| Artículos | 09 MAR 2007

Irregularidades en el tratamiento de los datos en los centros de enseñanza

Tags: Histórico
Encarna González
De acuerdo con los resultados del ?Plan Sectorial de Oficio? de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el tratamiento de los datos personales que se realiza en los centros de enseñanza reglada no universitaria presenta una serie de deficiencias.

Con la mirada puesta en sensibilizar a los centros de enseñanza de la necesidad de cumplir con la normativa de protección de datos personales, la AEPD ha presentado los resultados del ?Plan Sectorial de Oficio?. Entre los principales defectos que se han encontrado destaca la recopilación de datos innecesarios y la carencia de medidas de seguridad de estos datos personales.

Sin embargo, una de las principales deficiencias que acusa la AEPD es el incumplimiento del deber de la información, tal y como exige la Ley de protección a la hora de recabar datos. Según apunta este organismo, la mayoría de los formularios, tanto los oficiales normalizados por las Consejerías de Educación como los del propio centro, con datos personales para las diferentes gestiones, no cumplen con la normativa establecida. Así, los padres de los alumnos no son informados del destino de los datos personales que facilitan y el tratamiento que van a recibir en el centro escolar o entidad correspondiente ni tampoco ante quién pueden ejercitar los derechos en materia de protección de datos.

Asimismo, otra de las faltas que han detectado desde la AEPD es que hay una cantidad de datos excesiva y, en muchas casos, innecesarios. No es el caso de los datos recabados para el proceso de admisión de alumnos pero, para en la matriculación, se han detectado casos en los que se solicita información como certificados médicos o copias de la sentencia judicial de la tutela del hijo en el supuesto de que los padres estén separados. En este punto, la Agencia considera estos datos excesivos e inadecuados, además de no pertinentes para el trámite que se está realizando.

Asimismo, el estudio constata que también existen diferencias en la petición de datos en función del tipo de centro. Así, mientras que en los colegios públicos los datos incluidos en el expediente académico son los adecuados, los de centros privados y concretados son excesivos y no necesarios para esta gestión administrativa y académica, al solicitar informaciones como ingresos económicos de la familia o certificados de empadronamiento.

Sin embargo, desde la AEPD apuntan que todos los centros auditados coinciden en el hecho de que no disponen de una política de cancelación de los datos recogidos durante este período de gestiones, lo que hace que los acaben almacenando por tiempo ilimitado. Cabe puntualizar que algunos centros no disponen de ningún tipo de medida y que, aquellos que sí han implantado alguna, tienen deficiencias para que dichos datos no sean conocidos por personas no autorizadas. En este sentido, es común que los profesionales no utilicen ningún tipo de contraseña para acceder a estos datos y, en otros casos, las contraseñas son compartidas y no personalizadas.

Por otra parte, además de disponer de todos estos datos de índole personal, la Asociación acusa que los centros que han inspeccionado carecen de eficientes medidas de seguridad para proteger toda esta información. Además, y de manera generalizada, el personal que trabaja en los centros de enseñanza no conoce las normas de seguridad que atañen a estos datos y que existe un modelo de documento de seguridad que la Agencia pone a disposición, de forma gratuita a través de su sitio web (www.agpd.es), para todos estos profesionales.

La utilización de datos personales sin consentimiento expreso, como por ejemplo los relacionados con la salud, o el incumplimiento del deber de inscripción de ficheros, son otros dos grandes males que también son necesarios corregir. En este sentido, cerca del 50 por ciento de los colegios inspeccionados por la AEPD no han notificado sus ficheros con datos de carácter personal al Registro General de Protección de Datos, algo obligatorio para las todas las entidades públicas y privadas regladas por la LOPD (Ley Oficial de Protección de Datos).

Ante todas estas deficiencias detectadas, desde la AEPD lanzan la voz de alerta para que los centros de enseñanza, y el sector escolar en general, se ajusten a la normativa de protección y tratamiento de los datos de carácter personal.

Para llegar a estas conclusiones, la AEPD ha inspeccionado 61 centros de enseñanza de todas las comunidades autónomas de los que 28 eran públicos, 16 privados y 17 concertados.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información