| Artículos | 01 DIC 2000

La plataforma Pocket PC

Tags: Histórico
Informática móvil (II)
Francisco Charte.
La llegada de Windows CE 3.0 dio origen a la nueva familia de dispositivos conocidos genéricamente como Pocket PC. En esta segunda entrega le mostramos qué puede hacer con un Pocket PC y cómo.

En su tercera apuesta por crear una plataforma software para dispositivos móviles Microsoft presentó la versión 3.0 de Windows CE, un Windows capaz de ejecutarse en distintas arquitecturas de procesador y con poca memoria, pero manteniendo muchas de las posibilidades que podemos encontrar en nuestro Windows de escritorio. Actualmente la plataforma Pocket PC cuenta con el respaldo, en cuanto a fabricación de dispositivos se refiere, de empresas como Compaq, Hewlett-Packard, Casio o Symbol.
Independientemente de las particularidades de cada dispositivo específico, todos los Pocket PC incorporan, como se ha dicho, el sistema operativo Windows CE y una serie de aplicaciones comunes, como Internet Explorer, Pocket Word o Microsoft Reader. Nuestro objetivo en este artículo es guiarle en los primeros pasos con un Pocket PC, tratando las tareas más habituales de configuración y sincronización, y comentando algunas de las aplicaciones más útiles o destacadas.
Las pruebas y ejemplos realizados en este artículo se han llevado a cabo sobre un iPAQ H3630 Pocket PC cedido por Compaq, uno de los dispositivos más versátiles y atractivos que podemos encontrar en este momento. El iPAQ de Compaq incorpora algunas utilidades y funciones no presentes en otros dispositivos, por lo que pueden existir algunas diferencias puntuales entre las figuras que aparecen en este artículo y las imágenes que pueda ver en la pantalla de su propio equipo. Los procesos descritos, no obstante, serán los mismos.

El primer contacto
Una vez hayamos desembalado y, tras leer los correspondientes manuales, conectado nuestro Pocket PC por primera vez, nos encontraremos con una imagen prácticamente idéntica a la de la Figura 1. En la parte superior se encuentra el típico botón Inicio que aparece en todos los Windows actuales, mientras que a la derecha se muestra la hora y debajo la fecha actual. Esta página es conocida como Hoy, ya que muestra automáticamente las citas y tareas pendientes para el día en curso.
El Pocket PC tiene una pantalla táctil que, en cierta forma, sustituye al ratón y al puntero que estamos habituados a usar en los sistemas de sobremesa. Aunque es posible actuar sobre esta pantalla táctil incluso con los dedos, lo normal es usar un apuntador similar a un lápiz pero hecho enteramente de plástico o un material similar. Usando el apuntador no ensuciaremos la pantalla y, además, conseguiremos una mayor precisión, sobre todo a la hora de pulsar botones pequeños o usar elementos como el teclado virtual en pantalla.

Personalizar el Pocket PC
Lo primero que vamos a hacer es personalizar nuestro Pocket PC. Utilizando el apuntador pulsaremos sobre el elemento Obtener información del propietario, dando paso a una ventana en la que introduciremos nuestro nombre, el de la empresa si es que procede, dirección, teléfono, etc. Para facilitar todos estos datos tenemos dos opciones: usar el teclado virtual en pantalla o servirnos del reconocimiento de escritura. En este caso optaremos por la primera posibilidad. Pulsamos sobre el pequeño icono en forma de teclado situado en la parte inferior derecha y, sobre el teclado que aparece, vamos pulsando con el apuntador para introducir los diferentes datos, como hemos hecho en la Figura 2. Para terminar pulsaremos sobre el botón circular OK que hay en la parte superior derecha, cerrando la ventana y volviendo a la página Hoy, que ahora tendrá el aspecto que puede verse en la Figura 3.
En caso de que la fecha y hora mostradas en la parte superior de la página Hoy no sean correctas (es habitual si el dispositivo es nuevo) pulsaremos en la parte superior de la pantalla para poder configurar el reloj (véase Figura 4). Esta ventana de configuración dispone de dos apartados: la hora local en la que nos movemos habitualmente y la hora del lugar en que nos encontremos de visita, si es que hemos viajado a un punto en el que exista otro huso horario.
Para modificar la hora o los minutos primero marcaremos con el apuntador sobre el elemento deseado y, a continuación, pulsaremos repetidamente en las flechas que hay a la derecha para incrementar o reducir. Modificar la fecha es fácil, ya que al pulsar sobre ella aparece un calendario donde podemos seleccionarla directamente. Para cerrar esta ventana, volviendo de nuevo a la página Hoy, pulsaremos el botón OK que hay en la parte superior derecha. Éste es un elemento común al que deberá ir acostumbrándose.

Sincronización con el sistema de sobremesa
Aunque nuestro Pocket PC es un dispositivo que puede funcionar perfectamente de manera autónoma, introduciendo y procesando datos, lo más habitual es que lo utilicemos conjuntamente con nuestro sistema de sobremesa, manteniéndolos sincronizados de tal forma que ambos tengan la misma información. Esto nos permitirá leer o responder al correo electrónico mientras estamos de viaje en el tren, aunque realmente la conexión a Internet la tengamos en el PC de nuestro despacho; o programar citas mientras estamos en una reunión, volcándolas posteriormente a nuestro sistema de sobremesa.
Para poder mantener nuestro PC siempre sincronizado con el Pocket PC tendremos que instalar en él la aplicación Microsoft ActiveSync que, generalmente, encontraremos en el CD-ROM que contiene el software de utilidades del Pocket PC. Para conectar físicamente los dos dispositivos tendremos que servirnos de los cables que acompañen a nuestro Pocket PC, siendo lo habitual contar con un conector para el puerto serie o bien para el bus USB.
Tras completar la instalación y una mínima configuración, apreciará que ActiveSync se pone en comunicación con el Pocket PC y efectúa la primera sincronización. En el extremo derecho de la barra de tareas, en su sistema de escritorio, habrá aparecido un nuevo icono (véase Figura 5) mediante el cual podrá acceder a las opciones de ActiveSync. Mientras tanto, en el Pocket PC habrán aparecido elementos que antes sólo existían en el equipo de sobremesa, como los mensajes de la bandeja de entrada o las tareas pendientes (véase Figura 6).
Si tras instalar ActiveSync todo ha ido como acaba de explicarse, lo único que tendremos que hacer será personalizar la configuración de sincronización. Si, por el contrario, no ha llegado a producirse la primera comunicación, tendremos que servirnos del menú de opciones de ActiveSync para abrir la ventana de configuración de conexión mostrada en la Figura 7. En ella seleccionaremos el método de conexión que vamos a utilizar, que puede ir desde una comunicación por infrarrojos hasta el enlace mediante una tarjeta de red. Fijada la configuración, bastará con pulsar el botón Conectar que hay en la parte superior para iniciar la conexión.
En principio la sincronización de los distintos elementos es automática, de tal manera que cualquier modificación, ya sea en el Pocket PC o en el PC de sobremesa, se refleja automáticamente en el otro dispositivo de manera inmediata, si es que están conectados, o tan pronto como haya una conexión disponible. Este comportamiento, y otros parámetros adicionales, pueden también ser modificados. Haciendo doble clic sobre el icono de Microsoft ActiveSync abriremos la ventana que puede verse en la Figura 8, en la que aparecen los diferentes ele

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información