| Artículos | 01 NOV 2000

La falta de regulación jurídica mantendrá vivo a Napster a medio plazo

Tags: Histórico
El número de usuarios sigue multiplicándose
En contra de lo que pudiera parecer hace unos meses, el servidor de música en Internet Napster ha aumentado radicalmente el número de visitas desde que el pasado mes de julio RIIA, la organización que engloba a las industrias discográficas, pusiera una demanda a la compañía por violar los derechos de propiedad intelectual de los artistas.
El servidor de música se ha visto además beneficiado de la decisión de la comisión de la novena corte de apelación de San Francisco, que permite que Napster siga abierto hasta que llegue una nueva orden judicial, lo que habilita a la compañía para seguir ofreciendo sus servicios de intercambio de archivos musicales durante un tiempo.
Las razones expuestas por los abogados del servidor de intercambio de música aludían a que Napster no infringe en ningún caso los derechos de copyright, sino que simplemente proporciona la posibilidad de intercambio de música en el ámbito privado, no de manera comercial. En una rueda de prensa posterior a la polémica decisión, un fortalecido Hank Barry, CEO de Napster, acusó a la industria discográfica de rechazar durante varios meses las ofertas de su compañía, consistentes en el pago de sustanciosos porcentajes para compensar a los artistas. Hilary Rosen, presidente de la RIIA, también presente en la rueda de prensa, se encargó de relativizar estas acusaciones.

Repercusiones extrajudiciales
Ante esta incertidumbre judicial, las discográficas están intentando por otros medios restringir al máximo el intercambio de música online. La propia RIIA ha anunciado un proyecto para desarrollar un sistema estándar que identifique los archivos de la música digital, para que el dueño del copyright pueda rastrear su uso fácilmente y recoger los derechos de autor. La RIIA pretende tenerlo listo para el verano del 2001, y así poder identificar archivos durante el intercambio a través de la tecnología utilizada por Napster.
Adicionalmente, empresas de seguridad online como SecureMedia están ofreciendo soluciones para que el artista mantenga el control sobre su música, incluso cuando ya se ha producido el proceso de descarga de canciones. Dichas canciones estarán protegidas por medio de la tecnología "Encryptonite Engine". De momento, el primero en utilizar este sistema ha sido el músico Todd Rundgren. En lanzamientos venideros, esta tecnología será usada para ofrecer canciones pre-encriptadas directamente en el CD, obligando a proporcionar una serie de datos como paso previo para poder escuchar las canciones.
La expectación que ha provocado el caso Napster ha provocado que el número de usuarios registrados de la página se haya multiplicado, rebasando la cifra de 7 millones el pasado mes de agosto, según datos de Media Metrix. Estudios de empresas como Magex han revelado algunos datos sorprendentes de la opinión de los internautas acerca de Napster. Así, el 53% de los usuarios estadounidenses de Internet no consideran que descargarse canciones de este servidor de música sea delito. Este informe afirma que más de dos tercios de los encuestados que todavía no han descargado contenido de la red esperan hacerlo en los próximos doce meses, si bien la mayoría de los usuarios asume que tendrá que pagar por las descargas de canciones a medio plazo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información