| Artículos | 01 ENE 2003

Juegos para ordenadores de bolsillo

Tags: Histórico
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
No pasó demasiado tiempo desde la salida al mercado de los primeros PDA hasta que aparecieron los primeros juegos. Los ordenadores de mano actuales vienen a dar mayor rendimiento que el de los modelos iniciales.

Somos jugadores por naturaleza. Hay algo en nuestro interior que nos impulsa a buscar el lado divertido de las cosas. Un diablillo inquieto que hace que sintamos la tentación de jugar incluso con nuestras herramientas de trabajo, desde una llave inglesa hasta los ordenadores más sofisticados. Y es que los ordenadores no han hecho más que incorporarse a nuestros juegos. Es exactamente lo mismo que ha pasado con el ordenador de mano, PDA o palmtop. Una vez superada la sorpresa inicial, y en el momento en que han alcanzado la sofisticación precisa, se han convertido de forma automática en herramientas de juego. No importa que los PDA sean una herramienta de ejecutivos adultos. Al fin y al cabo, los jugadores de PC suelen tener una media de edad que va desde los 23 a los 35 años. También es cierto que ahora es más atractivo jugar con un ordenador de mano. Cada vez son más rápidos, tienen mayor memoria, y esa pantalla en color se ve bastante mejor que la de un teléfono móvil, la otra gran herramienta de juego que intenta vendernos la industria. Esta práctica del juego a través de los ordenadores de mano se ve favorecida por los largos desplazamientos que tienen que hacer muchos ejecutivos. No hay nada más relajante que una partida de ajedrez o un buen tiroteo de Doom mientras se espera el tren o el avión. Esos 240 por 320 píxeles con sus 16 bits de color dan para mucho.
No es de extrañar que muchos estudios como Eidos y empresas como Sega se hayan volcado de lleno en la programación de videojuegos para ordenadores de mano. Hay muchos expertos que afirman que todavía no hay suficiente masa crítica de clientes, que resulta demasiado caro programar un juego específico para un PDA. Sin embargo, el asunto cambia cuando te llamas Eidos Interactive y tienes los derechos de uno de los juegos más vendidos de la historia, Tomb Raider, con la superheroína Lara Croft, que ha vendido ya más de 28 millones de copias en todo el mundo. Si ha funcionado perfectamente en las demás plataformas, tiene todas las papeletas para resultar un auténtico bombazo en los ordenadores de mano. Por eso los directivos dieron un buen día la orden. Con tantas conversiones hechas no les costó demasiado. Se limitaron a elegir la versión de PlayStation One para pasarla a PDA. El resultado es que la buena de Lara sigue rompiendo corazones y descubriendo civilizaciones perdidas desde el bolsillo de la chaqueta de los ejecutivos. No es un juego barato, pero los 30 euros que cuesta son una inversión bien realizada con sólo jugar diez minutos con él.
De momento ahí está la clave de la cuestión. La mayor parte de los diseñadores de juegos para ordenadores de mano no están precisamente reinventando la rueda. Están comprando derechos de viejos videojuegos para adaptarlos a la nueva plataforma. Comecocos, marcianitos, arcanoids, juegos de cartas y de tablero, rompecabezas, etc. La industria está escarbando como loca en los viejos cajones del desván a la caza de juegos susceptibles de correr en un PDA tras una económica conversión. Esta es una estrategia clara de la industria. Piensan que el público joven tendrá más razones para comprar ordenadores de mano si se emplea con ellos el atractivo de los video-juegos. En cualquier caso es una estrategia de doble filo; el tiro puede salir por la culata. Los ejecutivos (clientes) entrados en la treintena pueden ser bastante remisos a jugar con videojuegos antiguos, salvo una minoría de nostálgicos. Por eso muchos analistas anuncian que es preciso un cambio de mentalidad. Dado que los ordenadores de mano no son un artículo de primera necesidad, va a ser necesario crear nuevos conceptos tanto de software como de hardware para que la gente siga comprando. Esto pasa por el diseño de videojuegos más atractivos y más adictivos. En este campo va a jugar un papel primordial durante los próximos años la posibilidad de jugar en red a través de tarjetas de comunicaciones telefónicas en general. Es la misma estrategia que están utilizando los operadores de telefonía móvil para incrementar las ventas: el juego en comunidades. La sensación de tribu.

Todo tiene un precio
Los juegos para ordenador de mano son bastante caros. El precio puede oscilar entre 19 y 30 euros. También es cierto que el mercado está alcanzando poco a poco la madurez, de modo que un jugador no demasiado exigente tendría diversión más que sobrada sólo con las demos gratuitas que se pueden encontrar en Internet. Lo cierto es que algunos de los juegos disponibles son tan adictivos que será fácil caer en la tentación y acabar comprando alguno. Hay juegos de todo tipo y para todos los gustos, capaces de aprovechar al máximo las capacidades de proceso y pantalla de los PDA. Así, no es extraño que nos encontramos con videojuegos que se practican con el ordenador en posición vertical como los populares marcianitos y algunos juegos de plataformas, sin olvidar los populares de cartas, y otros que abandonan la posición tradicional en favor de otra apaisada para asemejarse a la pantalla panorámica de un cine. Tal sería el caso de la versión de bolsillo del Doom. Sorprende lo bien que se mueve en la pantalla este último juego, aunque no hay que olvidar que ya han pasado nueve años desde su lanzamiento al mercado para PC.
La página web donde más software para PDA se puede encontrar es Han dango.com. Se trata de una página en inglés especializada en la calificación y venta de todo tipo de programas para ordenadores de mano. Los programas son bastante sencillos de encontrar. Están clasificados según los sistemas operativos. Hay categorías para Palm OS, Pocket PC, RIM Handhelds, Windows CE, Symbian OS, Linux, o J2ME. También se pueden encontrar los juegos clasificados según el tipo.
Probablemente la categoría más poblada sea la de juegos de tablero. Son traslaciones al terreno informático de los juegos de mesa de toda la vida. Una especie de juegos reunidos Geyper pero en bit. Tres o cuatro en raya, el Monopoly, diversos rompecabezas y palabras cruzadas, el Backgammon, el Scrabble, las palabras escondidas, etc. También hay otros juegos más exóticos como, por ejemplo, el Mahjong. No podía faltar el rey de los juegos de tablero, que es el ajedrez. El precio medio de los juegos en esta sección está entre los 5 y los 15 euros. Los juegos de cartas también tienen abundante representación en esta página. Desde los típicos solitarios de Windows hasta aplicaciones especiales de póker. En esta última disciplina hay dos clases de juegos. Aquellos patrocinados por un famoso como el póker y el bridge de Omar Sharif y, por otro lado, los que están asignados a la actriz pornográfica de turno. Lógicamente, en este apartado se trata sobre todo de jugar al strip poker. Cualquiera que haya probado esta arcana materia habrá podido comprobar lo realmente difícil que es llegar a contemplar las interioridades más secretas de las señoritas. En cualquier caso, para los afortunados que consiguen llegar al final, se venden packs de actualización con nuevas fotos, posturitas y ¿vestuario? Tanto los originales como las ampliaciones con nuevos modelos vienen a costar entre 5 y 10 euros. Pero no todos los juegos llamados de adultos están b

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información