| Noticias | 13 JUN 2008

La UE rechaza la creación de un único regulador de telecomunicaciones paneuropeo

En un encuentro celebrado ayer en Luxemburgo, los ministros de los 27 estados miembros de la Unión Europea han descartado la propuesta de la comisaria Viviane Reding para crear un único cuerpo regulativo para toda Europa.
Marta Cabanillas

Esta propuesta era parte del plan de reforma presentado por Reding, en el que se incluían otras medidas que sí han recibido un mayor apoyo, como es la aplicación a los operadores de un sistema de penalizaciones que garantice la separación funcional entre sus infraestructuras y los servicios que sobre ellas prestan. Este sistema pretende servir de instrumento de presión sobre los antiguos monopolios para que abandonen algunas prácticas de dudoso respeto a la competencia.

Reding también recibió el apoyo a su idea de emitir una serie de directrices dirigidas a la industria de telecomunicaciones para garantizar el “justo” retorno sobre la inversión y a la propuesta relacionada con la compartición de la infraestructura de redes de próxima generación.

Poder equivalente al de la FCC en Estados Unidos
La creación de un gran regulador europeo era, en cualquier caso, uno de los puntos más importantes del plan de Reding. La comisaria defendía que este organismo debía tener un poder en Europa equivalente al de la FCC (Federal Communications Commission) en Estados Unidos y combinar las competencias de ENISA, la agencia de seguridad en red europea, con la responsabilidad de supervisar el mercado de las telecomunicaciones desde una perspectiva supranacional. Pero lo cierto es que las actitudes contrarias a esta medida han ido aumentando progresivamente en intensidad, especialmente entre las autoridades de telecomunicaciones nacionales, cuyo poder, lógicamente, hubiera quedado eclipsado por el de una agencia central de tales características.

“He comprendido que todos los ministros prefieren una entidad de menor importancia que la propuesta”, ha declarado Reding tras el encuentro en Luxemburgo. La idea de fusionar el nuevo cuerpo de telecomunicaciones europeo con ENISA ha recibido una fuerte oposición. Lo lamento, porque creo que existen muchas sinergias en la combinación de la regulación de la red con su seguridad. Sigo opinando que hubiera sido mejor contar con una sola agencia que con dos cuerpos separados”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información