| Artículos | 01 OCT 2001

La fusión HP-Compaq convulsiona el sector tecnológico mundial

Tags: Histórico
El regreso de las vacaciones estivales, trajo al sector informático internacional, el anuncio de compra de Compaq por parte de HP en una operación valorada inicialmente en más de 27.000 millones de euros (4,5 billones de PTA en aquel momento. Los expertos y analistas se han apresurado a analizar el impacto que esta operación tendría en un mercado que está profundamente afectado por una recesión económica severa.

HP anunciaba a principios de septiembre un acuerdo de adquisición de todas las acciones de Compaq por un valor de unos 25.000 millones de dólares (más de 27.300 millones de euros en aquel momento). El acuerdo de compra había sido aprobado por los consejos de ambas firmas y contemplaba el cambio de cada acción de Compaq por 0,63 acciones de HP. Tras la adquisición, que ambas compañías prevén cerrada durante la primera mitad de 2002, los accionistas de HP tendrán en torno al 64% de las acciones de la nueva compañía, quedando el 36% restante en manos de los accionistas de Compaq. Los objetivos de la operación, amén de reducir gastos y remontar la situación económica, se centran en ofrecer un "conjunto completo de productos y servicios a empresas y consumidores, comprometido con los sistemas y arquitecturas abiertos; obtener la posición número 1 mundial en servidores, PC y PDA, así como en impresión e imagen, y hacerse con una posición de liderazgo en servicios de TI, almacenamiento y software de gestión", según el comunicado oficial de la fusión. En las últimas semanas previas ambas compañías habían anunciado recortes de plantilla de 8.500 puestos en Compaq y 9.000 en HP. Las consecuencias que tendrá en nuestro país no se conocen, ya que aunque hemos intentado hablar con los responsables en ambas compañías, no han querido manifestarse al respecto.

El nacimiento de un nuevo gigante
Una vez completada la operación, HP se convertirá en una de las principales compañías tecnológicas del mundo. Según las cifras publicadas durante los últimos cuatro trimestres fiscales de ambas firmas, la compañía combinada tendría unas ventas anuales de 87.400 millones de dólares (unos 95.707,4 millones de euros) y un beneficio operativo de 3.900 millones de dólares (en torno a 4.270,7 millones de euros). Por su parte, IBM ha registrado unas ventas totales de 90.100 millones de dólares (unos 98.664,04 millones de euros) durante los cuatro últimos trimestres fiscales.
Carly Fiorina, presidenta y CEO de HP, mantendrá su puesto en la nueva compañía, mientras que Michael Capellas, presidente y CEO de Compaq, será el director general.
En un comunicado conjunto emitido por ambas compañías, Fiorina calificó la adquisición como un "movimiento decisivo" y afirmó que significará "importantes mejoras en la infraestructura de costes". Estas mejoras provendrán del recorte de las líneas de producto, fabricación y distribución que serán redundantes debido a la fusión. En total, se espera que el acuerdo suponga un ahorro de 2.000 millones de dólares en 2003 y de 2.500 millones a mediados del año fiscal 2004. Sin embargo, según la consultora Gartner, esto sólo representa el 3% de los costes combinados de HP y Compaq. La consultora también considera desalentador el solapamiento entre las líneas de producto de los dos fabricantes, tanto en arquitecturas de servidor como en los siete sistemas operativos, las cuatro arquitecturas de almacenamiento y varios negocios de servicios.
Según Gartner, las dos compañías encontrarán dificultades en el área de servicios, donde la consultora cree que ambas están principalmente limitadas al soporte de hardware y no se podrán introducir en otros negocios de mayor crecimiento, como la consultoría, la integración de sistemas y el outsourcing, y tampoco podrán realizar importantes inversiones para conseguirlo.
Para incrementar el ahorro de costes, Gartner considera que deberán despedir a más de los 15.000 trabajadores que ya han anunciado, especialmente en el área de Asia-Pacífico. En general, esta firma analista de mercado cree que ni HP ni Compaq han hecho un buen trabajo al presentar las ventajas de la adquisición frente a los riesgos que conlleva. Los inversores así lo han visto, haciendo que las acciones de HP cayeran dos días después del anuncio al nivel más bajo de los últimos cinco años, bajando un 19%, y las de Compaq un 10%.
Las plantillas de ambas compañías, que rondan los 145.000 empleados en 160 países, también se verán afectadas por la fusión de las actividades y la eliminación de puestos duplicados. No se han comunicado detalles al respecto en el informe oficial, pero se sabe que la sede central de la nueva compañía permanecerá en Palo Alto, a pesar de que se mantendrá una "presencia significativa" en Houston, donde Compaq tiene su cuartel general.

Consecuencias para el Gigante Azul
Tan sólo unas horas después de que el anuncio de compra de Compaq por parte de HP se diera a conocer en todo el mundo, consultoras, analistas y expertos se apresuraron a revisar el impacto que la operación tendrá en el mercado desde todos los puntos de vista. En primer lugar, el mercado ha visto el anuncio como una interesante amenaza para IBM. Según las cifras ofrecidas por HP, la fusión dará como resultado un líder tecnológico mundial de 87.000 millones de dólares (unos 96.944,63 millones de euros), una cifra muy cercana a los 88.000 millones de dólares que IBM obtuvo el año pasado. En cuanto a Dell, el cuarto en discordia, obtuvo unos ingresos de 31.900 millones de dólares en el año fiscal 2001, lo cual le deja bastante por debajo en la competición. Sin embargo, esta compañía podría verse beneficiada durante el proceso de integración de las actividades de Compaq y HP, especialmente en el canal de ventas, circunstancia que el fabricante de venta directa puede aprovechar para ganar cuota, según algunos expertos.
No obstante, Robert Wayman, máximo responsable financiero de HP y de la nueva compañía, afirma que –debido a la operación- se prevé una bajada de los ingresos inferior al 5% durante 2002 y 2003. Los ingresos de la compañía fusionada procederán, según Michael Capellas, presidente y CEO de Compaq y segundo de a bordo en la nueva firma, en un 26% de los productos de gama alta, mientras que los servicios supondrán el 19%, con una facturación anual por este concepto de 15.000 millones de dólares. Sin embargo, no todo son grandes cifras. La consultora IDC se ha apresurado a recordar que la fusión no se hará efectiva hasta dentro de muchos meses, siempre y cuando supere los baremos antimonopolio de las leyes estadounidenses, un tiempo que IBM podrá aprovechar para prepararse. Quizá una de las áreas en las que HP-Compaq podrá hacer daño a IBM, según los expertos, sea la de servicios, ya que este negocio dispondrá de más de 65.000 profesionales en la compañía combinada, aunque IBM afirma tener un total de 100.000 empleados dedicados a este fin.

Productos redundantes
Lo que los expertos parecen tener claro es que ciertas marcas y líneas de producto serán redundantes y deberán cederse el puesto unas a otras en la nueva compañía. Entre estos productos redundantes destacan los Pavillion de H

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información