| Artículos | 01 JUN 2002

La falsificación de consumibles provoca importantes pérdidas a los fabricantes

Tags: Histórico
Almudena Alameda.
A principios de mayo se dio a conocer el decomiso de 7.681 cartuchos para impresoras falsificados, cuyo valor ascendía a 240.404 euros, por parte de agentes de la Brigada de Delincuencia Especializada de la Dirección General de la Policía, en colaboración con las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Córdoba, Madrid y Valencia. En la operación fueron arrestadas seis personas (en Madrid y Valencia), gran parte de ellas pertenecientes a mayoristas que se encargaban de la distribución de los productos incautados. El escándalo afecta a numerosas compañías, ya que se intervino material en las siguientes empresas: Tecnisa-Suministros Reprográficos, MGR Grupo Informático, Abyss Computers, VYC Consumibles y Password Informática.
Las investigaciones se iniciaron el pasado año a consecuencia de las denuncias efectuadas por representantes de Epson, OKI y Canon, en las que ponían de manifiesto la distribución de cartuchos de tinta para impresoras falsificados con sus respectivas marcas por empresas mayoristas. Fueron determinantes las reclamaciones de algunos establecimientos comerciales que habían recibido quejas de numerosos clientes.

La postura de los fabricantes
Aunque Epson no desglosa la cuantía que suponen las ventas de su división de consumibles con respecto a la facturación total, reconoce que este segmento de mercado constituye un porcentaje muy elevado de sus ingresos y que la existencia de consumibles falsos le afecta en gran medida, no sólo en términos económicos, sino como imagen de marca. Por otro lado, Joaquín Rebollo, director de división de consumibles de OKI Systems Ibérica, afirma que la falsificación de cartuchos de tóner y cintas de impresoras matriciales puede representar alrededor de un 10% del volumen total de sus consumibles, segmento muy importante para la compañía, ya que supone el 30% de la facturación total.
El elevado precio de los consumibles es, para muchos, el principal motivo de la proliferación de productos falsificados. En este sentido, Epson afirma que su coste se corresponde con las inversiones efectuadas para asegurar unos parámetros de calidad, aunque reconoce que puede parecer demasiado alto si se compara con el coste de las impresoras. Por su parte, Rebollo concede que los consumibles de inyección puedan resultar un tanto caros, "pero consideramos que los precios de los consumibles para matriciales y láser están bastante ajustados". Asimismo, afirma que la forma de luchar contra la piratería no es a través de reducciones de precio, sino por medio de la correcta concienciación del canal y los usuarios finales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información