| Noticias | 19 MAR 2007

La Comisión Europea quiere impulsar el desarrollo de la televisión en el móvil

Poder ver la televisión en los teléfonos móviles conlleva mucho más que un mero adelanto tecnológico. Así al menos lo entiende la Comisión Europea, determinada a impulsar este desarrollo aunando, para ello, a jugadores de la industria y reguladores de todos y cada uno de los mercados locales.
Arantxa Herranz
Nuevas oportunidades empresariales, nuevos servicios de valor añadido y creación de puestos de trabajo en Europa. Éstas son, a grandes rasgos, las principales consecuencias del desarrollo de la televisión en el móvil según la Comisión Europea, quien insta a los jugadores de la industria, así como a los organismos reguladores competentes, a trabajar codo con codo por el desarrollo de esta tecnología.

En estos momentos, cada país miembro de la Unión (entre ellos, España) está desarrollando su propio mercado de televisión móvil, pero la Comisión considera que es necesario tener una estrategia comunitaria “dinámica y coordinada”, puesto que estamos ante una oportunidad para el Viejo Continente. En palabras de Viviane Reding, comisaria de la UE de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, estamos ante un mercado mundial estimado en 11.400 millones de euros para 2009, lo que representa “una oportunidad para que Europa combine su fuerza en las comunicaciones móviles con la riqueza y diversidad de su sector audiovisual. Sin embargo, me decepciona la falta de progresos hasta ahora.

Para aprovechar plenamente las ventajas de este mercado y exportar un modelo europeo de televisión móvil como hicimos con el GSM para los teléfonos móviles, la industria y los Estados miembros deben colaborar más estrechamente para adoptar un planteamiento común, comparar tecnologías, estudiar los posibles obstáculos jurídicos, hacer que el espectro esté disponible en toda Europa y decidir juntos la mejor manera de garantizar una adopción rápida y amplia de la televisión móvil por los europeos, preferentemente basada en una única norma. Ya es hora de elaborar el nuevo modelo de televisión móvil que ha de ser económicamente un éxito en Europa”.

Ya en julio del pasado año la Comisión creó el denominado European Mobile Broadcasting Council (Consejo Europeo de Radiodifusión Móvil) o EMBC para impulsar esta industria. Sin embargo, lo cierto es que las negociaciones de este organismo (en el que están representados actores de las industrias de fabricación de equipos de telecomunicaciones y de programas informáticos, radiodifusión y contenidos) no han registrado demasiados avances concretos hasta ahora. Todos sus integrantes coinciden en que una única norma de radiodifusión móvil en toda Europa podría facilitar unas importantes economías de escala, pero al mismo tiempo reconocen que hay pocas perspectivas o ninguna de un acuerdo industrial sobre una única norma.

Sea como fuere, la Comisión asegura haber invertido unos 40 millones de euros en la investigación relacionada con la televisión móvil y ha apoyado la aparición de unas normas abiertas de radiodifusión de vídeo digital (DVB), que también cubren la radiodifusión móvil.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información