| Noticias | 28 JUN 1999

La industria se pone de acuerdo sobre los libros digitales

Tags: Histórico
Con Microsoft liderando el grupo, el grupo de autoría Open eBook, al que pertenecen los principales desarrolladores de este sector, ha presentado un borrador de lo que pretenden convertir en el estándar de los libros electrónicos, la especificación The Open eBook 1.0.
Paula Bardera
De hecho, lo que ha ocurrido es que numerosos miembros pertenecientes a este grupo están abandonando sus propios formatos con el objeto de conseguir un consenso general que propicie el definitivo despegue comercial de los libros electrónicos. Así, según explica Martin Eberhard, director ejecutivo y cofundador de NuvoMedia, una compañía pionera en el desarrollo de e-books, ?tendremos que cambiar nuestros productos, pero no drásticamente?. NuvoMedia lanzó hace meses su dispositivo Rocket eBook y ha participado activamente en la estandarización de este segmento.
El borrador propuesto, basado en los extendidos lenguajes HTML y XML, permite a los editores concentrarse en un único estándar y simplificar la descarga de páginas web y documentos en cualquier tipo de libro electrónico.

Un poco de historia
La iniciativa para conseguir una especificación en este tipo de dispositivos está liderada por Microsoft, que la puso en marcha en octubre de 1998 durante la celebración de una conferencia en torno a libros digitales celebrada en Gaithersburg, Maryland. En el discurso que ofreció un portavoz de Microsoft, éste avisó a los fabricantes sobre la guerra que se disputaba en torno a los estándares y pidió que unieran todos sus fuerzas para conseguir implantar un único estándar. Esta llamada de atención encontró una respuesta muy favorable por parte de la industria y Microsoft se convirtió en un jugador clave en la definición de esta norma.
Pero parece que este estándar no es la solución a todos los problemas de esta industria, pues tal y como opina Len Kawell, de Glassbook, este borrador simplemente cubre el formato del contenido, no un copyright que lo proteja o una especificación para su distribución. Por estas razones, Glassbook está trabajando en el desarrollo de un estándar que sí las contempla, el EBX. Según Kawell ?estos dos estándares, el Open eBook y el EBX, son las dos mitades de un mismo puzzle. Necesitamos un único estándar para cubrir ambas áreas?.
Durante este mes de julio, los miembros del grupo de estandarización votarán sobre la especificación final del borrador Open eBook 1.0. Esperan que su aprobación pueda acelerar la disponibilidad de contenidos para este tipo de libros electrónicos.

La pescadilla que se muerde la cola
Así las cosas, el problema parece no tener solución, puesto que si los usuarios no cuentan con una amplia oferta de títulos donde elegir, no tendrán ningún interés en gastar cientos de dólares en un dispositivo e-book. Y claro, sin usuarios que dispongan del hardware, el interés de los editores por lanzar contenidos para estos aparatos desaparece.
Mientras tanto, el mayor librero de la Red, Amazon.com, contempla con reticencias esta tecnología, pues según un portavoz de la compañía, la interfaz de estos libros electrónicos no es en modo alguno comparable a la negra tinta sobre el blanco del papel.
Más información sobre la especificación The Open eBook 1.0 en www.openebook.org y sobre el estándar Electronic Book Exchange, EBX, en www.ebxwg.com.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información