| Artículos | 01 OCT 2001

Las discográficas, incapaces de detener el intercambio de música online

Tags: Histórico
Las descargas se incrementan espectacularmente
Cuando la RIAA ganó la batalla en los tribunales a Napster, todo parecía presagiar que las descargas de música online gratuitas tenían sus días contados. Sin embargo, mientras los avatares jurídicos del popular sitio copaban la mayoría de los titulares de prensa, un gran número de servicios Peer-to-Peer (P2P), en la mayoría de los casos clónicos a Napster, han ido ganándose el favor de los internautas. Y es que la descarga gratuita de música está más activa que nunca. Según un informe publicado por Webnoize, los cuatro sistemas de intercambio de archivos más importantes: FastTrack, Audiogalaxy, iMesh y Gnutella, fueron utilizados para descargar más de tres mil millones de archivos durante el mes de agosto. Esta cifra es comparable a los 2.790 millones de archivos descargados en el servidor de Napster en febrero de 2001 –el pico de popularidad del sitio antes de que se viera perjudicado por la orden judicial que restringió la mayoría de la actividad de descarga del servicio-.
"A pesar de los millones de dólares gastados en intentar abortar las redes piratas, la popularidad del intercambio de archivos continúa creciendo y los usuarios están obteniendo más contenidos de los que jamás tuvieron con Napster", señala Matt Bailey, analista de Webnoize responsable del estudio sobre los servicios P2P.
Según el informe de Webnoize, los archivos de música en formato MP3 constituyen el grueso de las descargas, sin bien los filmes piratas y las aplicaciones de software están incrementando su peso específico en este servicio, que trae de cabeza a distribuidoras. A pesar de que, en semanas anteriores, los grandes estudios de Hollywood han anunciado iniciativas de vídeo bajo demanda para evitar una situación similar a la de la música en su industria, todo esto parece indicar que el problema de los intercambios de archivos P2P se agravará durante los próximos meses.

Luz verde a las plataformas de pago
Y mientras estas cifras salen a la luz, la industria del disco ya dice encontrarse preparada para los servicios de música online por suscripción. Así lo manifestaron las principales plataformas musicales en el congreso Plug In de Jupiter Media Metrix, celebrado Nueva York. Ninguno de los grandes quiere quedarse atrás en esta carrera puesto que, según informes de esta compañía, aunque este año las ventas de música digital –ya sea pagando por descarga individual o mediante modelos de suscripción- sólo representen un 3% de la música online total vendida en 2001, estas cifras se elevarán al 30% en 2006, alcanzando los 1.900 millones de dólares. Sin embargo, Plataformas como PressPlay o MusicNet se encuentran con la presión añadida de ofrecer servicios adicionales que justifiquen el desembolso por parte de los usuarios. No lo tienen fácil. Frente al problema de que sólo se podrá descargar la música de determinados sellos, internautas de todo el mundo reclaman en foros y listas de correo que la música descargada en dichos servicios de pago se pueda copiar en CD. Sin embargo, la respuesta de las plataformas es, cuando menos, tibia. Rob Glaser, CEO de MusicNet, ha manifestado que al menos pasará un año hasta que la tecnología que permite esta posibilidad sea segura, es decir, que se pueda evitar la copia ilegal.


Nuevo sistema de protección
-----------------------------------------
La discográfica EMI acaba de adoptar una nueva tecnología, conocida como Duolizer, para evitar la copia y distribución ilegal de música en Internet. Ha sido diseñada por la empresa Bayview y funciona de la manera siguiente: la canción se divide en dos archivos, uno grande y principal denominado "Fichero Flexible", que se almacena en el disco duro del usuario, y otro pequeño, llamado "Flujo Seguro", que es guardado en un servidor protegido con contraseña y controlado por el propietario de los contenidos.
Con este sistema, el usuario debe conocer la contraseña para acceder al archivo de "Flujo Seguro". Tras introducir la contraseña, los dos archivos se combinan para reproducir la canción. Sin el archivo de "Flujo Seguro", el archivo principal no sirve de nada. De esta forma se protegen los derechos de autor, ya que el usuario final nunca posee una copia completa del archivo musical, independientemente de las veces que se comparta el archivo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información