| Artículos | 01 OCT 2002

Jukebox Multi-Media

Tags: Histórico
Reproductor multimedia portátil de vídeo, audio e imágenes
Noé Soriano.
Después del lanzamiento de Archos Jukebox 6000 (reproductor MP3 con disco duro), este fabricante nos ha hecho llegar el primer reproductor multimedia que tenemos oportunidad de probar. Es multimedia porque no sólo reproduce audio, sino también vídeo y fotografías o gráficos JPG y BMP de cualquier tamaño gracias a su pantalla LCD de 1,5 pulgadas y 237 x 234 puntos. Externamente este modelo es más compacto y ligero (290 gramos con batería) que su predecesor, que sólo reproducía audio (ver PC World de febrero de 2001, número 173), gracias a la inclusión de una batería de litio interna que le aporta una autonomía máxima de ocho horas. Esta batería puede sustituirse cuando con el paso del tiempo empiece a perder propiedades por el uso. Lo malo es que el acceso a ella es bastante engorroso, no siendo recomendable la apertura del receptáculo más que cuando sea absolutamente necesario. Con esto perdemos la posibilidad de llevar baterías adicionales (por ejemplo para un viaje largo en el que queramos ver varias horas de vídeo), para cambiarlas cuando se agote la principal.
Para reproducir vídeo hay que advertir que, por su hardware, el reproductor no puede abrir secuencias con resoluciones superiores a 352 x 288 con 30 fotogramas por segundo. Más que suficiente para la pantalla LCD del reproductor, e incluso para la salida de vídeo compuesto de que dispone integrada en el jack de los altavoces -incluye un cable con salidas RCA y adaptador para euroconector-, que nos permitirá visualizar vídeo con calidad similar al VHS y fotografía en cualquier televisor convencional. El formato oficial son ficheros AVI con compresión MPEG4, encontrando en el manual la advertencia de que para visualizar otros formatos tendremos que convertirlos previamente. Pero hemos comprobado que funciona perfectamente con los códec DivX, versión 4 y 5, necesitando únicamente realizar la conversión para adaptar el tamaño de los fotogramas al máximo permitido por el reproductor. Experimentamos problemas de paradas o velocidad excesiva de reproducción con archivos de menos de 30 fotogramas por segundo, pero en los que cumplían este requisito, la reproducción era perfecta, sirviendo de reproductor de vídeo portátil.
En cuanto a la reproducción de audio, decodifica archivos MP3 hasta 320 kbps, permitiendo gracias a la pantalla LCD tener un control total de la reproducción, orden de escucha, ecualización, listas de reproducción, información del archivo, etc. Se acompaña de unos auriculares más que aceptables y plegables para poder transportarlos con mayor comodidad. También disponemos de una funda de neopreno para el transporte y protección del Jukebox, pero tendremos que llevar los auriculares aparte.
La tercera función de reproducción es para imágenes y gráficos, pudiendo ver fotos en la pantalla del reproductor o en el televisor, haciendo zooms y bucles de exposición. Esta opción, además, se ha complementado con un menú especial que nos permite crear presentaciones multimedia. Simplemente tendremos que programar un orden de presentación de diapositivas, y el tiempo que estará en pantalla cada una. Incluso podremos acompañarlas de música.
Pasando a la prueba del producto, empezaremos comentando la grata sorpresa que nos llevamos al conectar este dispositivo al puerto USB de nuestro equipo y comprobar incrédulos que lo reconocía y lo instalaba como disco duro externo sin necesidad de tener que introducir el CD de drivers (gracias al soporte para el disco duro Hitachi que lleva en su interior el Archos). Parece que después de varios años, con Windows XP empieza a funcionar “eso” del Plug & Play. Los usuarios de Windows 98 ó Me, no tendrán tanta suerte y deberán instalar los controladores del reproductor para comenzar a utilizarlo.
Una vez reconocido el disco dentro del sistema, sólo resta copiar la música, vídeos o imágenes a su directorio correspondiente. Como es lógico, podremos transportar cualquier otro tipo de información pudiendo utilizar el reproductor a modo de disco duro externo. La interfaz de conexión utilizada es USB 1.1, pero podemos adquirir por separado cables USB 2.0 y FireWire, muy recomendables si contamos con un equipo con cualquiera de estos puertos, ya que aumentaremos sensiblemente la velocidad de transferencia de los archivos.
El reproductor cuenta con 10 botones para el control de reproducción y navegación por los menús, en inglés, francés o alemán. Esta última se podría haber mejorado, ya que es poco intuitiva y cuesta acostumbrarse. Notamos que en el sistema de menús hay una oscilación de la señal de vídeo, tanto utilizando la pantalla del reproductor como la salida de televisión.
A pesar de que queda pendiente el tema de los menús en castellano y una mejor traducción del manual, y de que se sigue echando en falta -como en otros productos de Archos- un acabado un poco más logrado, hay que reconocer que este producto innova y abre un nuevo camino a seguir dentro de los dispositivos de ocio personales, por no hablar del salto que supone poder ver nuestras películas favoritas en cualquier sitio, en vez de sólo escuchar canciones, con un reproductor con disco duro de 20 gigabytes, con un precio muy asequible si tenemos en cuenta sus prestaciones.


Módulos de expansión
--------------------------------
Además de la versión básica del reproductor, podemos adquirir versiones con cuatro módulos de expansión que aumentan las prestaciones del producto. También podemos comprar los módulos por separado, después de adquirir la versión básica. Estos accesorios se conectan al reproductor a través de la ranura de expansión.
Módulo cámara. Convierte el reproductor en una cámara digital de 1,3 megapíxeles, permitiendo hacer fotos o capturar vídeos en tiempo real en MPEG4.
Módulo vídeo. Incluye el hardware necesario para poder capturar vídeo compuesto y audio desde cualquier fuente en tiempo real, almacenándolo en formato MPEG4 con calidad VHS (352 x 288 a 30 FPS).
Módulos foto. Por último, se comercializan dos módulos para poder pasar información desde tarjetas CompactFlash y SmartMedia al reproductor. Están pensados para poder ir vaciando las tarjetas de una cámara digital y disponer así de los 20 GB del reproductor para guardar las instantáneas. Estos módulos no convierten el reproductor en un lector de tarjetas, es decir, no podremos leer las tarjetas desde el PC con él conectado. Primero pasaremos la información al disco duro del Jukebox y desde ahí al PC.


Jukebox Multi-Media
-----------------------------
FABRICANTE: Archos
DISTRIBUIDOR: CD World Tel: 902 332 266 www.archos.com
IDIOMA: inglés
PVP: 457,41 € (módulos consultar)
Calificación: ***** (Producto Recomendado)

noe@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información