| Artículos | 01 OCT 2008

La navegación móvil

Tags: Histórico
Los nuevos navegadores y pantallas, puntos clave
Arantxa Herranz.
El sueño se ha hecho, por fin, realidad. La idea de poder disfrutar de una experiencia de navegación por la web desde dispositivos móviles tan gratificante como la que llevamos a cabo desde la pantalla de un ordenador se ha ido encontrando con diversas piedras en el camino. Sin embargo, ha surgido una nueva generación de navegadores móviles que, junto con unas pantallas más grandes y de mejor resolución en unos dispositivos reinventados, ha permitido que, ahora sí, podamos disfrutar de Internet en la palma de la mano con total comodidad y garantía.

Una nueva generación de navegadores web móviles está haciendo que, por fin, las páginas web sean una realidad en dispositivos móviles. Hasta ahora, los intentos por hacer que un sitio pudiera ser visto desde un teléfono móvil o PDA no han tenido el éxito esperado. Es más, la experiencia podía llegar a ser frustrante, pues la visualización no era buena. Sin embargo, todo esto está a punto de pasar a los anales de la historia, ya que, como decimos, están surgiendo diversas y diferentes opciones de navegadores que, ahora sí, permiten imaginar que la web también se desarrolló pensando en pantallas más pequeñas que las de un ordenador.
Uno de los últimos productos en sumarse a esta generación de oro de la navegación portátil es Opera Mobile 9.5, un navegador web nativo destinado a los teléfonos móviles inteligentes (conocidos como smartphones) de gama más alta. Se trata de una versión muy evolucionada anunciada por la compañía noruega, que sucedía en el tiempo a la disponibilidad del iPhone 3G de Apple. Este dispositivo ha supuesto un antes y un después en esto de la navegación por Internet desde dispositivos móviles, gracias sobre todo a su potente navegador Safari, el espejo en el que ahora se miran el resto de ofertas, quienes quieren ver también reflejado el éxito cosechado por la compañía de la manzana en este terreno.
Pero éstas no son las únicas propuestas con las que cuentan el mercado y sus usuarios. Mobile Firefox y Skyfire harán, si se cumplen las expectativas, su irrupción antes de que acabe el año, al menos en una versión beta.

Mucho más que software
Sin embargo, la evolución de estos navegadores web es sólo una parte de todo el entramado que está haciendo posible esta nueva realidad. El hecho de poder navegar desde dispositivos móviles con este éxito también está determinado por el hardware desde el que llevemos a cabo esta tarea. Y en este sentido, componentes como el procesador o el tipo de conexión inalámbrica utilizada para ello también tienen mucho qué decir. Y basta recordar los grandes esfuerzos que la industria ha realizado (y sigue llevando a cabo) en todas estas materias.
Por supuesto, tampoco podemos pasar por el alto el propio desarrollo de las páginas web, que en muchos casos han sido repensadas para ser compatibles con determinados dispositivos. En líneas generales, sí se puede decir que las páginas web se planean ya para que sean accesibles para estos usuarios móviles.
Cuando se combinan todos estos ingredientes, es evidente que el resultado puede llegar a ser impresionante. Basta pensar en la combinación de la gran pantalla de un iPhone, la pantalla táctil y la interfaz propuesta por Safari, que han aportado una nueva manera de ver la web a los usuarios móviles: la misma que tendrían en la pantalla de su ordenador desde un navegador tradicional. Hasta ahora, la mayoría de los usuarios se las han tenido que ver y desear con los denominados micronavegadores, que accedían de manera independiente y separada a cada uno de los contenidos de una página en Internet.
Según los números facilitados por la consultora StatCounter en marzo, Safari era el navegador móvil más popular en Estados Unidos, aunque a nivel mundial este puesto recaía en el navegador de Nokia. En ese mismo país, ya las navidades pasadas el tráfico web desde Safari superó al resto de navegadores móviles pese a que sólo tenía el 2 por ciento del mercado de smartphones. Algo que deja muy a las claras que el éxito consiste en otorgar a los usuarios un navegador móvil que de verdad funcione, que de una experiencia inolvidable.

Navegación de primera clase
“La navegación móvil ha sido considerada como de segunda clase en la web”. Quien así se muestra es el líder de la iniciativa Web móvil dentro del Worldwide Web Consortium (W3C), Matt Womer. “Tenías que ofrecer contenidos diferentes, con un lenguaje y protocolos diferentes”, denuncia este responsable en alusión a los primeros navegadores, como Phone.com y OpenWave y cuando WAP (Wireless Access Protocol) sonaba con fuerza. En honor a la verdad, cabe reconocer que WAP fue el primer intento por hacer contenido web que fuera amigable en un entorno móvil, aunque en aquellos momentos la interfaz de los teléfonos era muy parecida al MS-DOS de los primeros ordenadores personales.
Aunque Safari, el navegador del iPhone, no es el primer navegador para dispositivos móviles con el que poder ver páginas web completas, sí que es el primero gracias al cual se ha constatado un antes y un después en su planteamiento. “Existe ahora una convergencia de la web de sobremesa y la de los dispositivos móviles”, defiende Mike Rowehl, arquitecto de la reciente compañía Skyfire Labs, que está desarrollando un navegador web para clientes móviles. “El iPhone ha supuesto un antes y un después en el concepto de cómo ofrecer los servicios y las aplicaciones en este tipo de dispositivos”, señala este responsable.
Y es que la gente que navega por la web desde un dispositivo como estos no quiere ver un mundo alternativo al que está acostumbrado y ni que tenga menos opciones de las que está acostumbrado a utilizar, tal y como reconoce Jay Sullivan, vicepresidente de movilidad en Mozilla, cuyo lanzamiento de Mobile Firefox se espera con impaciencia por muchos usuarios.

La próxima generación
Así pues, parece claro que hay toda una serie de desarrolladores que están luchando por ganar la confianza de estos usuarios móviles que, cada vez más, se conectan a Internet desde sus dispositivos.
Opera Software fue una de las primeras firmas en adentrarse en este terreno. Corría el año 2000 cuando Opera Mobile irrumpió en el mercado. Ahora, se asegura que la versión 9.5 de este software tendrá una velocidad que, incluso, podría ser superior a la que estamos acostumbrados en el terreno de los sobremesa.
A principios de 2006, apareció Opera Mini, para dar respuesta a las necesidades de los teléfonos móviles menos potentes. Otro de los navegadores que más aceptación han tenido en los terminales basados en el sistema operativo Symbian es el desarrollado por Nokia. Pero hay más nombres a añadir en esta lista, como el del navegador ThunderHawk, desarrollado hace ya dos años por Bitstream, que ha sido migrado a principios de este años al Binary Runtime Environment for Wireless (BREW) de Qualcomm, una plataforma de desarrollo de aplicaciones basado en Java para teléfonos móviles. Esta migración se ha realizado para tener una versión del navegador con la que llegar a un mayor número posible de usuarios.
En fase aún de desarrollo están los ya mencionados Mobile Firefox (del que se tienen muchas expectativas, sobre todo tras

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información