| Artículos | 01 ABR 1999

La Salle analiza la situación actual del comercio electrónico

Tags: Histórico
A-PROP 99, VIII Jornadas Tecnológicas con la colaboración de PC World
El pasado 18 de marzo apareció Internet Explorer 5, la última versión del navegador de Microsoft. Como ya es costumbre, se trata de un programa gratuito que cualquier usuario puede descargar desde Internet, aunque para usted todavía es más sencillo instalarlo porque con este ejemplar de PC World se regala un CD-ROM con la versión completa en castellano de Explorer 5. A diferencia de versiones anteriores, en esta ocasión se ha intentado cubrir desde el principio la mayor cantidad posible de sistemas operativos y actualmente ya se puede obtener Explorer 5 para Windows 95/98, Windows NT 3.52/4.0, Windows 3.1, Sun Solaris y HP-UX. Se echa de menos la versión para Macintosh, que no estará disponible hasta verano, aunque en enero Microsoft lanzó Explorer 4.5 para Macintosh.
Internet Explorer 5 es un conjunto de varios programas entre los que se encuentra un navegador, un programa de correo, un editor de páginas web, un programa de videoconferencia, un chat, etc. La instalación completa de todas estas herramientas ocupa 100 MB, pero la mínima se queda en 6,5 MB (frente a los 40 MB que necesitaba como mínimo Explorer 4). Esta instalación mínima tan pequeña se consigue descartando todos los elementos que no son imprescindibles para ver las páginas web normales. Por ejemplo, ni siquiera tiene instalada la máquina virtual necesaria para ejecutar los programas (applets) Java que incluyen algunas páginas web, pero cuando el usuario accede a una página web que tiene un programa Java, Explorer 5 le pregunta si desea instalar las herramientas para ver correctamente la página.
Antes que nada, señalar que por fin Microsoft ha escuchado las quejas de los usuarios y la instalación de Explorer 5 ya no supone modificar necesariamente el sistema operativo con todas las herramientas de integración web, algo que agradecerán los usuarios que trabajen con Windows 95 y desean instalar Explorer 5.

El navegador Explorer 5
A primera vista, el nuevo Explorer 5 apenas presenta diferencias con la versión anterior. Tan sólo se puede ver un botón Ir a en la barra de herramientas cuya función no resulta demasiado interesante: al terminar de escribir la dirección de la página web a la que se quiere acceder, en vez de pulsar la tecla Intro se puede pulsar el botón Ir a. Pero existen cambios importantes, no tanto a nivel de características de usuario, sino más bien mejoras ocultas en rendimiento y soporte de nuevas tecnologías.
Además de la simple introducción de la dirección de una página web, las tres opciones más utilizadas de un navegador son búsqueda, favoritos e historial, y las tres se han mejorado en Explorer 5. La búsqueda ofrece ahora el Asistente de búsqueda, que permite encontrar una página web, una dirección de correo, la información de una compañía, un mapa, una entrada de la enciclopedia Encarta o un grupo de noticias. El Asistente de búsqueda accede a nueve sistemas de búsqueda y permite realizar la misma consulta en todos ellos sin necesidad de repetirla cada vez. En los resultados de la búsqueda aparece resaltada la palabra buscada, lo que evita tener que realizar otra búsqueda de la palabra dentro de la página web.
Los favoritos ofrecen ahora una nueva ventana que pretende ser más sencilla y cómoda de buscar. Puede ser que sea más cómoda que la de Explorer 4, pero la realidad es que para el usuario todavía sigue resultando más sencillo acceder a la carpeta C:\Windows\Favoritos y crear allí nuevas carpetas, mover favoritos, cambiar su nombre o su URL, etc. Señalar que existe una herramienta para importar y exportar tanto los favoritos como las cookies (los pequeños archivos que le identifican dentro de las páginas web). Para optimizar el trabajo reduciendo el número de clics que efectúa el usuario se ha implementado una característica nueva conocida como “estados persistentes” que se activa cuando se añade como favorito una página web que está formada por marcos (frames). Las que incluyen marcos tienen el inconveniente de que al cambiar el contenido del marco no cambia la dirección de la página. Suponga que accede a una con marcos y empieza a adentrarse en el contenido de las páginas cambiando el contenido de éstoshasta que decide añadir uno determinado como favorito. Con Explorer 4 y Netscape 4, cuando el usuario accede luego a ese favorito, no le muestra el contenido que aparecía cuando añadió la página como favorito, sino aquella con el contenido de los marcos principales (antes de que hiciera toda la navegación hasta llegar al contenido deseado). Explorer 5 resuelve este problema y es capaz de recordar exactamente la misma página web obviando el problema de los marcos.
El Historial es una ventana que muestra las direcciones de las últimas páginas visitadas por el usuario, algo muy útil para recuperar esa información que vimos hace un par de días y cuya dirección no recordamos. En Explorer 4 sólo se podía ver por fecha, mostrando los días de la semana, pero en Explorer 5 existen vistas para ordenar el historial por nombre, por los sitios más visitados, por el orden en que se visitaron (sólo válido para el día de hoy). Es importante señalar que la lista de sitios web que muestra el historial ya no tiene en cuenta el prefijo www. de todas las direcciones, sino que ordena y muestra según el nombre de dominio.
Además de los cambios en Favoritos, Historial y Búsqueda, la novedad más interesante de Explorer 5 es la posibilidad de guardar una página web completa, incluyendo tanto el archivo HTML como las páginas asociadas. Todos los usuarios se habrán sentido frustados al guardar en disco una página web y al abrirla una vez desconectados comprobar que sólo se muestra el texto, pero no las imágenes. Explorer 5 permite guardar la página completa, con todos sus componentes para que al abrirla se pueda ver tal y como se vio en Internet. Por supuesto, de esta forma se puede enviar por correo una página web a un usuario sabiendo que la va a ver tal y como queremos que la vea.
También existe un cambio completo en las suscripciones, que pierden su nombre y ahora pasan a ser gestionadas mediante un Administrador de sincronización. Una suscripción no es más que indicar que se quiere comprobar con una determinada periodicidad el contenido de una página web para ver si ha cambiado. Ya no se utiliza el término suscripción y se disfraza como “Disponible sin conexión a la red”, pues generalmente cuando se confirma que ha cambiado el contenido de una página web se transfiere dicho contenido al ordenador del usuario, lo cual quiere decir que se podrá ver la página sin estar conectado a Internet. Probablemente esta será una mejor forma de conseguir que la mayoría de los usuarios saquen partido a una característica siempre interesante pero desconocida y, sobre todo, muy desaprovechada.
Explorer 5 permite realizar conexiones FTP que muestran el contenido de los directorios del ordenador accedido en las habituales ventanas de los directorios de nuestro ordenador local. De esta forma, se simplifica el trabajo enormemente, pues basta con arrastrar un archivo de una carpeta a otra para realizar una transferencia FTP.

Las mejoras “ocultas”
Explorer 5 incluye soporte de nuevas tecnologías y utilidades importantes que el usuario no verá directamente en su programa pero notará al

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información