| Noticias | 28 MAR 2012

La privacidad es una fantasía de ciencia-ficción

Tags: Actualidad
¿Qué pasaría si los datos personales no fueran digitales y los que manejan esta información no fueran máquinas?
PCWORLD PROFESIONAL

El asunto de la privacidad ha ganado una relevancia significativa en muy pocos años. Desde el seguimiento sin garantías de GPS a la inspección de paquetes ISP, parece que cualquiera quiere entrar en este boyante negocio de cotillas clandestinos.

¿Qué ha pasado?¿Han cambiado las reglas? ¿Qué ha hecho la información digital para que algunos crean que todo está bien? Quizás el derecho de privacidad, del que se ha hablado mucho,  se haya pasado de moda. Veamos qué ocurrirá en el futuro en la que he denominado Tierra después de Internet.

Una mañana soleada, en la Tierra después de Internet, vas a una entrevista de trabajo. Estás deslumbrante, motivado y decidido a convertirte en un activo de cualquier compañía que te contrate. Durante la entrevista, sin embargo, justo cuando el responsable de recursos humanos empieza a discutir los beneficios, bonus y salario que te corresponden, se detiene.

“Bueno, tenemos unos cuantos aspectos de procedimiento que debemos cuidar”, asegura. “Necesitaremos asignarte un guardaespaldas que te siga con un micrófono parabólico para escuchar todas tus conversaciones con amigos y deberemos seguir a algunos de ellos y a tus familiares para ver qué están diciendo”. Y continúa: “también necesitaremos acceso total a tu diario, archivos personales y  fotos. De hecho, necesitamos las llaves de tu casa para echar un vistazo, al igual que a la de tus amigos. Supongo que esto no será un problema”.

Cruzando la ciudad, unos cuantos miembros de la policía local se aburren y se asignan el seguimiento indefinido de unos cuantos individuos, buscan sus nombres en el  listín telefónico, seleccionan a unos cuantos y les siguen, simplemente porque pueden hacerlo.

Entretanto, en la oficina de correos, unos cuantos empleados revisan la correspondencia de cualquiera y la compañía telefónica escucha y transcribe las conversaciones de unos cuantos ciudadanos.

Por supuesto, este tipo de cosas son inimaginables ahora en el mundo real y parece una locura que los operadores intercepten llamadas o que la policía siga a ciudadanos inocentes, al menos sin autorización judicial.

Sin embargo, las compañías sí que han empezado a invadir la intimidad de sus empleados o candidatos a serlo, pidiéndoles sus claves de Facebook. Además, en la actualidad, hay gran cantidad de datos de cualquiera en Internet que pueden ser analizados, guardados y ordenados.

Parece que lo que serían prácticas impensables en el mundo real, en Internet no lo son tanto y que algunas compañías se plantean seguir a algunos de sus empleados por medios digitales para evitar, por ejemplo, que roben información confidencial.

Si bien, en el entorno profesional, las empresas tienen cierto “derecho” a protegerse frente a este peligro, lo que es del todo absurdo es trasladar este control al mundo personal y privado de las redes sociales.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información