| Artículos | 01 NOV 2000

La industria debe velar por la independencia de Linux, según un experto

Tags: Histórico
Aunque Linux cada vez gana más adeptos, su estado como sistema operativo realmente abierto no está asegurado, según ha manifestado el experto Nicholas Petreley en una conferencia desarrollada en el marco de la feria Networld+Interop 2000 de Atlanta.
Según Petreley –fundador de LinuxWorld y evangelista de Linux para Caldera Systems-, Linux corre peligro por la popularidad de las compañías que han surgido para comercializarlo. Red Hat, Caldera Systems, TurboLinux y otros fabricantes pueden llegar a frenar su desarrollo a base de empaquetar el sistema de forma estándar. "El problema reside en su estandarización. El modelo de distribución consiste en vender la última versión del sistema; publican actualizaciones rápidamente debido a que Linux evoluciona con mucha agilidad".
Los distribuidores amenazan con crear su propio estándar a través del poder de sus canales de venta. "Hay tantas actualizaciones que no sé lo que está ocurriendo realmente en mi sistema", dice Petreley.
Linux Standards Base, un grupo formado hace dos años para fijar los estándares que reforzasen la compatibilidad entre las distintas versiones de Linux, se mueve con mucha lentitud, según Petreley. "No es un grupo proactivo en la definición de estándares para hacer que Linux evolucione, por lo que no resuelve el problema del sistema".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información