| Noticias | 30 JUL 2007

La compatibilidad de GPS y Galileo, más próxima

La Unión Europea (UE) y los Estados Unidos han anunciado un gran paso adelante en sus esfuerzos para hacer que Galileo y GPS (Global Positioning System), sus respectivos sistemas de navegación por satélite, sean compatibles y puedan trabajar juntos.
Arantxa Herranz

En estos momentos, hay 30 satélites de GPS alrededor de la Tierra que se encargan de ofrecer servicios a la población civil, como la navegación en los automóviles. El sistema está en un momento de actualización, mientras que Galileo aún se está desarrollando.  


Las dos partes involucradas han llegado a un acuerdo para mejorar el diseño de sus respectivas señales, que serán implantadas en Galileo Open Service y en GPS IIIA, los nuevos sistemas para su uso civil. Cabe señalar que la actual señal GPS puede verse interrumpida cuando los militares la utilicen, puesto que es compartida, mientras que en el futuro estas señalas serán independientes. 


El acuerdo técnico se produce después de tres años de cooperación entre ambas partes. En junio de 2004 se estableció un grupo de trabajo conjunto con el reto de derribar los obstáculos que impedían que ambos sistemas fueran compatibles y pudieran trabajar juntos.  


En este punto, cabe recordar que el sistema GPS siempre ha sido un proyecto del gobierno de los Estados Unidos, mientras que con Galileo se pretendía que fuera una iniciativa tanto pública como privada. Sin embargo, a principios de año esta alianza encalló cuando las empresas privadas involucradas no fueron capaces de llegar a un acuerdo para desarrollar el sistema. No obstante, tanto la Comisión Europea como los líderes de la mayoría de los 27 estados miembros de la Unión insisten en que Galileo es una prioridad política y que, por tanto, debe seguir su desarrollo, aunque sea únicamente con dinero público. Algo que ha generado un debate interno para encontrar la mejor forma de destinar fondos a Galileo, que necesita de mayores partidas económicas para su desarrollo.


Entrando en cuestiones técnicas, la interoperabilidad de ambos sistemas será posible gracias a la utilización de la onda MBOC (Multiplexed Binary Offset Carrier), de manera que los receptores que la empleen serán capaces de recibir las señales GPS y Galileo con mayor precisión y en entornos cambiantes, como centros de la ciudad o áreas montañosas remotas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información