| Noticias | 07 ENE 2009

La UE investiga un posible cártel de chips de tarjetas inteligentes

Tags: Histórico
La Comisión Europea está investigando la existencia de un posible cártel entre fabricantes de los procesadores de tarjetas inteligentes que se utilizan en tarjetas de pago y teléfonos móviles. Según la RAE, un cártel es un "convenio entre varias empresas similares para evitar la mutua competencia y regular la producción, venta y precios en determinado campo industrial".
Paula Bardera

Así lo han confirmado portavoces de la Comisión, quienes han declarado que hicieron una redada en las oficinas de diferentes fabricantes de chips de tarjetas de varios países de la Unión el 21 de octubre pasado. Los motivos que les llevaron a emprender tal acción fueron las sospechas que tenían de haber violado las prohibiciones de la Unión Europea a la hora de fijar precios, asignar cuotas de clientes y por el intercambio de información comercial crítica. Las autoridades de competencia locales también tomaron parte en estas redadas, tal y como han explicado desde la Comisión, que es la principal autoridad europea en temas antimonopolio. Las redadas de este tipo han supuesto un primer paso en las indagaciones en torno al cártel y no indican necesariamente que las compañías investigadas sean culpables de este tipo de comportamiento anticompetitivo. 

tarjeta crédito, chipAún así, la Comisión no ha revelado los nombres de las firmas que están siendo investigadas y tampoco ha declarado cuándo estará finalizado el proceso. Lo que sí ha manifestado es que la duración de la investigación dependerá de cómo las compañías implicadas desarrollen su defensa.

Este tipo de procesadores para tarjetas inteligentes se encuentran en las SIM utilizadas en todos los teléfonos GSM para autentificar a sus usuarios, así como, más recientemente, en las tarjetas bancarias compatibles con sistemas de seguridad conocidos como Chip-and-PIN, ahora muy comunes en Europa. Lo cierto es que es poco probable que los consumidores vayan a comprar directamente este tipo de procesadores, pero sí lo es que cualquier incidencia a la hora de fijar sus precios dañaría a los consumidores, elevando los costes operativos de las redes de telefonía móviles y de las tarjetas bancarias, obligándoles a pagar más por sus servicios.

En los últimos años, la Comisión está tomando mucho interés en torno a los precios de la industria tecnológica, como se pudo comprobar cuando realizó una redada en las instalaciones de Intel en febrero de 2008 , así como en fabricantes de tubos CRT en 2007 y de memorias RAM en 2006.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información