| Noticias | 26 ENE 2009

La ICANN busca garantizar la seguridad en Internet

El organismo que regula Internet acaba de celebrar una reunión en Roma con empresas registradores y gestoras de dominio en la que se han debatido algunos aspectos del futuro de la Red, haciendo especial hincapié en la seguridad y en los dominios multilingües.
Arantxa Herranz

Con el objetivo de contarles a los actores europeos los principales temas de trabajo en los que está inmersa la ICANN, el organismo que regula Internet acaba de celebrar una reunión de trabajo en Roma en el que sólo hubo un asistente de nuestro país, Arsys. María García, la directora de nombres de dominio de Arsys, contaba a PC World que han sido tres los puntos que han destacado por encima del resto en esta reunión: nuevas extensiones, seguridad de la Red y dominios multilingüe.

Empezando por este último punto, la ICANN y las empresas asociadas trabajan en la creación de nuevas extensiones a partir del punto que sean en caracteres no latinos (como chinos, rusos o griegos).

En cuanto a la seguridad, se trabaja ya en el protocolo DNS Sec, puesto que, después de que recientemente se detectara una vulnerabilidad en los servidores DNS, la ICANN está trabajando en la instauración de un protocolo por el que se garantice la información en la Red. “Para mejorar todos los sistemas y garantizar la seguridad, la ICANN está llevando a cabo también auditorías, tanto internas como en los registradores de dominios y en las empresas que los gestionan”, explicaba la directora de nombre de dominios de Arsys. En este sentido, también se está discutiendo “qué pasa con un dominio si el registrador desaparece” para hacer que todo el sistema sea “robusto, seguro y se garantice el buen funcionamiento de Internet”.

Esta reunión también ha servido para que los asistentes tuvieran la oportunidad de conocer las ventajas de nuevas extensiones de dominios, como .tel o .mobi. Incluso quienes promueven el .cat dieron a conocer que son ya cerca de 33.000 las páginas web que poseen esta extensión. Tal y como explicaba García, la ICANN siempre exige que haya una gran demanda y un gran apoyo detrás de cada nueva extensión de dominios para su aprobación (entre otras cosas, cabe señalar que se exige un importe de 185.000 dólares para pedir una extensión, cuya renovación anual viene a costar 75.000 dólares).

Por último, cabe mencionar que, en este sentido, se sigue promoviendo con insistencia la creación del dominio .bcn en relación a la ciudad de Barcelona.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información