| Artículos | 01 NOV 2000

La tienda online: herramientas de desarrollo

Tags: Histórico
IBM WebSphere Commerce Suite Start Edition, Macromedia Dreamweaver 3.0 UltraDev y Microsoft SiteServer 3.0 Commerce Edition
Gabriel Contreras.
Para terminar de montar nuestra empresa en Internet necesitaremos desarrollar las páginas. En este artículo compararemos tres productos que nos permitirán implementar la lógica de nuestro negocio en un tiempo récord.

En el desarrollo de un nuevo proyecto de comercio electrónico nos encontramos con varias premisas que tenemos que tener en cuenta para llegar a tener éxito: minimizar el tiempo de desarrollo, ofrecer un entorno consistente que no dé lugar a transacciones comerciales erróneas, poder comunicarnos fácilmente con otras aplicaciones y con otras empresas, y ser capaces de mantener el contenido con el mínimo esfuerzo posible.
1. El Time To Market no debe de sobrepasar los 100 días. En la nueva economía de Internet nadie apostará por proyectos donde se pretenda tardar más de tres meses en el desarrollo, ya que el éxito de muchos proyectos depende de la oportunidad de llegar los primeros y hacerse con una posición en el mercado. Afortunadamente, las herramientas de desarrollo contribuyen en gran medida a minimizar el tiempo de desarrollo, reduciéndose a una tercera o cuarta parte el plazo con respecto a proyectos en otros entornos (host, cliente-servidor, etc.). Pero el truco reside en que los productos incluyan aplicaciones prefabricadas, donde podemos cambiar la apariencia (páginas HTML, gráficos, etc.) y retocar la lógica de negocio.
2. Hay que trabajar en un entorno transaccional para asegurar la integridad. Cuando se trabaja con aplicaciones online, una premisa que tienen que respetar todos los programadores es desarrollar un sistema transaccional que asegure que las aplicaciones procesan cada una de las tareas en un orden estricto, y asegurar que todas las operaciones requeridas se completan con éxito para poder cerrar una transacción. Esta afirmación que parece obvia implica la utilización de un gestor de transacciones como CICS de IBM, MTS de Microsoft, Tuxedo de BEA Systems, etc.
3. Interoperatividad entre aplicaciones y arquitecturas. Desarrollar un sistema de venta de productos por Internet se puede transformar en un fracaso si no tenemos un sistema por detrás que nos permita actualizar las existencias del almacén, lanzar pedidos a los proveedores, analizar el comportamiento de los clientes para modificar la técnica de venta, almacenar coherentemente los datos de cada uno de nuestros clientes para poder desarrollar un marketing one-to-one, etc. Debemos tener en cuenta que nuestro sitio web no va a ser una tienda que se pueda atender con un pequeño equipo de personas, sino que nos podemos encontrar con miles de pedidos diarios imposibles de gestionar manualmente.
El software de comercio electrónico se tiene que integrar con la base de datos que seleccionemos utilizando un estándar (ODBC, JDBC, SQL, etc.), la aplicación debería de poder funcionar correctamente con cualquier configuración de clientes (navegadores, etc.) y sería interesante que pudiéramos cambiar de arquitectura en el servidor si necesitamos una mayor escalabilidad.
Para comunicarnos con otras empresas tenemos que contar con una buena implementación de XML, que asegurará una correcta estandarización en el desarrollo de los módulos de intercambio de datos con otras aplicaciones.
4. Mantenimiento del contenido automatizado. La cantidad de información que se encuentra en un sitio web es inmensa. Por eso la gestión del contenido puede llegar a colapsar al equipo de trabajo, impidiendo la realización de otras tareas. Si la información que aparece en nuestro sitio web no varía, dejará de tener interés para un visitante asiduo, se cansará y lo perderemos. Tenemos que ofrecer un dinamismo en la información, una buena gestión de las modificaciones de los artículos con un esfuerzo mínimo del equipo de trabajo.
Estas premisas las tenemos que exigir a los entornos de trabajo que seleccionemos. Por tanto, nos encontramos con que los programas de desarrollo del sitio web de comercio electrónico que comparamos en este artículo no serán suficientes si no están respaldados por una arquitectura más compleja. Por ello, a continuación veremos cómo tenemos que combinar estos programas.

Macromedia Dreamweaver 3.0 UltraDev
Dreamweaver UltraDev es la evolución del programa de diseño de páginas web Dreamweaver 3.0. Macromedia ha aprovechado el liderato de esta herramienta en el sector del diseño para añadir una nueva capa de software encargada del acceso a las bases de datos, y capaz de trabajar con lenguajes de programación de servidores de aplicaciones, como ASP 2, JSP 1 y ColdFusion 4.
Dreamweaver 3.0 UltraDev no incorpora ningún tipo de lógica de negocio que pueda acelerar el desarrollo de una aplicación de comercio electrónico. Ni siquiera incorpora las funciones básicas, como el carrito de la compra, un sistema de pago o un motor de búsqueda. Todo tendrá que ser desarrollado en cada uno de los proyectos en que se utilice. Curiosamente, Dreamweaver 3.0 UltraDev sustituye a Macromedia Drumbeat 2000, que era un producto que sí incluía un carrito de la compra, pero tenía el problema de ser una solución excesivamente cerrada, con pocas facilidades para desarrollar nuevas funciones.
La estrategia de Macromedia radica en ser lo menos cerrado posible, en aceptar todos los estándares del mercado y en ofrecer la posibilidad de incluir el código fuente de nuevas funciones para ir poco a poco engrosando su capacidad funcional. Para ello se ha constituido un colectivo de desarrolladores de Dreamweaver UltraDev, que podrán dejar a disposición del resto del mundo sus funciones en Internet. Estas funciones se adoptarán como Extenders y cualquier usuario las podrá utilizar. Evidentemente, aunque el programa no incluya ninguna función de comercio electrónico actualmente, presumiblemente dentro de 4 ó 5 meses presentará una lista interminable.
El nuevo producto es mucho más abierto y está basado en el programa de diseño Dreamweaver, que es uno de los más avanzados del mercado. Sobre el programa de diseño se ha añadido una estructura de acceso a datos, con estándares como ODBC, JDBC y OLE DB, y además permite una integración completa con lenguajes de desarrollo de aplicaciones en servidor, como ASP 2, JSP 1 y Cold Fusion 4.
Sobresalen funciones que permiten acelerar el desarrollo y las pruebas de aplicaciones, como una función que permite previsualizar los datos de una tabla desde el entorno de diseño. El desarrollador puede ejecutar la aplicación utilizando un entorno de datos de prueba. Estos datos se podrán mantener desde el propio entorno.
Otros elementos muy útiles son los editores HTML integrados, como Homesite 4.5 en la versión PC y BBEdit en la versión Mac, que facilitan el desarrollo y el depurado de los programas, y soportan todas las nuevas funciones del estándar DHTML.
Una tercera herramienta que se presenta en este nuevo producto son unas API programables de JavaScript. Con ellas se pueden definir nuevos objetos y comandos de servidor que podrá utilizar el resto del equipo de trabajo.
Con Dreamweaver UltraDev se puede llegar a desarrollar todo lo que nos propongamos. No hay límites, no hay reglas estándares, ni plantillas estándares. Pero por otra parte los desarrollos durarán más tiempo y serán más difíciles de mantener. Esto va en contra de una de las premisas expuestas anteriormente: tenemos un Time to Market elevado.
Tanta flexibilidad nos permite utilizar el mismo producto para si

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información