| Artículos | 01 MAR 2010

IPv6 el futuro ya está aquí

Tags: Histórico
Ariadna González.
El límite en el número de direcciones de red admisibles en IPv4 está empezando a restringir el crecimiento de Internet y su uso, especialmente en China, India, y otros países asiáticos densamente poblados. Por ésta y otras razones, como la seguridad y los nuevos servicios 2.0, es necesaria la evolución de la red, que necesita nuevas características, de ahí que la versión actual (IPv4) en poco tiempo será reemplazada por IPv6.

La nueva versión mejorará el servicio global y podrá ofrecer a todos aquellos dispositivos que lo necesiten una dirección IP permanente. A día de hoy se calcula que sólo queda un 10 por ciento de las direcciones que ofrece IPv4 libres. IPv4 posibilita 4.294.967.296 (232) direcciones de red diferentes, un número inadecuado para dar una dirección a cada persona del planeta, y mucho menos a cada vehículo, teléfono, PDA y un sinfín de elementos más. En cambio, IPv6 admite 340 sextillones de direcciones lo que equivale a 670.000 billones de direcciones por milímetro cuadrado de la superficie de La Tierra.
Este hecho es tan importante que el gobierno de los Estados Unidos ordenó el despliegue de IPv6 por todas sus agencias federales para el año 2008.

¿Qué es IPv6?
Pero ¿qué es IPv6? La teoría dice que IPv6 es la abreviatura de “Internet Protocol Version 6”, esto es, un protocolo diseñado por la IETF (Internet Engineering Task Force) para reemplazar la actual versión que ya tiene más de 20 años en el mercado, pero que aunque ha sido resistente a pesar de su edad, está empezando a tener problemas.
La nueva versión corrige una serie de problemas de IPv4, como el número limitado de direcciones IP disponibles y añade muchas mejoras en áreas tales como el enrutamiento y la configuración automática de red. IPv6 se espera que reemplace gradualmente de IPv4, con la coexistencia de los dos por un número de años durante un período de transición.
Actualmente ya existen muchas aplicaciones comunes de Internet para trabajar con IPv6, y varias empresas están trabajando en ello.
Es el caso del Task Force Español, que se constituye como un grupo de trabajo, al modo del IPv6 Task Force Europeo, y otros grupos similares, con el objetivo básico de estudiar las perspectivas de la tecnología del nuevo protocolo y las acciones a tomar para que la implantación de la misma responda a las necesidades del mercado español, aunque han tenido poca actividad en los últimos años.
El reducido espacio de direcciones de IPv4, junto al hecho de falta de coordinación para su asignación durante la década de los 80, sin ningún tipo de optimización, dejó, incluso, espacios de direcciones discontinuos que actualmente generan dificultades no previstas en aquel momento.
Otros de los problemas de IPv4 es la gran dimensión de las tablas de ruteo en el backbone de Internet, que lo hace ineficaz y perjudica los tiempos de respuesta.
Redes sociales como Facebook, Hi5, Tuenti, Twitter son sólo una muestra popular y masiva de la importancia de pasar de IPv4 a IPv6. Además, fenómenos crecientes como los blogs o la colaboración en línea representan claros ejemplos de lo que es capaz de ofrecer la nueva versión de Internet, que, dicho sea de paso, ya lleva bastante tiempo desarrollándose.
Para esta nueva versión se han pensado muchos servicios y aún quedan más por imaginar.
Debido a la multitud de nuevas aplicaciones en las que IPv4 es utilizado, ha sido necesario agregar nuevas funcionalidades al protocolo básico, aspectos que no fueron contemplados en el análisis inicial de IPv4, lo que genera complicaciones en su escalabilidad para nuevos requerimientos y en el uso simultáneo de dos o más de dichas funcionalidades. Entre las más conocidas se pueden mencionar medidas para permitir la Calidad de Servicio (QoS), Seguridad (IPsec) y movilidad.

Mejora global del servicio
El nuevo estándar mejorará el servicio globalmente. Por ejemplo, proporcionará a futuras celdas telefónicas y dispositivos móviles con sus direcciones propias y permanentes.
La necesidad de adoptar el nuevo protocolo debido a la falta de direcciones ha sido parcialmente aliviada por el uso de la técnica NAT. Pero NAT rompe con la idea originaria de Internet donde todos pueden conectarse con todos y hace difícil o imposible el uso de algunas aplicaciones P2P, de Voz sobre IP y de juegos multiusuario. Un posible factor que influye a favor de la adopción del nuevo protocolo podría ser la capacidad de ofrecer nuevos servicios, tales como movilidad y privacidad, entre otras cosas.
Las direcciones son de 128 bits e identifican interfaces individuales o conjuntos de interfaces y se clasifican en tres tipos:

- Unicast identifican a una sola interfaz. Un paquete enviado a una dirección unicast es entregado sólo a la interfaz identificada con dicha dirección.

- Anycast identifican a un conjunto de interfaces. Un paquete enviado a una dirección anycast, será entregado a alguna de las interfaces identificadas con la dirección del conjunto al cual pertenece esa dirección anycast.

- Multicast identifican un grupo de interfaces. Cuando un paquete es enviado a una dirección multicast es entregado a todos las interfaces del grupo identificadas con esa dirección. En el IPv6 no existen direcciones broadcast, su funcionalidad ha sido  mejorada por las direcciones multicast.

Direcciones en IPv6
Existen diversas formas de representar las direcciones IPv6 como strings de texto.
x:x:x:x:x:x:x:x donde cada x es el valor hexadecimal de 16 bits, de cada uno de los 8 campos que definen la dirección. No es necesario escribir los ceros a la izquierda de cada campo, pero al menos debe existir un número en cada campo. Como será común utilizar esquemas de direccionamiento con largas cadenas de bits en cero, existe la posibilidad de usar sintácticamente :: para representarlos. El uso de :: indica uno o más grupos de 16 bits de ceros. Dicho símbolo podrá aparecer una sola vez en cada dirección.
Para escenarios con nodos IPv4 e IPv6 es posible utilizar la sintaxis x:x:x:x:x:x:d.d.d.d, donde x representan valores hexadecimales de las seis partes más significativas (de 16 bits cada una) que componen la dirección y las d, son valores decimales de los 4 partes menos significativas (de 8 bits cada una), de la representación estándar del formato de direcciones IPv4.
Los prefijos de identificadores de subredes, routers y rangos de direcciones IPv6 son expresados de la misma forma que en la notación CIDR utilizada en IPv4.
El almacenamiento actual de direcciones de Internet en el Domain Name System (DNS) de IPv4 no se puede extender fácilmente para que soporte direcciones IPv6 de 128 bits, ya que las aplicaciones asumen que a las consultas de direcciones se retornan solamente direcciones IPv4 de 32 bits.
Para poder almacenar las direcciones IPv6 se definieron las siguientes:
- Un nuevo tipo de registro, el registro AAAA. Se usa para almacenar direcciones IPv6, porque las extensiones están diseñadas para ser compatibles con implementaciones de DNS existentes.
- Un nuevo dominio para soportar búsquedas basadas en direcciones IPv6. Este dominio es IP6.ARPA.
- Redefinición de las consultas existentes, que localizan direcciones IPv4, para que puedan también procesar direcciones IPv6.
Los cambios son diseñados para ser compatibles con el software exis

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información