| Artículos | 01 OCT 1995

La taiwanesa Acer se introduce en España

Tags: Histórico

Después de varios años con intentos infructuosos, Acer ha decidido instalarse en España. Y quizá lo haga a lo grande, porque en los próximos meses decidirá si ubica en Barcelona una planta de ensamblaje de ordenadores. La séptima compañía del mundo en el ranking de ventas de PCs entra en nuestro país para atender el mercado español y portugués. A corto plazo prevé firmar un acuerdo con un socio local de forma que tome una participación en la filial. En caso de fabricar los equipos en España atendería el mercado del sur de Europa, que incluye Francia, Italia y Andorra. Significaría la inversión de 625 millones de pesetas y, a pleno rendimiento, conseguiría facturar unos 6.000 millones de pesetas. Una de las premisas básicas, aunque no la única, para decidir la instalación de la planta será cumplir las expectativas de ventas: de 20 a 30.000 ordenadores en un año. Supone el 3 por ciento del mercado y, según Alberto Roditi, "no es ambicioso". Roditi calificó en la presentación de la compañía a Barcelona como un lugar ideal para instalarse "por su infraestructura, su pujante economía y la profesionalización en el trabajo".

Acer Computer Ibérica se va a dirigir especialmente al mercado académico, el consumo y las pymes. Hasta ahora Computer 2000 es su único distribuidor mayorista -sin contar Intrumentación y Componentes de Zaragoza- y, según Roditi, se mantienen conversaciones con Ingram para que se convierta en el segundo. Precisamente la multinacional alemana acaba de presentar sus equipos de marca propia, PC2000, manufacturados con componentes de la taiwanesa. No obstante, el director de operaciones de Acer, Francisco Soto, opina que los mayoristas todavía no han alcanzado la total madurez "y se impone establecer algunos VAR para intentar cubrir grandes cuentas y dar mayor impulso a la marca".

Con una producción anual millonaria de ordenadores, Acer fabrica desde portátiles hasta servidores de red para empresas con capacidad de hasta 500 terminales, pasando por una amplia gama de PC. La empresa espera vender 4 millones de ordenadores en todo el mundo durante 1995 y, de esta forma, llegar a una facturación de 625.000 millones de pesetas (400.000 millones en 1994). En este gran crecimiento juegan un papel principal unos nuevos modelos de ordenadores multimedia, lanzados recientemente en Estados Unidos para el segmento de "equipos de 1.999 dólares". Equipados con Pentium (de 75 a 130 MHz) y un diseño atrevido, en una semana la lista de espera de los Aspire ("aspirador") ha llegado a las cien mil peticiones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información