para los clientes sea más sencillo entender los costes asociados con los servidores multinúcleo y que, además, puede provocar una mayor adopción de estas máquinas, según los analistas.

De hecho, ya se constatan los primeros movimientos en esta dirección. Así, por ejemplo, HP y Novell anunciaron, el pasado año, un paquete que combina hardware y software y que permite a los clientes comprar licencias SuSE Linux en función del número de servidores, independientemente de si son de uno o varios núcleos e independientemente del número de imágenes virtuales que puedan estar ejecutándose en la máquina física.

Otro de los problemas a resolver es que mientras que hay algunas aplicaciones, como aquellas escritas en Java, están diseñadas para sacar partido de entornos multithreaded, otros no, lo que quiere decir que no pueden sacar partido de la nueva arquitectura. Sin embargo, Charles King, principal analista de Pund-IT, considera, no obstante, que “no es que se vaya a reducir el rendimiento, sino que no se podrá sacar todo el partido de la plataforma hasta que los sistemas operativos y las aplicaciones adecuadas estén disponibles”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información