| Artículos | 01 FEB 1998

IRC: Charlas en tiempo real dentro de Internet

Tags: Histórico
Microsoft Chat 2.1, Microsoft V-Chat 1.1, mIRC 5.31 y PIRCH 0.92
Jorge Pascual.

Uno de los recursos más apasionantes de Internet es IRC. Poder charlar con otras personas de cualquier parte del mundo en tiempo real rompe con la frialdad de la Web, las noticias o de otros tantos recursos de Internet. Aquí vamos a ver en qué consiste exactamente IRC y cuáles son los clientes más utilizados.

En Internet aparecen cada semana cientos de nuevos recursos destinados a atraer la atención de los millones de cibernautas. Entendemos por recurso de Internet una serie de tecnologías asociadas con un determinado software que proporcionan al usuario información en diferentes formas. No debemos olvidar que todo lo que se mueve por Internet son bytes, y por tanto, información digital. Sin embargo, en función de cómo se traten esos bytes se pueden obtener mensajes de texto, sonidos, imágenes, etc.

No hace mucho tiempo se han puesto de moda las videoconferencias, y hace ya unos años fue la Web quien tomó el predominio absoluto de la red. Sin embargo, existen recursos mucho más antiguos que nacieron de forma paralela a Internet y que actualmente se siguen utilizando masivamente. Tal es el caso del correo electrónico o las noticias, que aún hoy tienen un protagonismo muy importante dentro de la Red, pero IRC es otro de esos viejos rokeros que nunca muere.

¿Qué es IRC?

Internet Relay Chat es un lugar ubicado dentro de Internet donde asisten miles de usuarios de la Red en busca de compañeros para poder hablar. Evidentemente ésta es una descripción metafórica. Técnicamente IRC es un sistema basado en arquitectura cliente/servidor. El servidor es un ordenador continuamente conectado a Internet dentro del cual existe un software denominado Servidor IRC, encargado de administrar toda la gestión de este recurso. Cada usuario de Internet que quiera utilizar IRC necesita un programa cliente que le permita conectar con el servidor. Varios servidores se encuentran interconectados entre sí, formando una unidad transparente para los clientes. Así, si un usuario se conecta a un determinado servidor en España y otro usuario del otro lado del Atlántico se conecta a un servidor americano, si además ambos servidores se encuentran unidos, entonces ambos usuarios podrán ponerse en contacto. Esto da lugar a las redes IRC. En la actualidad existen varias decenas de ellas, pero las más importantes son Undernet, EFnet y Dalnet.

A diferencia de otros recursos de Internet como la Web, el correo electrónico o las noticias, IRC permite el intercambio de información en tiempo real. Todo lo que se escribe llega a su destinatario de forma inmediata, permitiendo así al destinatario elaborar una respuesta y hacérnosla llegar también al instante. En ocasiones la forma inmediata a la que aludimos no es tan inmediata, transcurriendo unos milisegundos en el mejor de los casos o unos cuantos minutos en el peor de los casos. Una palabra que deberá recordar cuando utilice IRC es LAG. LAG hace referencia al tiempo que transcurre desde que enviamos el mensaje hasta que éste es recibido por el destinatario.

¿Cómo funciona IRC?

Como ya hemos dicho, IRC es un sistema cliente/servidor. Los clientes, que son todos los usuarios de Internet que quieran utilizar IRC, se conectan al servidor para entrar a una especie de gran hotel. Dentro de ese gran hotel existen cientos de salas de reuniones, dentro de las cuales se suelen encontrar muchas personas. Esto es una forma de organizar IRC, ya que si una vez que entrásemos en el gran hotel todos estuviéramos en la misma sala, el orden brillaría por su ausencia. Todo lo que se habla dentro de una sala es escuchado por todos los asistentes a la misma y, normalmente, dentro de cada sala de reuniones se habla de un tema diferente. Por ejemplo, existen salas en las que se habla de España y su cultura. Otras hablan sobre la programación en Windows y otras se dedican a analizar los problemas de las personas mayores de 50 años. Para que los nuevos usuarios sepan de qué se habla en cada sala normalmente se asigna a cada una de ellas una pequeña descripción de los temas que se tratan. Como puede apreciar, la variedad de temas tratados es muy amplia y, pese a que en la mayoría de salas se habla en inglés, existen muchas donde el castellano es el idioma oficial.

Dentro de una misma sala existen básicamente dos tipos de usuarios. Por un lado se encuentran los operadores de canal (En la jerga de IRC se denomina canal a cada una de las salas que aludíamos anteriormente), mientras que el resto son los usuarios normales. Los usuarios normales pueden lanzar mensajes públicos, privados, obtener información de otros usuarios, etc. Los operadores de canal poseen las mismas capacidades que los usuarios normales, pero además, son los que tienen plenas facultades sobre el canal. Así, un operador puede expulsar a cualquier otro usuario, o bien expulsarle y no dejarle volver a entrar. También puede fijar el título del canal y alguna que otra operación más. A diferencia de la vida real, en IRC podemos estar conectados a varios canales de forma simultánea y mantener múltiples conversaciones privadas con otros usuarios.

Conexión a IRC

Lo primero que tenemos que hacer para conectar a IRC es instalar un cliente de IRC. En este mismo artículo describimos los cuatro más comunes, y cualquiera de ellos le podrá ser de utilidad. Además, todos ellos o son gratuitos o son shareware. Una vez que tenemos un cliente, el primer paso será seleccionar la red a la que nos queremos conectar. Tal y como hemos citado al comienzo de este artículo, existen varias redes de IRC dentro de Internet. Dentro de la red elegida el siguiente paso será seleccionar el servidor. Como ya sabemos, una vez seleccionada una red, sea cual sea el servidor elegido nos pondrá en contacto con el resto de usuarios de la red. Así, un buen criterio para seleccionar un servidor es aquel que más rápido sea, es decir, el que menos LAG posea. Para poder conectar con un servidor tendremos que identificarnos. Dentro de IRC el anonimato es una de las mayores virtudes. Cada usuario de IRC es identificado mediante un alias de un máximo de nueve caracteres. Aunque pudieran parecer pocos los alias que se pueden formar con nueve caracteres, pruebe a elevar 128 a la novena potencia y verá que el número de combinaciones sobrepasa con creces la población total de la tierra. El alias elegido lo podemos cambiar en cualquier momento sin mas que utilizar uno de los comandos IRC, aunque también lo podemos registrar en una base de datos para que ese alias no nos lo pueda usurpar nadie. Una vez conectados al servidor y con un alias, ya podemos entrar en cualquier canal. Normalmente los nombres de los canales comienzan con el símbolo #, aunque esto está desapareciendo en según qué redes. Para entrar en un canal son muy útiles dos de los comandos de IRC: /LIST y /JOIN. Tecleando /LIST se nos mostrará una lista de todos los canales existentes en la red, así como otros datos auxiliares, como una pequeña descripción de los mismos y el número de usuarios que actualmente se encuentran dentro. El comando /JOIN nos permite entrar en el canal elegido. Por ejemplo, /JOIN #España nos introducirá en el canal #España.

Son cientos los canales que existen creados y operativos constantemente, pero también podemos crear nosotros nuestros propios canales. El comando /JOIN #nombre_canal, busca entre todos los canales de IRC para ver si el canal introducido ya existe. Si es así, nos introduce en él como un usuario normal, pero si no existe, lo crea y nos introduce en él como usuario operador (que por otro lado será el único usuario del mismo a la hora de crearlo, aunque después puedan entrar cuantas personas lo deseen).

Los clientes

El cliente es el programa que utilizaremos para conectarnos a IRC. En la actualidad podemos distinguir dos tipos de clientes: los clásicos y los visuales. Los clientes clásicos ponen a nue

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información