| Artículos | 01 JUL 2000

La informática adelanta a las berlinas más lujosas

Tags: Histórico
Santiago Carro.
Dos años atrás, el usuario que quería adquirir un coche se fijaba en parámetros preestablecidos como su potencia o cilindrada; o bien en ciertos elementos de seguridad como ABS, ESP, airbag, etc. Hoy día, la mayoría de los modelos disponibles en el mercado, vienen equipados con esas características y el conductor busca más prestaciones ligadas íntimamente con los avances de las nuevas tecnologías. Conexión a Internet, recepción y envío de correo electrónico y faxes, sistemas GPS o telefonía móvil activada mediante la voz de cualquiera de los ocupantes, serán algunas de las opciones de las que podrá disponer el futuro comprador que desee renovar su particular parque automovilístico.

Oficinas sobre ruedas
Vivimos en una era, donde la tecnología ofrece al usuario la posibilidad de trasladar todo su trabajo a los lugares más insospechados. Gracias a la conjunción de diversas herramientas como ordenadores portátiles y telefonía móvil de última generación, no supone impedimento alguno cerrar una operación de millones de pesetas en cualquier punto del planeta. Mientras exista conectividad, el trabajo se podrá realizar sin ningún problema. Por este motivo, parece que los fabricantes de automóviles se han puesto de acuerdo en facilitar dicha tarea. Así, ya son múltiples las casas que ofrecen modelos que incorporan los últimos progresos en esta materia.
Hasta hace pocos años los coches eran bautizados en honor de localidades o, de forma más simple, con números y letras. Pero hoy, las marcas se decantan por apelativos alusivos a las tecnologías más recientes. Y de este modo, por ejemplo, Citröen ha presentado en el Salón del Automóvil de Madrid su nuevo modelo Xsara Windows CE. El modelo tiene innovaciones como el reconocimiento por voz para accionar los dispositivos, conexión a Internet, correo electrónico y telefonía (sin contar con los clásicos equipos de audio). De esta forma, para aquellas personas cuyo trabajo exige desplazamientos en coche, supone un ahorro de tiempo considerable poder enviar correo electrónico o comprar a través de Internet sus billetes de avión.
La alemana BMW, dentro de su gama M, ha abierto la posibilidad de conseguir un automóvil más exclusivo todavía. La sección Individual de la compañía desarrolla coches a gusto del usuario, con elementos que parten desde una pantalla de DVD hasta multitud de opciones; de este modo, las oficinas instaladas en los coches ya son una realidad.
El fabricante estadounidense General Motors ya ha preparado sus nuevos modelos –Seville y Deville- para el año que viene dotados del sistema Cadillac Infotainment, con capacidad, entre otras cosas, de leer correo electrónico. Además, On Star Virtual Advisor permite hablar por teléfono con manos libres y con un servicio de marcación por voz. El presidente de la compañía, Mark Hogan, ha precisado que, “para finales de 2001, varios modelos de GM ofrecerán acceso al correo electrónico, así como servicios de información de Internet”.
Y como no sólo de procesadores vive Intel, la compañía ha ampliado su radio de acción al sector de la automoción desarrollando un vehículo que permite activar el equipo de música o el aire acondicionado mediante la voz, y ofrece la posibilidad de ver películas o entretener a los más pequeños con videojuegos en la parte posterior del coche. El coche está conectado a Internet y permite a cualquiera de sus ocupantes enviar y recibir correos electrónicos y faxes. Marcas como Jaguar, Nissan o Ford incluirán estos avances en sus próximos modelos. No obstante, estas opciones de navegar por Internet y conducir simultáneamente están siendo consideradas como actividades peligrosas, ya que pueden constituir una fuente de distracción. Sin embargo, las opciones presentadas por General Motors no suponen peligro alguno, puesto que no se requiere uso de ratón, monitor o teclado. Los conductores acceden a toda la información con órdenes habladas, por lo que no tienen que soltar en algún momento el volante, ni quitar la vista de la carretera.

Chips en el motor
Si las principales marcas del mercado incluyen prestaciones futuristas en su interior, la parte mecánica no ha quedado relegada a un segundo plano. Aunque por el momento son las grandes casas las que introducen tecnología del siglo XXI, presumiblemente se irán incorporando de manera paulatina las restantes compañías en modelos inferiores. La americana Cadillac incorpora en su modelo Seville (sólo para el mercado americano) el sistema de visión nocturna. A través de unos sensores instalados en la rejilla del capó se lanzan unas señales que alcanzan una distancia cinco veces superior al campo de visión logrado por los faros más potentes en la actualidad, y refleja en la superficie del parabrisas la imagen infrarroja del objeto situado en la calzada mediante la diferencia térmica. Su competidor DaimlerChrysler, partiendo de este mismo sistema, permite visualizar incluso objetos inanimados que no emiten calor.
También Cadillac ha desarrollado dos ingeniosos sistemas que tendrán una buena acogida por parte del público. Uno de ellos está localizado en el bloque motor. Se trata de un sofisticado módulo de control del grupo propulsor dotado de dos procesadores de 128 KB que asimilan los datos procedentes de un total de 29 sensores situados por todo el propulsor. Uno de los sensores vigila continuamente la cantidad de oxígeno que entra en el motor, de modo que -aunque el vehículo pierda el agua de refrigeración después de un accidente de menor importancia- se puede mantener en marcha mediante el accionamiento alternativo de las dos bancadas de cilindros. Mientras una fila quema combustible, la otra bombea aire para enfriarse, lo que le permite circular a una velocidad de hasta 80 km/h.
La otra novedad se refiere al airbag del pasajero y se denomina sistema de supresión de airbag para niños. Gracias a los 22 sensores situados en el asiento del copiloto se analiza si el pasajero que está acomodado en la butaca se trata de un niño o si, por el contrario, se trata de una persona de reducido tamaño. El sistema utiliza una tecnología innovadora que distingue la diferencia de peso entre un adulto pequeño y un niño de gran envergadura, cuyo peso puede llegar a ser similar, con lo que activará o no el airbag en función de las características del pasajero.

Aumento de webs relacionadas con el motor
La proliferación de sitios en Internet con información detallada sobre el sector automovilístico empieza a despuntar. Motores de búsqueda como Altavista.com o portales como ya.com ofrecen en sus páginas de presentación enlaces a webs con infinidad de datos. Pero el hecho más destacable son las webs especializadas, mediante las cuales el usuario puede acceder a un sinfín de información. Así, Autocity.com es el portal vertical español que permite a los conductores elaborar un diagnóstico del vehículo en caso de avería; algo así como un servicio de asistencia técnica virtual donde es posible conocer qué avería sufre, el precio del arreglo y el tipo de taller que necesita. Autocity.com, a la vanguardia de la tecnología, facilita a los usuarios de telefonía móvil con acceso WAP la posibilidad de acceder a la información de talleres más cercanos, precios de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información