| Artículos | 01 NOV 2007

La seguridad es la clave del nuevo DNI electrónico

Tags: Histórico
España a la vanguardia tecnológica del DNI Electrónico
Pablo Oliveira.
El objetivo de la puesta en marcha el DNI electrónico en España es garantizar al máximo la seguridad de los ciudadanos y facilitar su privacidad a la hora de realizar operaciones telemáticas que requieran su identificación. Además, con este proyecto se añade una nueva dimensión que nos permite realizar diferentes trámites oficiales sin necesidad de movernos de casa o la oficina. Todos los elementos y tecnologías de seguridad integrados en el nuevo soporte han conseguido que el DNI electrónico español sea el más seguro de Europa.

Hace más de cinco años publicábamos en estas páginas que en el mes de octubre de 2002 se daría el pistoletazo de salida para la emisión de los primeros DNI electrónicos y meses antes comenzaban las pruebas piloto en una serie de provincias españolas. El objetivo con el que nacía el proyecto DNIe era garantizar de forma digital la identidad del ciudadano y permitir firmar documentos electrónicos. De este modo, se pretendía implementar un sistema para la emisión de este soporte electrónico con capacidad criptográfica en toda España.
La idea de dotar a los ciudadanos de DNI electrónicos está muy extendida en toda Europa. De hecho, hay países como Finlandia o Bélgica que ya lo tienen desde hace años. En España, lentamente fuimos conociendo más detalles del proyecto hasta que pudimos verlo en toda su dimensión, emitiéndose el primer DNIe definitivo en marzo de 2006. Durante ese mes comenzó a expedirse el DNI electrónico en la ciudad de Burgos. Entonces, la previsión del Gobierno era que su implantación fuera completada a principios de 2008, fecha que se ha adelantado hoy en día para finales de este año. Juan Crespo, responsable de seguridad lógica y comunicaciones en la Policía Nacional y encargado de todos los proyectos de PKI (Infraestructura de Clave Pública), como los DNI y pasaporte electrónico, ha asegurado que “hay que tener en cuenta que este proyecto conlleva un gran esfuerzo por parte de la Policía Nacional en compra de equipos y ampliación de redes y que la adaptación de estos equipos en las oficinas de expedición y la formación del personal hacen imposible determinar una fecha exacta de salida para el nuevo DNIe en toda España”.
Al ejemplo de Burgos, le siguieron toda Castilla y León, Cantabria y Galicia y posteriormente se ha dado inicio a la segunda fase de implantación, por comunidades. Así, a los primeros millares de documentos expedidos le siguieron a lo largo de 2006 y principios de 2007 otros más hasta completar los más de medio millón que se calculaban que ya estaban expedidos antes de este verano. Con el inicio de su implantación en otras comunidades, y que pretende que los ciudadanos tengan acceso a este documento en toda España antes de finalizar 2007, el documento llegará a 27 provincias antes de concluir este otoño. En la actualidad cerca de un millón de ciudadanos ya poseen el nuevo DNI y se espera que para finales de año esa cifra esté cercana a duplicarse. De este modo, la previsión es que para finales de 2008 sean cerca de siete millones los documentos electrónicos expedidos.

De la desconfianza inicial…
A principios de 2007, el estudio sobre el DNI electrónico daba a conocer la perspectiva real del conocimiento de los ciudadanos sobre el nuevo documento y su confianza en los trámites sin papel y a través de dispositivos telemáticos. De este modo, el 63 por ciento de los encuestados desconocía por completo en qué consistía el DNIe, frente a un mínimo 5 por ciento que sí identificaba las mejoras que ofrece. Sin embargo, una vez informados el 70 por ciento aseguraba que desearía tener ya en sus manos el nuevo DNIe, frente a un 11 por ciento que prefería mantener el antiguo documento. La principal razón argumentada a favor de su uso era la idea de eliminar por completo la burocracia en la realización de trámites con la Administración. Y en contra se situaba la desconfianza hacia las nuevas tecnologías y el miedo al fraude.

… al éxito inesperado
En todas las provincias donde ya se expide el nuevo documento su demanda ha crecido y así se han vivido situaciones de gran demanda que han producido colas y mucho tiempo de espera para los ciudadanos, sobre todo con la llegada del verano. La adecuación de las comisarías y, sobre todo, la necesidad de habituarse a una nueva herramienta de trabajo por parte de los funcionarios, ha provocado cierta lentitud a la hora de desarrollar cada nuevo documento, aunque desde la Policía aseguran que confeccionarlo “es cuestión de unos pocos minutos”. Además, hay que tener en cuenta que con el antiguo documento sólo era necesario dejar la información y los datos necesarios, para pasar a recoger el DNI en otro momento. Sin embargo ahora, el proceso se realiza por completo en una visita, llevándose el ciudadano el nuevo documento consigo, desde el primer momento. Una ventaja que, aunque evita tener que volver a pasar por la comisaría, aumenta el tiempo de expedición.
Además, el interés que ha despertado el nuevo Documento Nacional de Identidad electrónico ha hecho que la Policía haya agilizado los trámites para que esté disponible en todo el país a finales de este año.

Los primeros detalles
Conocemos ya que el nuevo documento cuenta con una tarjeta criptográfica con medidas de seguridad como tintas visibles mediante rayos ultravioletas, microescrituras y relieves y que la grabación de los datos se realiza por láser (una tecnología similar a LightScribe), quemando la superficie de la tarjeta. Además, el documento integra definitivamente un chip (que no es RFID, como algunos habían especulado) con los datos del titular, una imagen digitalizada de la fotografía, la firma y la huella dactilar. Y así, el nuevo documento se define como “una acreditación inequívoca personal con la garantía del Estado, válida tanto para el mundo físico como para el digital”. De este modo, el documento supone además un gran avance en cuanto a seguridad frente a la falsificación de datos, robo de identidad y fraude, ya que los datos confidenciales contenidos no pueden modificarse ni duplicarse.

Impulso a la Sociedad de la Información
El Ministerio del Interior y las principales empresas que han participado en la confección del nuevo DNIe esperan que el nuevo documento ayude a aumentarla confianza de los ciudadanoshacia el comercio electrónico. Es un hecho comprobado que precisamente la preocupación por la seguridad en internet es uno de los elementos que sirve de freno para el desarrollo del comercio electrónico. La mayoría de usuarios que argumentan que no utilizan internet para realizar pagos o trámites ponen de manifiesto que no lo hacen porque no quieren introducir sus datos personales o financieros en una página web debido a que no tienen la garantía de que estos sistemas de pago y de identificación sean inviolables. Sin embargo, parece que el hecho de que los ciudadanos internautas puedan identificarse a través del DNI electrónico supone esa garantía necesaria.
El nuevo documento nace con la promesa de simplificar las relaciones con la Administración, sobre todo en trámites habituales como la declaración de la renta, gestiones en la Seguridad Social, información del catastro e incluso inscribirse para una oposición o consu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información