| Artículos | 01 MAY 2011

iPad 2

Tags: Histórico
Evolución y revolución...
Javier Rodríguez.
Un año después de que Apple anunciase el dispositivo encargado de definir una nueva categoría de producto, el fabricante ha vuelto a repetir la fórmula que mantiene a su más directa competencia prácticamente aun en los puestos de salida.

Y es que el nuevo iPad 2 es mucho más que un simple rediseño de producto en el que se ha aligerado su peso unos escasos 100 gramos y con un grosor reducido en un tercio cuando lo comparamos con el iPad original.
En su interior late un nuevo corazón que, manteniendo la misma velocidad de 1 GHz, ahora ofrece las ventajas del multiproceso proporcionada por los dos núcleos del procesador A5 que sustituye al anterior A4. Incluso más importante que la velocidad del A5, una de las principales ventajas del iPad 2 es que tanto las antiguas como las nuevas aplicaciones que hayan sido diseñadas específicamente para sacar el máximo provecho del dispositivo se beneficiarán de un chip gráfico que ofrece no sólo un rendimiento hasta nueve veces superior, sino que también aporta mayor calidad en la generación de los polígonos (adiós escalados y dentados), texturas y efectos de luz, entre otras consideraciones. Y lo cierto es que también se nota.
El iPad 2 proporciona igualmente el doble de memoria, abriendo así las puertas al manejo de documentos más complejos por parte de las aplicaciones que encontraban hasta ahora en este aspecto una importante limitación.
El iPad 2 incorpora la capacidad de grabar vídeo y tomar fotografías, y realizar videoconferencias mediante la aplicación FaceTime y que precisa de una conexión Wi-Fi activa en todo momento. Para ello incorpora una cámara posterior capaz de grabar vídeo HD 720p y otra frontal con una resolución de 640 x 480 píxeles (VGA).
Otro elemento que se suma a la lista de capacidades del iPad 2 es el giroscopio de tres ejes, que se une así al acelerómetro incorporado para detectar también los movimientos laterales sobre el eje vertical.
El resto de características técnicas del producto se mantienen sin ningún cambio sobre la primera generación del iPad, lo que significa que continuaremos teniendo el mismo problema por el que la lectura de documentos, navegación web y la reproducción de vídeos, pases de diapositivas y cualquier otra actividad se veía bastante dificultaba en aquellas situaciones en las que la iluminación del sol incidía directamente sobre la pantalla.

Una nueva figura
El menor peso y el tener una parte posterior menos abombada hacen más cómoda la sujeción del dispositivo. Ofreciendo las mismas medidas de altura y ancho sobre el diseño original (24,12 x 18,57 cm, respectivamente), Apple ha logrado reducir su grosor hasta los 0,88 cm de fondo empleando ahora unos contornos redondeados.

Controles
Se mantienen tanto en número como en las funciones que podremos realizar. En el costado derecho encontramos el interruptor de plástico encargado de enmudecer el audio o bien activar el bloqueo de giro de la pantalla (en función de cómo lo configuremos en los ajustes por software), así como los botones encargados de regular al volumen de audio. La toma de auriculares mantiene su posición en la esquina superior izquierda y formato para la conexión de auriculares minijack estéreo (no incluidos, compatible con conectores de cuatro anillos); de modo que cuando ahora conectamos unos auriculares parte del conector permanece visible desde la parte posterior si bien no representa ningún problema de funcionalidad y es una cuestión simplemente estética.

Micrófono.
El micrófono incorporado pasa a encontrarse justo en el centro del canto superior. Dicho cambio ha motivado que algunos usuarios indiquen problemas de interferencias en la grabación de sonido en aquellos modelos 3G + Wi-Fi donde la banda de plástico dirigida a mejora la recepción también ocupa la posición central, si bien durante nuestras pruebas del producto no hemos advertido este tipo de problema en ningún momento.

Sonido
Desde el punto de vista del diseño, para la salida del altavoz incorporado ahora se utiliza una mayor superficie microperforada sobre el aluminio de la cara posterior, si bien a efectos prácticos se mantiene un buen nivel máximo del volumen incluso cuando tenemos el iPad 2 apoyado sobre una superficie.
En nuestras pruebas hemos advertido que el iPad 2 pierde un decibelio de presión sonora (93 de máxima, en comparación con los 94 dB que hemos obtenido con el iPad original), si bien gana en calidad de sonido, con menos distorsión al máximo volumen y la capacidad de distinguir los diferentes instrumentos o efectos con mayor claridad.

Rendimiento.
El iPad 2 vuela, así de simple. Y eso es algo que se advierte en las aplicaciones más exigentes y en cualquier operación que lleves a cabo, sobre todo si lo comparas con la primera versión del tablet.
Por ejemplo, esto es lo que ocurre ya no sólo en la cantidad de tiempo invertida para abrir las aplicaciones entre uno y otro dispositivo (incluso en aquellos casos en los que se mantenga al iPad original con el iOS 4.2), sino también al utilizar las propias aplicaciones en operaciones como acceso a las diferentes opciones, navegación por la interfaz, apertura de documentos; o incluso cuando se trata de cargar páginas web.
Más allá de las pruebas subjetivas, al realizar nuestras pruebas objetivas de rendimiento obtuvimos una diferencia de 180 segundos (¡tres minutos completos!) a favor del nuevo iPad 2 en comparación con un iPad de primera generación con características similares (32 GB en vez de los 64 GB del iPad 2, y en ambos casos con conexión Wi-Fi + 3G.

Cámaras
Cualquiera de las dos cámaras que utilices en el iPad 2 no son desde luego la opción más recomendable para sacar fotografías con buena calidad. La cámara posterior, de mayor resolución, permite capturar imágenes de 960 x 720 píxeles si bien el mayor problema es que incluso cuando se cuenta con una iluminación excelente las fotografías muestran el efecto de la compresión y un nivel de ruido considerable, que también resulta visible durante la previsualización en la pantalla del iPad.
Afortunadamente en la grabación del vídeo no ocurre lo mismo y en ese caso las películas resultantes que obtenemos muestran una calidad bastante notable, incluso cuando grabamos en interiores y con iluminación artificial; y si posteriormente aprovechamos la capacidad de salida de vídeo (utilizando para ello el adaptador HDMI) entonces también comprobamos que la calidad se mantiene al reproducir el vídeo sobre televisores HD de 23 pulgadas o incluso mayor tamaño.

Salida de vídeo
Precisamente la salida de vídeo de serie es una de las cualidades que sobresale en el iPad 2, y es que ahora, una vez que hayas conectado el Adaptador HDMI al Dock del iPad 2 y el otro extremo a un televisor HD (o cualquier otro dispositivo compatible) tendrás la máxima calidad de sonido digital así como la imagen de la pantalla de tu iPad en modo espejo. Luego ya dependerá de las opciones de tu televisor para que este pueda adaptar la imagen enviada desde el iPad para que ocupe toda la superficie disponible en la pantalla, capacidad que por ejemplo no está disponible en los modelos más antiguos. Lo cierto es que en los casos en los que sí es posible hacerlo (la mayoría), la experiencia es sobresaliente.
Sin embargo, en el caso de las aplicacione

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información