| Artículos | 20 DIC 2007

La utilización de redes IP en los vehículos será una realidad

PCWORLD PROFESIONAL

La compañía alemana BMW ha anunciado que desplegará tecnología de redes IP en su próxima generación de vehículos, para lo que ya ha comenzado a trabajar con componentes con conectividad Ethernet en sus prototipos.

Los ingenieros de la marca pretenden ser los primeros en aplicar la tecnología usada actualmente en los ordenadores, con el fin de que el mercado automovilístico ofrezca una mayor compatibilidad con los dispositivos electrónicos e informáticos. El hecho de que el resto de fabricantes también se decantaran por la utilización de esta tecnología, permitiría una comunicación fluida entre los vehículos que se encuentren en circulación, con el intercambio de datos relevantes relacionados con el estado del asfalto o del tráfico. Una medida eficiente que podría reducir considerablemente el número de siniestros. 


La marca ya fue pionera allá por el año 2002 al introducir en los modelos que comercializa por todo el mundo, el sistema de información al conductor iDrive basado en el sistema operativo Windows CE. Concretamente, en sus modelos de la Serie 7, para hacerlo extensible progresivamente al resto de la gama Serie 5, Serie 3, Serie 1 y Z. Para los que desconozcan este sistema, consta de una pantalla desde la que es posible controlar diferentes funciones eléctricas y electrónicas del automóvil de forma centralizada, como por ejemplo, anular el control de estabilidad (DSC), o la activación del DTC (listado de códigos de averías). En la actualidad, la mayoría de las marcas disponen de su propio sistema de gestión, lo que permite de forma más eficiente localizar averías de cara al mantenimiento, y un control superior del vehículo por parte del conductor. 


En el caso de BMW, en base a lo que recientemente ha anunciado, los investigadores de la marca apuestan de forma definitiva por un protocolo estándar para la comunicación de los dispositivos integrados en el automóvil, dejando a un lado las soluciones convencionales que actualmente utiliza cada marca. Según afirman, ya están utilizando componentes con conectividad Ethernet para reemplazar los incluidos a día de hoy, conocidos como (CAN, LIN, MOST o Flexray). Las pruebas actuales se están ejecutando bajo el estándar IPv4, aunque la compañía espera actualizarse a IPv6 en futuros tests.

Richard Bogenberger, director del proyecto IP comenta que “una de las prioridades es garantizar en tiempo real el funcionamiento de los componentes de seguridad crítica, como pueden ser los airbag”. Además, “hemos incluido pruebas con aplicaciones multimedia sobre la misma red del sistema electrónico del vehículo”.

BMW Group Investigación y Tecnología ya ha demostrado todas las mejoras que puede aportar a los vehículos en base a la utilización del Protocolo de Internet en los vehículos, aplicándolo a determinados modelos denominados prototipos. La instalación emplea componentes estándar de PC con sistemas relacionados, de forma que en la red IP se integran las ECUs (Unidades de Control Electrónico), el DME (Control del Motor) y el DSC (Control Dinámico de Estabilidad), así como la gestión de la radio y sistemas de posicionamiento. Las conexiones basadas en IP permiten una comunicación mucho más fluida entre los diferentes componentes, con posibilidad de añadir servidores multimedia o cualquier tipo de componentes, como cámaras o similares. Es la forma más adecuada para gestionar en tiempo real sistemas de control importantes en el apartado de seguridad, y a su vez, ofrecer compatibilidad con un gran volumen de datos. Otra finalidad que se persigue con la implantación de estas soluciones es la ventaja de que los vehículos en circulación puedan intercambiarse información en tiempo real. Así, si un modelo que circula por una carretera se encuentra con un bache, pueda emitir el aviso a todos los que se encuentren a su alrededor de forma transparente. En el caso de que se instaurara como estándar, la información a intercambiar no se realizará sólo entre coches de la misma marca, sino que podría ampliarse a todo el parque automovilístico. De cara a los talleres de mantenimiento, también se facilita en mayor medida la integración de nuevas funciones. 

BMW, la marca que lleva la delantera al resto en este sentido, no ha desvelado para cuando estarán disponibles al gran público los primeros “vehículos IP”, y añade que el cambio en la producción de las diferentes versiones de vehículos podría implicar un tiempo extra hasta que las cadenas de producción se adapten.

 

Alfonso Casas

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información