| Artículos | 01 JUL 2004

La batalla de los navegadores

Tags: Histórico
Netscape, Opera e Internet Explorer
Elena Pérez.
La guerra competitiva entre los navegadores ya no es lo que era cuando Microsoft irrumpió en un plácido mercado, quizá poco lucrativo, pero de gran prestigio para cualquier empresa. Con su sólida situación financiera y con una gran visión de futuro Microsoft despreció los posibles beneficios por la venta de navegadores, ofreciendo de forma gratuita un software de calidad media. Su interés se centraría en desarrollar servidores de Internet y plataformas tecnológicas para ofrecer a las empresas con negocios a través de la Web. La introducción de Internet Explorer en sus sistemas operativos y su inmensa capacidad de marketing hicieron el resto. Netscape, una de las pioneras, no dejó de perder cuota de utilización. Aun así, intentó sobrevivir ajustando también su modelo de negocio, pero al final tuvo que ser absorbida por una de las mayores compañías de contenidos y acceso a Internet (AOL). Por su parte, la europea Opera, con su navegador de idéntico nombre es, por así decirlo, la elección de los insatisfechos. Una minoría que valora la rapidez, el poco peso y el respeto por los estándares. Con humildad, ya que el hueco dejado es mínimo, sigue considerándose a la hora de buscar navegador para plataformas con pocos recursos.
El dominio de Internet Explorer ofrece la tranquilidad de saberse la vara de medir en cuanto a diseño o funciones. La competencia tiene algunas novedosas ideas, así como la ventaja de no ser el foco de la mayoría del código malicioso. Para gustos están los colores, y es bueno que exista la posibilidad de elegir.

Internet Explorer 6 SP1
La última revisión de Microsoft para su monopolístico Internet Explorer 6 incluye una recopilación de las correcciones en materia de seguridad que se han ido lanzando desde su aparición. El hecho de tener una cuota de mercado casi íntegra da pie a envidias y al juego sucio de desaprensivos. Quizá no comprenden que atacando las vulnerabilidades de IE6 sólo perjudican al inocente usuario y no evitarán su utilización.
Lo que sí ha cambiado es la actitud de Microsoft, ahora siempre a la defensiva. Por defecto, la configuración de los niveles de seguridad de las zonas de contenido web ha cambiado, se ha vuelto más estricta, menos relajada. Esto genera algo de incomodidad para usuarios y desarrolladores, pero aumenta las garantías de seguridad y privacidad. Por defecto, en una nueva instalación la protección antivirus ahora “No permite que se abran o guarden archivos adjuntos que puedan ser un virus”, aunque se puede deshabilitar. Cambios adicionales evitan la ejecución automática de secuencias de comandos en mensajes que parecen inofensivos de texto sin formato. Los marcos y los IFRAME, fuentes frecuentes de infecciones de código malicioso, ahora están bloqueados de manera predeterminada para la zona Sitios restringidos (en la que también se ejecuta Outlook Express de manera predeterminada).
Respecto a las versiones anteriores, casi nada ha cambiado. La interfaz, no por algo sosa deja de ser eficaz. Carece de la estimulante organización en pestañas, manteniendo separada cada página en su ventana. Se han incorporado algunos detalles, como la barra de imágenes flotante, que aparece al situar el cursor sobre una imagen de grandes dimensiones y ofrece iconos de acceso directo para tareas como guardar la imagen, imprimirla, enviarla por correo o abrir la carpeta Mis Imágenes. El efecto de redimensionamiento de imágenes para evitar las molestas barras de desplazamientos y las nuevas barras de herramientas es útil, pero no se puede considerar una revolución. Por ejemplo, la Barra Multimedia abre un panel lateral a la izquierda de la ventana de navegación que permite seguir navegando mientras escuchamos los contenidos streaming (ver vídeos será más complicado). En el menú Herramientas la opción Mostrar vínculos relacionados abre un panel con dichos enlaces a páginas con contenidos similares, servicio proporcionado desde el buscador Alexa.
Existe también un gran número de pequeños trucos que aceleran tareas diarias como la búsqueda desde la propia barra de direcciones, un historial bien estructurado y la función de autocompletar direcciones o formularios. Desde el manejo inteligente de las cookies hasta la vista previa con opciones de impresión más completas, las mejoras tocan casi todos los aspectos. Por lo demás, carece de bloqueo de ventanas y las funciones de búsqueda por defecto no son de las mejores.
Internet Explorer 6 Service Pack 1 ofrece mejoras considerables en el cumplimiento de estándares. En algunos casos, esto puede causar que el contenido HTML parezca diferente al de versiones anteriores de Internet Explorer, pero sin duda agradará a los desarrolladores de código que se toman la molestia de no cometer errores.
Outlook Express es el lector de noticias y correo electrónico que incluye IE6. Quizá es el componente que se ha quedado más anticuado. Pero considerando el inmenso número de usuarios que utilizan la variante del correo basado en web, más limitado que cualquier cliente de correo, no cabe duda de que es más que suficiente para la mayoría. Ahora podemos obligar a Outlook Express a leer todos los mensajes como texto sin formato, incluso cuando están codificados en HTML. Se puede acceder a la versión HTML como si de un adjunto se tratara. Sin embargo, no ataja directamente el problema del spam, salvo con filtros muy simples de palabras.

FABRICANTE: Microsoft
DISTRIBUIDOR: Microsoft (Vía Web, incluido en S.O.)
WEB: www.microsoft.es
PRECIO: Gratuito
TAMAÑO DE LA DESCARGA: 77 MB
REQUISITOS: 486/66 MHz, 32 MB RAM, 12 en disco
INTERFAZ: Multiventana


Netscape 7.1
La propietaria de la marca Netscape es AOL (America On Line) y de momento no es seguro que vaya a existir alguna versión posterior a la 7.1, pese a que hace algunas semanas saltaba a los medios una información en este sentido, que apuntaba que AOL se encontraba probando Netscape Desktop Navigator, que estaría basado en Mozilla 1.7. De hecho, la versión en castellano se paralizó en la revisión 7.0 de Netscape. En el futuro, Mozilla quizás sea la ruta a seguir pero, de momento, Netscape se puede seguir obteniendo de forma gratuita. Basado en él, ofrece una serie de interesantes extras. La primera carece de interés ya que el acceso al portal de Netscape no ofrece contenidos en castellano actualizados. Más útil es la cuenta gratuita de correo web que ofrece. Pero tampoco es una oferta competitiva sensacional, con únicamente 5 MB de espacio para los mensajes. Al menos se integra con las cuentas POP3 y se gestionan conjuntamente desde Netscape Mail 7.1. Otra utilidad cuestionable en España es el cliente de mensajería instantánea AOL Instant Messenger, muy poco implantado. RadioNetscape ofrece las funciones de RealPlayer como reproductor multimedia en formato limitado de plug-in para el navegador.
La instalación es muy sencilla y permite elegir los componentes que necesitamos instalar. El proceso completo crea cinco iconos de aplicaciones en el escritorio, incluyendo Winamp, y al menos un par más en el área de notificaciones.
Se puede considerar Netscape 7.1 la versión “comercial” de Mozilla. Su código no abierto incorpora algunas de las novedades más recientes de Mozilla 1.6. Por tanto se trata de un navegador basado en pestañas, con las que se c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información