| Artículos | 01 ENE 2000

Israel quiere convertirse en el tercer gran centro mundial de I+D

Tags: Histórico
Están desarrollando interesantes proyectos en el campo de las comunicaciones
María J. Marzal.
Encuadrado en una de las zonas más conflictivas del mundo, y con unos problemas religiosos y políticos inherentes a su propia creación, el estado de Israel destaca sobre sus vecinos países, en su clara vocación por convertirse en la cuna de la alta tecnología en Oriente Medio, sobre todo en el terreno de las comunicaciones. Su vocación es convertirse en el Silicon Valley del Oriente Medio. Informa desde Israel María Jose Marzal
Todos los estamentos públicos se encuentran firmemente comprometidos con el objetivo de crear una industria sólida en TI. Conceptos como "incubators", "starups", son lo que imperan en esta industria. Pero también son conscientes de sus acuciantes necesidades: encontrar inversores que les permitan expansionarse más allá de las reducidas fronteras israelies. Por citar algunos datos, la inversión extranjera en Israel fue en 1994 de 26 millones de dólares, y en 1998 superó los 3.000 millones de dólares; actualmente son más de 100 las compañías israelies las que operan en Nasdaq. Pero también son conscientes de la problemática que les ralentiza sus objetivos: una débil estrategia en el desarrollo de esa nueva industria tecnológica; que está demasiado focalizada en las tareas de I+D y no en proyectos de marketing, y un escaso nivel de personal cualificado. Según los representantes del Israel Export Institute es necesario potenciar el esfuerzo en las áreas de educación en tecnología, así como incrementar “nuestra habilidad para crecer y desarrollar tecnología localmente y exportarla a nivel global”.

Incubators
“Son ideas muy adelantadas desde el punto de vista de la tecnología, un factror muy importante puesto que la industria más destacada es la que está basada en una tecnología sofisticada”, asegura Rina Pridor, Responsable del Programa Incubators. “Llevamos desarrollando este proyecto desde el año 1991, pero nuestro objetivo no es ser una organización gubernamental, sino convertirnos en un espacio abierto a todos; y por supuesto, no queremos que ninguna de esas brillantes ideas desaparezcan sin que se les haya dado una mínima oportunidad, por convertirse en una tecnología de éxito en el mercado”. El proceso que se sigue desde esta entidad es primero analizar el futuro de esa idea, identificar un posible mercado y financiar el proyecto durante un periodo de dos años, “hasta que pasan a convertirse en starups (empresa incipientes), tras lo cual empiezan a devolver la financiación que se les ha dado. De acuerdo con este proceso existe un aspecto fundamental, y es que esas ideas elegidas deben estar basadas en un proyecto de I+D, tienen que suponer el lanzamiento de una nueva tecnología, y por supuesto, debe ser susceptibles de convertirse en un producto cuyo objetivo sea el ser demandado por el mercado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información