| Artículos | 01 JUN 1998

La realidad de Windows 98

Tags: Histórico
Características, actualización, interfaz, herramientas, ventajas y comunicaciones
Jaime de Yraolagoitia.
Conozca las nuevas características de Windows 98 para saber, en qué medida, puede beneficiarse de la aparición de este sistema operativo.

A mediados del próximo mes, más exactamente el 23 de julio, está previsto el lanzamiento de la versión española de Windows 98 (el 25 de junio aparecerá en Estados Unidos). Seguramente habrá oído comentarios de todo tipo sobre las limitaciones que pretenden imponer los jueces norteamericanos a la salida de Windows 98 con Explorer integrado (consulte el recuadro adjunto). En el momento de escribir estas líneas se acaban de romper las negociaciones que mantenían Microsoft y el gobierno americano y sólo el futuro podrá decir qué es lo que ocurrirá. Mientras tanto, Microsoft, los fabricantes de ordenadores, los desarrolladores de aplicaciones y, cómo no, las editoriales de prensa informática, siguen hacia adelante suponiendo que Windows 98 incorporará Explorer 4.

Actualización, ¿desde dónde?
Windows 98 es una actualización de Windows 95, pero existen muchos Windows 95 y depende de cuál esté utilizando notará más o menos cambios. Hay dos grandes versiones de Windows 95, la versión Windows 95 original que es la que se sigue vendiendo al público en las tiendas de informática y la versión Windows 95 OSR2, aparecida en 1996 y que sólo se puede conseguir comprando un ordenador nuevo. Esta extraña política de Microsoft ha creado dos usuarios bien diferentes que creen tener el mismo sistema operativo, pero entre los cuales hay muchas diferencias; por ejemplo, Windows 95 OSR2 soporta FAT32, mientras que Windows 95 original no lo hace.
Además de esta primera diferenciación, hay usuarios que trabajan con Windows 95 y otros que trabajan con Windows 95 más Internet Explorer 4. La interfaz, las posibilidades de configuración del escritorio y otras características importantes han cambiado con Explorer, cambios que se mantienen en Windows 98 y que sorprenderán a los usuarios que no trabajaban con Explorer.
Finalmente, también hay usuarios más activos, que bucean en Internet actualizando los componentes que proporciona Microsoft. Sin ir más lejos, desde la primera versión original de Windows 95 se han sucedido un Service Pack y varias versiones nuevas de componentes como Exchange, acceso telefónico a redes, soporte USB, etc.
¿Qué se deduce de todo esto? Que un usuario con Windows 95 original, se quedará sorprendido por la gran cantidad de novedades y mejoras de Windows 98, mientras que un usuario con Windows 95 OSR2 e Internet Explorer, acostumbrado a conseguir las actualizaciones de Microsoft, quizá se sorprenda ante la ausencia de novedades. Y en los dos casos será correcta esa sensación de sorpresa.
La instalación de Windows 98 requiere un ordenador 486 con 16 MB de RAM y 200 MB libres en disco duro, aunque se recomienda un ordenador Pentium. Windows 98 se venderá en dos versiones: una normal y otra de actualización que exige la presencia en el ordenador de una versión anterior de Windows (aunque usted puede acreditar esa propiedad sin necesidad de tener instalado Windows 95 o 3.1, simplemente introduciendo los disquetes o el CD-ROM originales de esa versión anterior). El precio no está definido, pero se podrá conseguir al mismo precio que Windows 95, aproximadamente 15.000 pesetas, dependiendo de las ofertas de los distribuidores.

Soporte y estabilidad
Lo que más le preocupa a los usuarios es ¿será Windows 98 un sistema operativo más estable y sólido que Windows 95? Indudablemente, tiene que serlo porque ese ha sido uno de los aspectos en los que más ha trabajado Microsoft. Y digo “tiene que serlo” porque en las pruebas realizadas, Windows 98 ha causado los mismos problemas que Windows 95, es decir, prácticamente ninguno. Las quejas sobre Windows 95 se pueden resumir en dos apartados: problemas de conexión en red y errores por falta de conocimiento del usuario. Algunos se quejan de que Windows 95 funciona perfectamente hasta que se conectan en red, momento en el cual comienza a hacer cosas extrañas, pero principalmente se debe a problemas de la propia red y no de Windows 95. Conozco a usuarios con quejas constantes, pero también conozco redes que funcionan perfectamente.
Quizá más preocupante sea el tema de los errores por “desconocimiento”, donde se engloban la mayoría de los problemas que le surgen al usuario: de repente un día no arranca Windows 95, el módem es incapaz de conectar a Internet, o el ordenador se queda bloqueado utilizando un determinado programa. Estos errores se deben principalmente a “desconocimiento” por parte del usuario del software y hardware que está utilizando, pero se pueden (y deben) achacar a Microsoft. A pesar de plug and play, a pesar de los asistentes y a pesar de toda la ayuda integrada, la realidad es que Windows 95 no es un sistema operativo fácil de instalar y configurar, más bien al contrario, muy pocos usuarios serían capaces de configurar correctamente un módem “sin marca” (un módem que no aparece en la lista de módems soportados por Windows 95), aunque dichos módems “sin marca” son los más vendidos en promociones, ofertas y equipos baratos. Windows 95 (y su sucesor Windows 98) intenta hacer todo y soportar todo: desde programas MS-DOS hasta aplicaciones Windows 95 pasando por programas Windows 3.1 y conexiones a Internet. Esta diversidad acarrea problemas a los usuarios más inexpertos. ¿Cuántos usuarios han empezado a tener problemas desde que instalaron un juego desde una ventana DOS dentro de Windows 95 y no arrancando el ordenador en modo DOS? ¿Cuántos usuarios han dejado de poder conectarse a Internet desde que intentaron configurar sus conexiones TCP/IP y modificaron los valores generales de Red en el Panel de control, en vez de los valores particulares de cada conexión de Acceso telefónico a redes? ¿A cuántos usuarios no les funciona el micrófono porque no saben acceder a su volumen, por defecto muy bajo? ¿Cuántos usuarios son incapaces de ejecutar un programa desde que desinstalaron otro y eliminaron sin querer (sin saber) las librerías compartidas?
Es fácil trabajar con los iconos de Windows 95 y ejecutar aplicaciones. Pero no es tan sencillo mantener correctamente configurado Windows 95 con todos los dispositivos que se están utilizando habitualmente en hogares y empresas (tarjetas de sonido, módems, cámaras digitales, dispositivos SCSI, etc.) y con la variedad de programas que se suelen utilizar. Desde este punto de vista Windows 98 ha mejorado, pero en la medida que soporta todos los dispositivos actuales, algo que dejará de hacer en cuanto lleguemos al año 1999. Con Windows 98 verá menos errores en pantallas azules que con Windows 95, pero todavía seguirá siendo relativamente fácil que un usuario curioso y mal informado estropee lo que no está estropeado. En este sentido Windows 98 incorpora algunas protecciones como una pantalla especial cuando se intenta acceder a la carpeta de Windows para evitar que se toquen archivos.

La nueva interfaz
Windows 98 utiliza la interfaz de Explorer 4, que es similar a la de Windows 95 pero añadiendo propiedades para la gestión de páginas Web. Esto se plasma en múltiples características. La primera es que se han combinado en una sola herramienta el antiguo Explorador de Windows (navegador de disco duro) y Explorer (navegador de páginas Web), de forma que usted puede abrir Mi PC,

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información