| Artículos | 01 JUN 2007

La GPU más potente para DirectX 10

Tags: Histórico
Alfonso Casas.
Las nuevas gráficas se disputan de nuevo el mercado, fruto de la llegada de Windows Vista con su API DirectX 10. ponemos a prueba la recientemente lanzada por AMD, la HD2900 XT, junto a modelos de la competencia para posicionarla y comprobar si ha merecido la pena la espera y el retraso de su lanzamiento frente a las soluciones de nVidia.

Como la inmensa mayoría sabrá, ya se comercializa la tarjeta HD 2900 XT de AMD, posicionada como el tope de gama dentro de la nueva familia de AMD, a pesar de que el fabricante haya afirmado que no está pensada para competir en potencia, sino para ofrecer prestaciones a los entusiastas de los juegos de ordenador, a cambio de presentar un precio tremendamente atractivo. Esto último hemos comprobado que lo cumple, ya que la aquí analizada, la Asus EAH2900XT, se posiciona en los 411 euros, muy lejos de los actuales 777 euros que cuesta el modelo tope de gama de la competencia, la Geforce 8800 Ultra.
Con el fin de comprobar el rendimiento del nuevo modelo, el único que ha comenzado a comercializarse en espera de la llegada de las HD 2600 y HD 2400 de inferiores prestaciones, nos ponemos manos a la obra con diferentes test de rendimiento que habitualmente utilizamos en el laboratorio de la revista.
Solicitamos todas las muestras al mismo fabricante, Asus, con el fin de obtener resultados en los benchmarks más acordes a la realidad, con tarjetas que se comercializan en el mercado, frente a muestras tipo “simple” proporcionadas por nVidia y AMD.
Dentro de la familia de gráficas nVidia, solicitamos el modelo más potente, la Geforce 8800 Ultra, así como las Geforce 8800 GTS 640 y 320, más acordes al precio presentado por la solución de AMD. En momentos puntuales utilizamos referencias de resultados obtenidos en comparativas realizadas en la revista, con el fin de obtener una visión más clara de la mejora de rendimiento que se ha conseguido con la nueva generación, y cómo va a influir en los gráficos de los sistemas de sobremesa actuales.
Ni que decir tiene que para las pruebas sobre Windows Vista, utilizamos la última versión de drivers proporcionados por AMD y nVidia, el Catalyst 158.42 en el caso del primero y el ForceWare 158.43 en el de nVidia. Esto nos permitió que los resultados fueran más óptimos, además de que determinados juegos de otra forma no llegarían a ejecutarse.
Antes de dar paso a las pruebas, ofrecemos las novedades introducidas por AMD en la nueva arquitectura de sus tarjetas, con el fin de comprender los aspectos que han sido mejorados.

La arquitectura de la HD 2900 XT
Esta nueva placa, tope de gama para AMD, al menos por el momento, esta fabricada en base al chipset R600, cuya construcción es de 80 nm y posee 700 millones de transistores en su interior. A su vez, este chip cuenta con 320 unidades independientes de proceso, mientras que la serie anterior de ATI tan sólo poseía 48 vectores y 48 unidades escalares para llevar a cabo procesos independientes. El R600 dispone también de la implementación de tecnología super escalar ALU dedicada a la ejecución de texturas y Model Shader 4.0.
Como es posible observar en la tabla de características de las nuevas tarjetas AMD Radeon, el bus de memoria ahora llega a ser de 512 bits frente a los 384 bits utilizados en el modelo más alto de nVidia, que se correspondería con la GeForce 8800 Ultra. Esto permite que la comunicación se realice con un ancho de banda de 100 GBps mediante la utilización de 8 canales de 64 bits distribuidos, con lo que se reducen los posibles cuellos de botella que se producen al manejar efectos de tipo HDR (High Dynamic Range).

Los filtros CFAA
Uno de los aspectos en los que AMD insiste que ha trabajado duramente para mejorarlo es en la nueva generación de filtros, concretamente en el antialiasing implementado en esta nueva generación. Se trata del CFAA (Custom Filter Anti-Aliasing), el cual llega a admitir filtros de 24x. Esto puede ofrecer un acabado de los gráficos mucho más sorprendente, eliminando definitivamente el pixelado de las imágenes si los desarrolladores de los juegos lo explotan al máximo. El CFAA puede ser mejorado con las nuevas versiones de controladores, así como el hecho de añadir nuevos filtros personalizados con el fin de amoldarse a nuevas revisiones de la nueva API, que seguro que también llegarán.
La nueva generación anti-aliasing ahora contempla la posibilidad de manejar filtros personalizados, con lo que puede aplicarse a los nuevos sistemas de entretenimiento o juegos desarrollados para las nuevas API de DirectX 10, algo que las tarjetas existentes no aprovechan de la misma forma, dado que su tecnología fue preconcebida con anterioridad.

Tesellation y audio integrado 5.1
Todas las nuevas tarjetas de la serie HD 2000 soportan una nueva característica denominada “Tessellation”. Ésta proporciona mayor efectividad geométrica en la compresión de datos, lo que se traduce en mayores detalles en la visualización de animaciones, representación más realista de los caracteres, así como manejo de efectos shader mucho más complejos y sofisticados.
La Teselación o “Tessellation” es la técnica de subdividir un polígono en partes dentro de sí mismo. A su vez, esto ocurre con cada polígono dentro de sí mismo en el objeto. De esta forma puede incrementarse la cantidad total de polígonos. Esto, aplicado a una estructura real en 3D, permite mejorar la calidad y suavidad de la imagen observada, aumentando la cantidad de polígonos de los que consta la figura. Para esto, ATI implementa en toda la gama la aceleración vía hardware denominada “Tessellation Pipeline”. Dicha tecnología ya se encontraba disponible en la Xbox 360, ya que el chip de la Xbox 360 fue fabricado por ATI, si bien, la de la Xbox 360 no es cien por cien DirectX10.
ATI Avivo también proporciona mejoras interesantes en el renderizado de las imágenes, ya que ahora ofrece conectividad HD tanto de vídeo como de audio, con el fin de aprovechar las ventajas de las nuevas pantallas de TV de gran formato. De este modo, no es necesario utilizar conexiones adicionales para obtener el audio, ya que a través de la propia salida HDMI la tarjeta gráfica proporciona al equipo que se conecte una calidad de sonido Surround 5.1. Esta característica ha sido implementada en toda la familia HD2000 Series, un decodificador de audio HD, con el fin de proporcionar la señal mediante la salida HDMI a las pantallas que lo soporten. Así, la GPU no tiene que estar comunicada constantemente con el “south bridge” de la placa base del sistema y con el codificador de audio de la misma, ya que la tarjeta gráfica se encarga de procesarlo directamente y sacarlo por el conector correspondiente. Aunque las tarjetas disponen todavía de salidas DVI-I, cada fabricante incorporará de serie un adaptador externo para dicho fin. Esta característica, junto con el soporte de la función AVIVO, permitirá sacar mayor partido de los sistemas que utilicen pantallas de visualización de alta definición.

Distribución de componentes en la PCB
Previo a su lanzamiento, corrieron rumores acerca de las dimensiones extras que iba a tener el modelo superior. Pues bien, situada junto a la serie de nVidia es posible comprobar que su largo de 125 mm es inferior a los 128 presentados por la Geforce 8800 Ultra, justificable pues la potencia desarrollada por esta última a día de hoy no tiene competencia.
En cuanto al disipador integrado, la placa posee refriger

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información